DESDE EL PARQUET

IAG con un margen alcista del 40%

Pese a sus buenas ex­pec­ta­tivas tu­rís­ticas que se ba­rajan para el ejer­cicio en curso y a que nu­me­rosos ex­pertos cal­culan el precio ob­je­tivo de las ac­ciones de IAG en el en­torno de los 10 eu­ros, éstas operan li­ge­ra­mente por en­cima de la ba­rrera de 7 eu­ros, con un re­tro­ceso acu­mu­lado desde di­ciembre de casi un 14%.

Una evolución que, a la vista de los fundamentales de la compañía, carece de toda lógica, pero que el valor no logra superar, pues ciertos sectores del mercado mantienen serias dudas sobre los impactos que podrían generar en sus cuentas los atentados terroristas, la subida del precio del crudo, un hipotético ‘Brexit’, etc. Factores, a los que otros inversores suman las previsiones de desaceleración económica global.

No obstante, los temores a una ralentización global actualmente no se ven, al menos, en el mercado doméstico dada la creciente evolución que registra la demanda de plazas hoteleras y la de transportes de pasajeros, en general, al tiempo que el fuerte tráfico que registran las carreteras en los fines de semana y otros periodos vacacionales ponen de relieve una mayor actividad general. Unos indicadores que permiten augurar que los resultados de IAG en los próximos trimestres crecerán con fuerza, reforzados por el incremento de tráfico que aportará Aer Lingus, así como nuevos incrementos en las restantes aerolíneas del holding.

Además, considerar que la afirmación de que el repunte del crudo pueda impactar negativamente en las cuentas es un tanto absurda, teniendo en cuanta, por ejemplo, que los precios actuales del barril de ‘Brent’, pese a los repuntes registrados, operan casi un 27% por debajo que hace un año. El barril de Brent se pagaba ayer -27 de abril- en cotas próximas a 46 dólares, cuando hace 12 meses operaba en el entorno de 63 dólares. Por otra parte, todas las compañías tienen suscritos contratos de cobertura, con lo que en el peor de los escenarios posibles tendría asegurado un importante ahorro en el coste del combustible.

Los precios objetivo, que calculan los expertos, otorgan al valor un potencial de revalorización de algo más del 40%. Y un dato significativo son las apuestas que realizan diversos inversores institucionales, que han incrementado sus posiciones a lo largo de los últimos meses, como son los caos de Qatar Airways y Lansdowne Partners; la participación de Qatar superó en marzo la barrera del 10% y la de Lansdowne que, a finales de 2015 era de un 4,32%, se ha situado hace poco más de un mes en un 6,01%.

La impresión de algunos inversores es que las cuentas del primer trimestre de 2016, que se publicarán el 29 de abril, van a registrar fuertes incrementos, que podrían servir de catalizador para relanzar la cotización en semanas venideras.

De hecho, en la presentación de las cuentas del pasado ejercicio, los directivos del grupo estimaron que en 2016 se registraría un crecimiento del beneficio operativo similar al experimentado en 2015, anticipando que la marcha de los ingresos en el primer trimestre evolucionaba en términos similares a los del cuarto trimestre de 2015.

Artículos relacionados