EMPRESAS

Carlos Slim lanza una OPA sobre FCC y otra de exclusión sobre Cementos Portland

Esther Koplowitz man­tendrá si par­ti­ci­pa­ción del 22,4% eh la cons­truc­tora

FCC
FCC

Carlos Slim lan­zará una OPA obli­ga­toria sobre el 100% del ca­pital so­cial de FCC toda vez que ha ele­vado su par­ti­ci­pa­ción de primer ac­cio­nista del grupo por en­cima de la cota del 30% y cuenta con el 36,595% de los de­re­chos de voto en la com­pañía de la que Esther Koplowitz es se­gunda ac­cio­nista. A su vez, com­ple­tará otra OPA de ex­clu­sión sobre Cementos Portland. Realizada a un precio de 7,60% su­pone va­lorar FCC en unos 2.880 mi­llones de eu­ros.

El empresario mexicano, a través de su firma Control Empresarial de Capitales, ofrecerá 7,60 euros por cada acción de la constructora, precio que arroja una prima del 15,3% respecto a la actual cotización de la compañía (6,59 euros).

Se da por supuesto que Esther Koplowitz no acuda a la OPA con el 22,4% que tiene en el grupo, toda vez que la empresaria ha pedido un préstamo a Carlos Slim para poder tomar las acciones que le han correspondido en la reciente ampliación de capital y evitar así diluir su participación, según apuntaron a Europa Press en fuentes del sector.

De esta forma, la OPA de Slim se dirigirá de forma efectiva a alrededor del 48% del capital de FCC y supondrá al empresario mexicano un importe máximo de 1.380 millones de euros.

Además de Carlos Slim y Esther Koplowitz, en el accionariado de FCC está también presente Bill Gates, con una participación, previa a la ampliación, del 5,7%.

Precisamente, es la financiación que Slim ha proporcionado a Koplowitz para que acudiera a la ampliación que FCC acaba de cerrar lo que ha provocado que el empresario haya sobrepasado la cota del 30% que, según la ley, obliga a formular una OPA por el 100% de una empresa. OPA por financiar a Koplowitz

En concreto, en virtud de la ampliación, el empresario ha elevado la participación del 27,4% que tenía en la empresa hasta el 29,558%, porcentaje que no le sitúa en la obligación de 'opar'.

No obstante, tras la operación, a Slim se le atribuyen de forma indirecta derechos de voto equivalentes a otro 7,036% de la compañía, los correspondientes a los títulos que Koplowitz ha tomado con el préstamo del mexicano.

La suma de ambos porcentajes supone que el magnate controla el 36,595% de los derechos de voto de FCC, lo que además de garantizarse su control, supera con creces la cota que obliga a lanzar la OPA, según los datos remitidos por Slim a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según la ley, el precio propuesto por el empresario en su oferta se ha fijado teniendo en cuenta el precio medio al que ha comprado títulos de la compañía en los últimos doce meses. OPA al año de desembarcar en el grupo

Slim se hace con el control efectivo de FCC y lanza su OPA algo más de un año después de que a finales de 2014 entrara en el capital social de la compañía, también a través de una ampliación de capital.

La ampliación que la constructora tuvo que realizar entonces y la acaba de cerrar ahora para reducir su deuda y recapitalizar al grupo son las que han llevado al empresario mexicano a tomar el control de FCC, empresa fundada por el padre de Esther Koplowitz.

La compañía se ha visto obligada a realizar estas ampliaciones para garantizar su viabilidad futura, en el marco del proceso de reestructuración y saneamiento que lleva a cabo desde comienzos de 2013, que tiene como fin último volver a beneficios, recuperar la rentabilidad y, en última instancia, retomar el pago de dividendos. OPA de exclusión en Cementos Portland

Carlos Slim, accionista de control de FCC, propondrá al grupo lanzar una oferta pública de exclusión sobre Cementos Portland, para excluir a esta filial cementera del grupo de cotización en Bolsa.

El empresario mexicano pretende ofrecer 6 euros por cada acción de Portland que aún cotiza en Bolsa, un precio que arroja una prima del 12,15% sobre su actual precio de cotización, según detalló a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). ERE para 750 trabajadores

La OPA ha llegado el mismo día que FCC ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 750 trabajadores de su división de construcción en España, lo que supone el 15,6% de la plantilla de esta división de la compañía en el mercado doméstico, según informaron a Europa Press en fuentes del grupo.

La compañía atribuye este ajuste al continuo descenso que el negocio de construcción de infraestructuras viene registrando en España, una caída que no puede compensarse en su totalidad con la mayor actividad internacional.

Artículos relacionados