DESDE EL PARQUET

Airbus: sin fuerza, pese a las previsiones

Las ex­pec­ta­tivas de Airbus para 2016 son op­ti­mistas y no re­flejan sín­tomas del fre­nazo que se es­tima ex­pe­ri­mente el cre­ci­miento eco­nó­mico glo­bal. Buena prueba de la fa­vo­rable marcha de sus ne­go­cios la pro­por­ciona el hecho de que en 2015 sus en­tre­gas, 635 avio­nes, es­ta­ble­cieran un nuevo ré­cord.

Al mismo tiempo, la compañía obtuvo pedidos por de 1.080 aeronaves, cifrándose al cierre del pasado diciembre su cartera de pedidos en 6.831 aviones, con un valor de catálogo de 1,006 billones de euros, frente a 858.000 millones de euros un año atrás.

En 2015, el beneficio por acción del grupo se cifró en 3,43 euros, con un incremento interanual del 15% y sus gestores solicitarán a la junta general autorización para pagar, con cargo al beneficio del pasado año, un dividendo de 1,30 euros brutos. Esta retribución supondrá un incremento del 8,6% respecto al repartido un año antes. Para 2016, la estimación que barajan algunos inversores es que el dividendo se incremente, al menos, en otro 8% hasta 1,40 euros. La compañía prevé entregar más de 650 aparatos y siga creciente la cartera de pedidos

Unas expectativas que no termina de reflejar la cotización del valor, que cerró la sesión del martes, 15 de marzo, en 60,20 euros, con un castigo acumulado desde diciembre del 3,6%. Un sector del mercado considera que el aviso que realizó Boeing a finales del pasado enero, cuando señaló que el actual contexto económico podría provocar una caída en las entregas de aviones, está pesando también sobre el fabricante europeo. No obstante, medios próximos a Airbus confían en que el despegue de la economía india compense la desaceleración de otros emergentes.

En las previsiones que barajan los responsables de Airbus calculan que cada 15 años se duplican las cifras de tráfico de pasajeros, una estimación que deja entrever que la demanda de aviones registrará un crecimiento sostenido en los próximos años. En esta línea, estiman que hasta 2030 el crecimiento del tráfico discurrirá a un ritmo medio anual del orden del 4,6%.

Tras conocer los resultados del fabricante europeo de aviones, en 2015, los expertos de JP Morgan redujeron su precio objetivo desde 74 euros hasta 71,50 euros.

Artículos relacionados