LA SEMANA BURSÁTIL

El fondo del ajuste y el sector financiero

Hay fac­tores que per­miten con­tem­plar con op­ti­mismo la evo­lu­ción de la renta va­riable a medio plazo. Los te­mores re­ce­sivos pierden fuerza, mien­tras se asienta la idea de que la re­cu­pe­ra­ción dis­cu­rrirá a menor ritmo del pre­visto.

No obstante, es a corto plazo cuando el panorama ofrece mayores dudas, ya que la última fase de rebote debería ser tomada con cautela, pues, a la vista de la situación del sector financiero y del pesimismo mostrado por la OCDE rebajando previsiones, parece complicado que constituya el inicio de una fase alcista de cierta importancia.

Los temores sobre los bancos se han agravado tras conocerse que en un informe del BCE, que no cita nombres, se afirma que cinco entidades de la Eurozona no cumplen los requisitos mínimos de capital. Además, la rebaja de la perspectiva de la deuda española que anunció Moody’s el viernes, tras cerrar las bolsas, sorprendió a un amplio sector del mercado, que preveía que mantendría su visión positiva, lo que podría traducirse en papel.

Hay que tener en cuenta que buena parte del rebote, que han experimentado los mercados de valores, fue generado por el que registraron los crudos del petróleo ante la expectativa de que los países exportadores llegasen a un acuerdo para reducir la producción. En esta dinámica, después de que los precios del petróleo acumulasen fuertes revalorizaciones, en las últimas jornadas de la pasada semana, retrocedieron con decisión, tras conocerse unos abultados volúmenes de inventarios de crudo.

Por otra parte, el mensaje conciliador que transmitieron las actas de la última reunión de la Fed contribuyó a relanzar los precios en los mercados, pues, aunque reconoce que aumentan las incertidumbres sobre la evolución económica, señala también que la apreciación del dólar y la caída de las materias primas podrían retrasar el avance de la inflación hasta el objetivo (2%), unas consideraciones que podrían obligar a la autoridad monetaria a replantearse el ritmo de subida de tipos.

No obstante, los temores relativos a nuevas subidas de tipos resurgieron el pasado viernes en Wall Street, tras conocerse los datos de la inflación de enero en EEUU, en los que se constató que la subida de la tasa subyacente fue del 0,3%, frente al 0,2% previsto y al 0,2% de diciembre, lo que constituye el mayor avance desde 2011, una evolución que refleja que, aunque los precios se mantienen bastante estables, las presiones inflacionistas de fondo evolucionan ligeramente al alza, lo que antes o después obligará a la Fed a actuar, seguramente, en junio, pues lo cierto es que en los últimos días los temores a un recesión en China se están desinflando.

La situación actual del Ibex 35 es complicada, ya que si no logra vencer sus resistencias más inmediatas (8.200 y 8.500 puntos), en el mejor de los casos, podría adentrarse en una fase lateral a la espera de la próxima reunión del BCE (10 de marzo). En el caso de que, en días venideros, el índice no respete la zona en la que se abrió el último hueco alcista, no habría que descartar que volviera a tantear el último mínimo, e incluso que estableciera uno nuevo. Claro que, si venciera la resistencia de los 8.500 puntos -en cuyas puertas se dio la vuelta la pasada semana-, tendría asegurado un despegue hasta la zona de 8.900, pues también hay que considerar que, entre el mínimo del pasado día 11 (7.746,3) y el techo del rebote (8.479,60) del pasado 18 de febrero, hay un 8,70%; un porcentaje considerable, máxime en la situación actual, como para justificar que muchos inversores optaran por hacer caja en el cierre de la pasada semana.

Un factor que puede jugar a favor de los mercados son las concesiones que ha otorgado Bruselas al Reino Unido, para evitar su salida de la UE, que -al margen de otras consideraciones- permitirán a Cameron hacer campaña a favor de la permanencia en el referéndum de junio.

Entre los abundantes datos macroeconómicos previstos para estas jornadas, destacan:

El lunes, en la Unión Europea, se publicarán los PMIs manufactureros y de servicios en febrero de la Eurozona, Alemania y Francia. En EEUU, a su vez, se conocerá el PMI manufacturero de febrero.

El martes, en la UE, se dan a conocer el PIB del cuarto trimestre en Alemania y el índice IFO de clima empresarial de febrero en Alemania. Por su parte, en EEUU, se conocerá el índice de precios inmobiliarios S&P/Case-Shiller de diciembre, la confianza del consumidor de febrero que elabora Conference Board y las ventas de viviendas de segunda mano en enero.

El miércoles, en la Unión Europea, se publicará la confianza del consumidor de febrero en Francia, mientras que, en EEUU, se dan a conocer el PMI de servicios de febrero y las ventas de viviendas nuevas en enero.

El jueves, en la UE, se darán a conocer el IPC armonizado de Alemania en enero, la confianza del consumidor (GFK) de Alemania en marzo, el PIB de España en el 4º trimestre, la confianza del consumidor de Italia en febrero, la masa monetaria (M3) de la Eurozona en enero, el PIB de Reino Unido en 4º trimestre y el IPC armonizado de la Eurozona en enero. A su vez, en Estados Unidos, se publicarán los pedidos de bienes duraderos de enero y las peticiones de subsidios de desempleo de la pasada semana.

Finalmente el viernes, en Japón, se hará público el IPC de enero. En la UE, se conocerán la confianza del consumidor de Reino Unido en febrero, el IPC armonizado de Francia en febrero, el PIB de Francia en el 4º trimestre, el IPC armonizado de España en febrero, el sentimiento económico de la Eurozona en febrero, el clima empresarial de febrero de la Eurozona, la confianza del consumidor de la Eurozona en febrero y el IPC armonizado de Alemania en febrero. Por su parte, en Estados Unidos, se publicarán el PIB del 4º trimestre, los ingresos y gastos personales de enero, el índice de precios PCE de enero.

##Resultados empresariales:

Entre las empresas que presentarán sus cuentas en la Unión Europea destacan, el lunes: Abengoa y HSBC; el martes: Aena, Danone, Endesa, Swis RE y Thales; el miércoles: Airbus, Bouyges, DIA, EDP Renovaves, Iberdrola, Peugeot, Prymian y Tenaris; el jueves: AXA, Bayer, BAT, Deutsche Telekom, Ferrovial, Gamesa, Lloyds, OHL, Repsol y Red Eléctrica Corporación; el viernes: Acciona, ACS, Amadeus, BASF, BME, IAG, RBS y Telefónica.

Por su parte, en EEUU, entre las que darán a conocer sus resultados figuran, el lunes: American Express y Mastercard; el martes: ConocoPhillips, Home Depot, Johnson & Johnson y Macy’s; el miércoles: HP, Target y Verizon; Jueves: Heinz, Best Buy, Gap y Limited Brands.

Artículos relacionados