Monitores

Existen “enormes des­equi­li­brios” en la eco­nomía es­pañola, sobre todo a ni­veles de des­em­pleo y deuda ex­terna

Europa mira con recelo a España

Serán ne­ce­sa­rios más ajustes en el te­rreno fis­cal, en par­ti­cular por el gran ta­maño de la deuda es­pañola

FX Pro Trade Foster
FX Pro Trade Foster

No tardó mucho en lle­gar. Poco más de un mes des­pués de las elec­ciones del pa­sado 20 de di­ciembre que han sem­brado la in­cer­ti­dumbre en el pa­no­rama po­lí­tico es­pañol, el es­ta­blish­ment eu­ropeo ha dado el primer golpe sobre la mesa lla­mando al or­den. A través de un in­forme de su brazo eje­cu­tivo, la Comisión Europea, Bruselas ad­vierte desde ya al pró­ximo go­bierno es­pañol de que será ne­ce­sario un nuevo pro­grama de ajustes en el te­rreno fis­cal, en par­ti­cular por el gran ta­maño de la deuda es­pañola.

Según la Comisión Europea, la desviación del déficit de 2015 es de medio punto del PIB (unos 5.000 millones de euros), una previsión que desciende hasta el 0,3% según el gobierno de Madrid. Pero lo que es casi seguro es que, de llegar a cumplirse las previsiones del ejecutivo europeo, las llamadas a nuevas medidas de austeridad van a llegar desde Europa, situación que a buen seguro será tenida en cuenta por mercados como el de Forex.

Tanto es así que en este informe al que ha tenido acceso el diario español El País (y que está previsto que salga en el próximo mes de febrero), la Comisión vuelve a agitar la paranoia del miedo a los mercados, algo que ya parecía que empezaba a sonar lejos del imaginario español pero que, en realidad, no se había marchado en absoluto. “El país es vulnerable a la volatilidad de los mercados”, explica el susodicho informe, que subraya los “enormes desequilibrios” que existen en la economía española, sobre todo a niveles de desempleo y deuda externa.

Y a todo esto, a esta extrema seguridad financiera que se persigue desde Europa, obviamente, no ha ayudado el estado actual de la política española, sin un gobierno a vizor más de un mes después de las elecciones. Esto “puede provocar una pérdida de confianza y un deterioro del sentimiento de mercado”, explica el informe del ejecutivo de la Unión, que además ve con miedo la llegada de un posible gobierno de izquierdas a Madrid, uno que reinvierta o derogue la reforma laboral del PP, mucho más cercana a la aplicación dogmática de la austeridad representada tan bien en Alemania.

“Está claro que el nuevo Ejecutivo no puede venir con un Presupuesto que vaya contra el semestre europeo, que revertir las reformas es peligroso y que la dificultad para formar Gobierno no es una buena noticia”, explicó también a El País un miembro de la Comisión Europea. Dicho miembro del gobierno de Europa explicaba que los principales objetivos de dicha organización, controlada en su mayoría por el Partido Popular europeo y los partidos de centro-izquierda, era mantener el ajuste presupuestario así como proteger la polémica reforma laboral llevada a cabo por el PP a principio de su legislatura.

En cualquier caso, y salvo sorpresa de pacto entre los dos grandes partidos o de una triple alianza entre PP, PSOE y Ciudadanos, parece que las prisas de la Comisión Europea y de su representante, Jean-Claude Jauncker, van a alargarse irremediablemente en el tiempo. Tanto populares como socialistas parecen no están en condición de gobernar, siempre y cuando se da por hecho el voto en contra de los unos frente a los otros y viceversa, y en el horizonte de la política española cada vez se asoman más una probables segundas elecciones. Juncker y la Comisión Europea, parece, no van a tener un comienzo de año demasiado tranquilo.

Artículos relacionados