El grupo li­de­rará los pro­yectos que se abren en China, India y países emer­gentes

La alianza de Gamesa y Siemens revoluciona el negocio mundial de las renovables

Iberdrola, prin­cipal ac­cio­nista del fa­bri­cante es­pañol, lleva el peso de las con­ver­sa­ciones

Instalaciones de Gamesa
Instalaciones de Gamesa

El ne­gocio de los ae­ro­ge­ne­ra­dores eó­licos está en plena ebu­lli­ción. El po­ten­cial que ofrecen China y la India, dos de los ma­yores mer­cados mun­diales está pro­vo­cando grandes mo­vi­mientos en el sec­tor. El grupo alemán Siemens y Gamesa han re­co­no­cido que están en con­ver­sa­ciones para una po­sible fu­sión de sus ac­ti­vi­da­des. De pro­du­cirse esta alianza, ambas com­pañías crea­rían el mayor fa­bri­cante de ae­ro­ge­ne­ra­dores del mundo. En el trans­fondo, Iberdrola, prin­cipal ac­cio­nista de Gamesa, que será la prin­cipal be­ne­fi­ciada de la ope­ra­ción.

Las dos compañías juntas crearían un grupo muy complementario y se convertirían en los líderes, por delante de competidores como General Electric o Vestas. Esta última y Gamesa llevan apareciendo desde hace tiempo en todas las quinielas como posibles candidatas a una fusión con otras compañías europeas y americanas del sector.

Los rumores de una alianza entre ambas sociedades provocaron grandes movimientos especuladores en la Bolsa, llegando a dispararse el valor de Gamesa hasta un 22%. Posteriormente, la acción cerró a 17,11 dólares con un repunte final del 18,82%. Su capitalización bursátil supera los 4.700 millones de euros.

La compañía que preside Ignacio Martín San Vicente, se vio obligada a enviar una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que admitía la existencia de conversaciones. “Con relación a las noticias publicadas acerca de una posible operación corporativa entre Gamesa Corporación Tecnológica, S.A., confirma la existencia de conversaciones dirigidas a una potencial integración de determinados negocios de energía eólica de Siemens AG y la Sociedad, por vía de una operación de fusión”. “A la fecha de esta comunicación, no se ha adoptado ninguna decisión ni se ha materializado acuerdo alguno al respecto”, concluye el comunicado.

Iberdrola vigila la operación

Iberdrola, principal accionista de Gamesa con casi un 20% del capital, no ha querido señalar nada al respecto y se ha mantenido totalmente al margen de las conversaciones que los directivos de la empresa española y la alemana mantienen en sumo secreto. Ahora bien, cualquier acuerdo que los dos grupos decidan cerrar tendrá que recibir el visto bueno de la eléctrica y de su presidente, Ignacio Sánchez Galán. Desde su creación, Iberdrola ha sido el principal accionista y, de hecho, la gestión siempre ha estado vigilada por Iberdrola y parte de su equipo.

Además de la confirmación de las negociaciones a la CNMV poco se sabe de los entresijos acerca de cómo se haría la operación, quién llevaría la gestión y dónde estaría la sede del nuevo holding. Fuentes próximas a Iberdrola han reconocido a Capitalmadrid que las dos sociedades son muy complementarias. Gamesa es muy fuerte en el negocio de los molinillos terrestres y Siemens es muy potente también en el desarrollo marino.

Estas mismas fuentes admiten que la posible fusión estaría encaminada a crear un gran grupo que lideraría el desarrollo que están realizando tanto China como la India en el sector de las renovables. La apuesta energética de estos dos países es indudablemente el carbón pero las energías renovables comienzan a ser el gran objetivo de los planes energéticos de los países asiáticos.

El compromiso al que llegaron todas las grandes superpotencias en la Cumbre del Clima de París, en diciembre, pasado les obliga a cambiar su mix energético, de ahí que ahora mismo sean las dos naciones que ofrecen mayores perspectivas de crecimiento a medio plazo. Junto con Sudamérica, son las tres regiones donde Gamesa tiene mayor presencia.

Creación de un gigante

La fusión de las dos formaría un gigante al que pocos podrían seguir. Actualmente, Siemens ocupa el segundo lugar en el mundo por detrás de la danesa Vestas y Gamesa el octavo puesto. Ésta no será la primera operación que se produce dentro del sector, ya que la alemana Nordex se hizo hace meses con el negocio de renovables de Acciona por 785 millones de euros.

En la operación, están trabajando como asesores Goldman Sachs Inc y Morgan Stanley. La española lleva tiempo moviéndose en el terreno de las alianzas con empresas de su rango. De hecho, junto a la francesa Areva, han creado la sociedad denominada Adwen para el desarrollo del negocio eólico offshore.

Adwen está aportando ya grandes beneficios a Gamesa. Hasta septiembre pasado, había sumado 29 millones de euros al resultado operativo y cuatro millones al beneficio neto. El fabricante español de aerogeneradores tiene unas perspectivas muy optimistas para este año en cuanto a cartera de pedidos gracias a la aportación que recibe de Adwen.

Hasta septiembre de 2015, la compañía registró un beneficio neto de 126 millones de euros, prácticamente el doble alcanzado en igual periodo de 2014. Las ventas se dispararon hasta los 2.533 millones, un 30% más. Los países emergentes son ahora su principal potencial de crecimiento.

Artículos relacionados