Kutxabank (21%) e Ibercaja (6,4%) son los únicos que man­tienen la senda po­si­tiva

Los 'enanitos' moderan al 7,5% la caída de su beneficio en este ejercicio

Liberbank y BMN en­cajan des­censos del 40% en sus re­sul­tados hasta sep­tiembre

Ibercaja
Ibercaja

Los bancos creados por la fu­sión de di­versas cajas y que se en­globan en el grupo de­no­mi­nado de los 'siete enani­tos' (aunque en realidad sólo sean seis) han lo­grado frenar el des­censo de su be­ne­ficio en los nueve pri­meros meses del año hasta el 7,5%, casi la mitad de lo que ba­jaba en la pri­mera mitad del ac­tual ejer­ci­cio. Eso sí, las me­joras en las cuentas de Kutxabank e Ibercaja se ven las­tradas por los des­censos que re­gis­tran el resto, sobre todo Liberbank y BMN.

El beneficio conjunto de los bancos de menor tamaño en los nueve primeros meses del año ha superado por poco los 906 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,47% respecto a los 979 millones de euros ganados en igual periodo de 2015. Eso sí, la caída es menor a la que las seis entidades sufrían al cierre de junio, cuando el resultado cedía un 14%.

La evolución es dispar entre cada uno de los grupos creados por la fusión de las antiguas cajas de ahorros, aunque como el resto del sector soportan una presión tremenda en el margen de intereses por unos tipos de interés oficiales a cero. La menor necesidad de provisiones ante el descenso de la morosidad tampoco se refleja en el resultado final en varios casos.

En términos absolutos, Abanca lidera al conjunto de estas entidades con un beneficio de 267 millones de euros, aunque la mejora interanual es prácticamente plana. La entidad creada por la fusión de las dos cajas gallegas presume de un ROTE del 9,8%, mientras que la ratio de capital CET1 phase in se reduce hasta el 14,4% desde casi el 15,7% que tenía un año antes.

Por evolución, Kutxabank se anota la mejoría más elevada de sus beneficios, que se han situado al cierre de septiembre en algo más de 190 millones de euros, un 20,7% más en la comparativa interanual. El grupo conformado por las tres antiguas cajas vascas muestra una de las mayores solvencias, con una ratio CET1 phase in del 15%, mientras que la rentabilidad (ROE) es algo más ajustada (5,24%).

Ibercaja es la otra entidad de este grupo que ofrece una mejora de sus resultados en los nueve primeros meses del año. El banco presidido por Amado Franco ha ganado un 6,4% más, hasta casi los 110 millones de euros, y sus ratios de capital se sitúan en unos niveles suficientes para cumplir con los requisitos del Banco Central Europeo (BCE).

Unicaja también puede sacar pecho en solvencia, con unas ratios cercanas al 14% o superiores al 12,3% fully loaded (con todos los nuevos requisitos de capital). Incluso, el grupo liderado por la antigua caja malagueña muestra una elevada rentabilidad, con un ROE del 9%, aunque su beneficio se reduce un 9,12% hasta poco más de 195 millones de euros al cierre de septiembre.

Liberbank, el único de los enanitos que cotiza, tan sólo ha ganado 100 millones de euros, lo que supone una caída del 40% respecto al tercer trimestre de 2015. Por su parte, BMN se queda como el último por resultados, con sólo 44 millones de euros y una caída algo superior al 38%.

Mejor mora

Las seis entidades creadas por la fusión de las cajas han rebajado de manera significativa la morosidad que soportan en sus balances, aunque algunas de ellas se sitúan por encima de la ratio conjunta del sector (9,21%), que ofrecía hace unos días el Banco de España.

La nacionalizada BMN vuelve a ser la que peor parada sale de la comparativa, con una mora del 10,9% pese a la importante reducción desde el 12,5% que soportaba un año antes. Unicaja aún sufre la integración de Banco CEISS, la entidad fruto de la fusión de Caja España y Caja Duero, ya que su ratio de morosidad es del 9,95%.

En contraposición, Abanca ha logrado reducir su morosidad hasta el 6,97%, cuando un año antes esta variable se situaba en el 9,46%. Kutxabank limita el riesgo moroso a un 7,16%, mientras que Ibercaja y Liberbank empatan entre sí con unas ratios del 8,8% al cierre de septiembre.

Artículos relacionados