La fi­nan­cia­ción con tar­jetas crece 60.000 mi­llones en un año hasta 550.000 mi­llones

Nueva burbuja: los españoles tiran de tarjeta para financiar su alto nivel de consumo

El nú­mero de estos me­dios de pago en España ya ha su­pe­rado el nú­mero de ha­bi­tantes del país

Consumo
El consumo disparado.

La compra de los re­galos en estas fies­tas, el pago de la cena de año nuevo, el abono de unas mini va­ca­ciones o el viaje para estar con la fa­milia nunca han es­tado tan cerca de los con­su­mi­do­res. La tar­jeta de cré­dito, el ins­tru­mento para rea­lizar todos los sueños, jamás ha sido tan ac­ce­sible para to­dos. Las tar­jetas al­canzan nuevos ré­cords en estas fies­tas. ¿Estamos ante una nueva bur­buja? ¿Una pró­xima crisis fi­nan­ciera a la vista?

El gasto con tarjetas de crédito se ha convertido en una de las principales referencias sobre la situación de la economía española, con unos crecimientos que superan con amplitud los niveles del 10%. Estas navidades se espera un uso masivo de las tarjetas en su condición de medios de pago, lo que llevará a esta fórmula de pago a alcanzar nuevos records. En lo que va de año, el saldo crédito con tarjeta se ha incrementado en 62.818 millones de euros, hasta situarse en los 551.879 millones de euros.

La facilidad de utilización de los cajeros automáticos y la favorable coyuntura económica ha hecho que el uso de este medio de pago no haya cesado de crecer en los últimos meses, alcanzando tasas cercanas al 15%. En los últimos meses se ha producido una ralentización en este crecimiento que, con todo anotaba un avance del 12,8% en octubre, según los últimos datos del Banco de España.

El número de tarjetas no ha dejado de crecer tampoco y por primera vez en la historia, estos medios de pago superaban la cifra de habitantes en España en el tercer trimestre, al llegar al astronómico número de 48,09 millones de plásticos en manos de los 46,5 millones de personas.

El fuerte crecimiento en la utilización de las tarjetas de crédito se produce en un contexto de notable alza del consumo en España. El consumo crecerá a tasas del 3%, según un estudio de BBVA Research. Un avance que será respaldado por el colectivo de empleados entre 25 y 45 años.

Los jóvenes apenas aportan músculo a estas cifras, debido a los bajos salarios que cobran y no se olvide que en el pozo del paro hay nada menos que dos millones de personas mayores de 45 años, lo que reduce el margen de maniobra de este colectivo para consumir. La consultora DBK estima, por otro lado, que este año los préstamos para adquisición de bienes de consumo duradero anotará un avance del 16% al cierre del ejercicio.

Los españoles vienen de una etapa en la que el uso de las tarjetas se convirtió casi en un tabú, debido a la crisis económica. La primera medida adoptada por las familias a finales de la pasada década fue guardar la tarjeta y amortizar lo antes posible el endeudamiento contraído con estos medios de pago.

Ahora, la situación es diferente. Se calcula que cada español gastará una media de 840 euros de media en estas fiestas y una buena parte de este importe se abonará con tarjetas de cargo a fin de mes o de pago aplazado, las denominadas revolving.

Artículos relacionados