Monitor de Consumo Bancario

Juzgados de Asturias y Cataluña publican resoluciones que obligan a los bancos a devolver todo el dinero

Cláusulas suelo: la retroactividad ya cristaliza en sentencias judiciales

En el caso de Abanca, será el FROB quien tenga que hacerse cargo de los reembolsos

Sucursal de Abanca
Sucursal de Abanca.

El terremoto provocado por la Justicia europea ya tiene sus réplicas. Sendos juzgados de Oviedo y Barcelona han dictado sentencias que obligan a Sabadell y Popular, respectivamente, a devolver todo el dinero cobrado por las cláusulas suelo incluidas en dos hipotecas, sin límites de retroactividad. Lo curioso de la sentencia es que deja sin afrontar una de las cuestiones de estas cláusulas: la responsabilidad irregular, y presuntamente delictiva, de sus impulsores.

Sin em­bargo, la his­tó­rica vic­toria del mo­vi­miento con­su­me­rista es­pañol no es to­tal: Juan Carlos Escotet supo cu­brirse las es­paldas y serán las arcas pú­blicas quienes se hagan cargo de la fac­tura oca­sio­nada por la nu­lidad de esta fi­gura en los con­tratos de Abanca.

El pa­sado 21 de di­ciem­bre, el Tribunal de Justicia de la UE fa­lló, en contra del cri­terio del Abogado General, que la na­tu­ra­leza de las cláu­sulas suelo es abu­siva y, por lo tanto, las en­ti­dades fi­nan­cieras es­pañolas deben abonar la to­ta­lidad de los im­portes co­brados de más desde la firma del con­trato hi­po­te­ca­rio, y no desde mayo de 2013, cuando el Tribunal Supremo las de­claró nu­las.

Cinco días des­pués, el Juzgado de Primera Instancia nú­mero 10 de Oviedo fue el pri­mero en aplicar la Jurisprudencia del tri­bunal eu­ropeo al con­denar a Banco Sabadell a de­volver a la usuaria todo el di­nero per­ci­bido por el 'suelo' in­cluído en una hi­po­teca fir­mada el 30 de julio de 2003, más los in­tereses de­ve­ni­dos.

El ór­gano ju­di­cial as­tu­riano re­fleja en los fun­da­mentos de de­recho de la sen­tencia los ar­gu­mentos del TJUE, que afir­maba que la li­mi­ta­ción tem­poral de los re­em­bolsos hace que la pro­tec­ción de los con­su­mi­dores sea "incompleta e in­su­fi­cien­te", por lo que "no cons­ti­tuye un mé­todo ade­cuado y eficaz para que cese el uso de cláu­sulas abu­si­vas". Esta misma base ju­rí­dica sirvió al Juzgado de Primera Instancia nú­mero 10 de Barcelona para con­denar a Banco Popular a de­volver a un cliente la to­ta­lidad de los im­portes co­brados por las cláu­sulas suelo in­cor­po­radas a una en la es­cri­tura de com­pra­venta con su­bro­ga­ción de prés­tamo hi­po­te­cario y no­va­ción mo­di­fi­ca­tiva de 20 de abril de 2005 y en una es­cri­tura de no­va­ción mo­di­fi­ca­tiva de prés­tamo hi­po­te­cario de 14 de sep­tiembre de 2005. El fallo in­cluye la re­so­lu­ción del TJUE, des­ta­cando su "importancia".

La de are­na

No todo son buenas no­ti­cias para el mo­vi­miento con­su­me­rista es­pañol, enemigo ju­rado de las cláu­sulas suelo. Abanca (antes NovaCaixaGalicia), como la gran ma­yoría de en­ti­dades fi­nan­cieras es­paño­las, está vin­cu­lada a hi­po­tecas con sue­los, pero no de­vol­verá el di­nero co­brado por ellas. Al con­tra­rio, será el errio pú­blico quien haga frente a esa obli­ga­ción.

¿La ra­zón? En la compra de la an­tigua NovaCaixaGalicia se in­cluyó una cláu­sula que exime a Abanca de ha­cerse cargo de las de­vo­lu­ciones a los pre­fe­ren­tistas y a los afec­tados por cláu­sulas suelo, tras­la­dando al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el 85% de esta deuda.

@josesmendoza

Artículos relacionados