DESDE EL PARQUET

Acerinox, músculo de acero

Si no se lo impide Repsol en las últimas sesiones, Acerinox va a despedir 2016 como el segundo mejor valor del ejercicio en el Ibex 35 con una revalorización cercana al 42%, dando así casi por olvidada la profunda depresión sufrida un año antes.

La cues­tión ahora es saber si vol­verá a las an­dadas o podrá man­te­nerse como uno de los va­lores pro­ta­go­nistas en los pró­ximos me­ses, apo­yado en el re­punte de los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas.

Los ana­listas de Jefferies han ele­vado re­cien­te­mente su precio ob­je­tivo para la com­pañía si­de­rúr­gica de 12 a 13 euros por ac­ción, lo cual apenas le con­cede po­ten­cial al­cista desde su co­ti­za­ción ac­tual por en­cima de los 12,7 eu­ros.

La firma señala que las subidas mo­ti­vadas por la me­jora del en­torno eco­nó­mico están prác­ti­ca­mente ago­tadas y no se ob­servan nuevos ca­ta­li­za­dores que im­pulsen el valor a corto y medio plazo.

Más op­ti­mistas se mues­tran los ex­pertos de Renta 4 que acon­sejan so­bre­pon­derar el valor con un precio ob­je­tivo de 13,9 euros por ac­ción, con un po­ten­cial de subida de al menos un 10% adi­cio­nal. La firma con­si­dera muy po­si­tivo el quinto Plan de Excelencia apro­bado por el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción del grupo para los dos pró­ximos ejer­ci­cios y con el que prevé aho­rrar 50 mi­llones de euros en cos­tes.

En los cuatro an­te­riores pla­nes, de 2009 a 2016, Acerinox con­si­guió aho­rros de costes por un valor su­pe­rior a los 360 mi­llones de eu­ros. Importes que se con­so­lidan y cons­ti­tuyen la base para el si­guiente plan, re­for­zando el po­si­cio­na­miento com­pe­ti­tivo de la com­pañía. Además, el con­sejo ha acor­dado pro­poner a la Junta General de Accionistas un di­vi­dendo con pago único en julio de 2017, sin es­pe­ci­ficar el im­porte. Los ex­pertos de R4 prevén que la cifra se sitúe sobre los 0,45 euros por ac­ción y me­diante la mo­da­lidad de “script”, tal y como viene siendo ha­bi­tual en los úl­timos años.

Desde el punto de vista téc­nico, las pers­pec­tivas son tam­bién fa­vo­ra­bles para el grupo ace­rero. El valor está con­fi­gu­rando un canal al­cista im­pe­cable –con má­ximos y mí­nimos cre­cien­tes– que le llevó a su­perar con sol­vencia la im­por­tante re­sis­tencia que en­con­traba en 12,30 euros a prin­ci­pios de mes.

Ahora, tras chocar contra su nueva ba­rrera sobre los 13 euros está for­mando un nuevo mí­nimo cre­ciente en busca de su­perar que le sirva de ca­ta­pulta para su­perar esa cota. De con­se­guirlo, po­dría tener el ca­mino des­pe­jado en los pró­ximos meses hasta zonas cer­canas a los má­ximos ab­so­lutos al­can­zados a prin­ci­pios de 2015.

Tampoco con­viene des­cartar po­si­bles co­rrec­ciones del va­lor, sin em­bargo, re­sulta di­fícil apostar por ellas te­niendo en cuenta los po­si­tivos grá­ficos de las ma­te­rias pri­mas, cuyas subidas per­mi­tirán me­jorar las pers­pec­tivas de su ne­go­cio.

Artículos relacionados