DESDE EL PARQUET

Azkoyen, aumento sostenido

Los ges­tores pa­tri­mo­niales más aven­ta­jados no dudan en des­tacar a la em­presa co­ti­zada Azkoyen como uno de los va­lores más só­lidos de la renta va­riable es­pañola tras dos años de subidas. Las ac­ciones de la em­presa de “vending” han mul­ti­pli­cado por tres su precio en ese pe­ríodo gra­cias a una no­table me­jora de su ac­ti­vi­dad.

Al cierre del tercer trimestre, la compañía obtuvo un beneficio neto de 6,7 millones de euros, frente a los 3,2 millones obtenidos en igual período del año anterior, con un crecimiento de las ventas del 15%. Cifras que el mercado está premiando no solo por su solidez y consistencia en los últimos años sino también por su capacidad de expansión en los próximos meses.

Comentan los operadores que las perspectivas para 2016 son también muy positivas. Las estimaciones apuntan a que en el peor de los escenarios las ventas registren incrementos de dos dígitos, lo que, unido a los esfuerzo s de con¬trol de cos¬tes, per¬mi¬tirá man¬tener un cre¬ci¬miento bas¬tante sa¬tis¬fac¬torio en los re¬sul¬ta¬dos.

De hecho, en su último informe de gestión, la compañía navarra ha reiterado su compromiso tanto con la innovación –con importantes inversiones en activos intangibles con el objetivo de aumentar la eficiencia de sus negocios y operaciones– como en la política de control de los gastos.

Otro aspecto a destacar son los esfuerzos por continuar el proceso de desapalancamiento y de reducción de deuda financiera. En los primeros nueves meses del año, la deuda financiera neta del grupo ha disminuido cerca de un 59%, hasta algo menos de 9,2 millones de euros. Una po¬lí¬tica que man¬tendrá la com¬pañía, gra¬cias a la fuerte ge¬ne¬ra¬ción de Ebitda y a la me¬jora en la ges¬tión de cir¬cu¬lante.

Las subidas en bolsa en los dos últimos ejercicios, hasta niveles que no se veían desde finales de 2007, responden así a una más correcta valoración de sus activos por parte del mercado. Con todo, los expertos consideran que al valor le queda aún recorrido con un potencial de subida al menos hasta los 8 euros a medio plazo ante las buenas perspectivas de su actividad con la recuperación económica, siempre y cuando esta no se vea lastrada por la desaceleración de las economías emergentes

Artículos relacionados