Monitor de Consumo Bancario

Condena a la devolución íntegra de las cantidades cobradas de más

Cláusulas suelo: la banca hace acopio de sentencias desafavorables

El 21 de diciembre el TJUE decidirá si procede el reembolso completo del dinero ganado

Clausula Suelo
Clausula Suelo

La banca sigue haciwndo acopio de tropezones judiciales por su fea costumbre de imponer cláusulas suelos a sus contratos hipotecarios. iEl juzgado de Primera Instancia de la localidad de Barakaldo (Vizcaya) ha dictado una sentencia que va contra la corriente: en su fallo, al admitir la retroactividad total en un caso de cláusula suelo en una hipoteca. La entidad financiera deberá reembolsar a los beneficiarios del préstamo la cantidad de 14.250 euros, la totalidad de lo cobrado por el 'suelo', declarado nulo.

Si el tri­bunal hu­biese se­guido la doc­trina do­mi­nante en estos ca­sos, que es­ta­blece la de­vo­lu­ción de lo co­brado sólo a partir de mayo de 2013, los con­ce­sio­na­rios de la hi­po­teca tan sólo ha­brían re­ci­bido 6.750, que fue lo que tu­vieron que pagar desde esa fe­cha. Sin em­bargo, Inés Soria, la ti­tular del juz­gado, se ha in­cli­nado por no se­guir el dic­tamen del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y or­denar la de­vo­lu­ción de todo el di­nero co­brado de más desde la firma del con­trato.

En mayo de 2013, el Tribunal Supremo (TS) dictó una sen­tencia his­tó­rica en la lucha contra esta fi­gura con­trac­tual: con­denó a BBVA, Abanca y Cajamar por la falta de trans­fe­rencia en la co­mer­cia­li­za­ción de hi­po­tecas con 'suelos'. El fallo obli­gaba a las en­ti­dades a re­em­bolsar lo co­brado de forma abu­siva, pero sólo a partir de la fecha de la sen­ten­cia, sin que exis­tiera el deber de de­volver lo per­ci­bido an­te­rior­mente.

El dic­tamen del Supremo marcó un antes y un des­pués en el tra­ta­miento ju­rí­dico de las cláu­sulas suelo, y ge­neró un fuerte de­bate sobre la po­si­bi­lidad de aplicar la re­tro­ac­ti­vidad total a la de­vo­lu­ción de los co­bros, lo cual ge­ne­raría en los ba­lances de los bancos un im­pacto de miles de mi­llones de eu­ros.

En sus fun­da­mentos de Derecho, la sen­tencia del juz­gado de Barakaldo es­tima que la cláu­sula suelo no cum­plió con los de­bidos re­qui­sitos de trans­pa­rencia y buena fue y fue im­puesta por el banco, ya que que "una cláu­sula suelo me­rece mucha más ex­pli­ca­ción y si­mu­la­ciones para aclarar su tras­cen­dencia real [...], lo que no ha te­nido lugar en este ca­so". En con­se­cuen­cia, el banco es con­de­nado a la de­vo­lu­ción de todo el di­nero co­brado in­de­bi­da­mente y a pagar las costas del pro­ceso.

A la es­pera del TJUE

Esta de­ci­sión su­pone un im­por­tante pre­ce­dente para el es­pe­rado dic­tamen que el pró­ximo 21 de di­ciembre emi­tirá el TJUE, y que po­dría es­ta­blecer de una vez por todas la re­tro­ac­ti­vidad total en los casos de hi­po­tecas con cláu­sula suelo.

De aplicar el cri­terio del Abogado General -cosa que su­cede en la ma­yoría de los ca­sos- la sen­tencia será con­traria a los in­tereses de los afec­ta­dos, ya que el dic­tamen pre­li­minar con­si­deró pre­fe­rible li­mitar la re­tro­ac­ti­vidad de las de­vo­lu­ciones de­bido al "trastorno eco­nó­mico" que el re­em­bolso com­pleto po­dría tener en la sol­vencia del sector ban­ca­rio, clave -siempre según el Abogado General- para la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mica.

@josesmendoza81

Artículos relacionados