Las federaciones empresariales y sindicales exigen una Secretaría de Estado y salir de Economía

Luis de Guindos desafía a las grandes industrias con un plantón histórico

No acudió el día 28 a la firma de una Declaración pidiendo un Pacto de Estado por la Industria

De Guindos-
Luis de Guindos.

No ha transcurrido un mes del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy y el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, acaba de dar un gran patinazo con los representantes de uno de los sectores que ahora representa: la industria. Ha sido muy criticado por el plantón y porque ha dado pie a que las grandes industrias del país vayan diciendo en las mesas con mantel y cubertería de plata que no tienen ningún representante gubernamental que les salve de la crisis por la que atraviesan.

De Guindos no acudió el pa­sado día 21 a pre­sidir la firma de la Declaración con­junta que todas las or­ga­ni­za­ciones em­pre­sa­riales y fe­de­ra­ciones sin­di­cales de UGT y CCOO rea­li­zaron pese a estar in­vi­tado, lo que ha pro­vo­cado fuertes co­men­ta­rios de todas las em­presas y sin­di­ca­tos. Todas las partes fir­maron una Declaración en la que exigen a todos los par­tidos un gran Pacto de Estado por la Industria.

Al acto asistió la ac­tual se­cre­taria ge­neral de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Begoña Cristeto, pero fue des­ta­cable la au­sencia del mi­nistro en una con­vo­ca­toria en la que es­tu­vieron pre­sentes los má­ximos re­pre­sen­tantes de sec­tores es­tra­té­gicos como el au­to­móvil (Anfac), quí­mica y far­macia (Feique), ce­mento (Oficemen), si­de­rurgia (Unesid), papel (Aspapel), ali­men­ta­ción y be­bidas (Fiab).

En el vino que se sirvió a con­ti­nua­ción de la foto de rigor con la se­cre­taria ge­neral de Industria fue bas­tante co­men­tada la au­sencia de De Guindos. La ma­yoría con­si­de­raba que ha­bría sido una gran opor­tu­nidad para aca­llar las voces crí­ticas que se están al­zando en contra de se­me­jante atro­pe­llo. La Energía llegó a de­pender en su día del Ministerio de Economía, siendo José Folgado se­cre­tario de Estado de Economía y Energía en 2000, lo que re­sultó un gran fiasco.

Y es que, tanto Economía como Energía son dos áreas que tienen el su­fi­ciente peso por se­pa­rado como para estar juntas en una misma agenda mi­nis­te­rial. En cam­bio, la Industria y la Energía sí deben ir de la mano porque son dos sec­tores que tienen mu­chas com­pe­ten­cias pa­re­ci­das.

Falta de sen­si­bi­lidad

Por ese mo­tivo, si ya se con­si­de­raba una gran equi­vo­ca­ción el hecho de que el pre­si­dente Mariano Rajoy haya co­me­tido la gran eqi­vo­ca­ción de se­parar el área de Industria del Ministerio de Energía, a la pri­mera de cambio el mi­nistro del ramo ha dado pie para que todas las em­presas y las fe­de­ra­ciones sin­di­cales se le hayan echado en­cima y se hayan re­vuelto contra su fi­gura, acu­sando a Luis de Guindos de falta de sen­si­bi­lidad por la in­dus­tria.

La ma­yoría piensa que ha sido una gran bo­fe­tada del nuevo Ejecutivo hacia un sector que, pre­ci­sa­mente, en su con­junto, ge­nera el 50% del PIB in­dus­trial y más de cuatro mi­llones de em­pleos en el país. Además, los datos mues­tran la caída que ha su­frido la in­dus­tria con la crisis desde 2008. Desde en­tonces hasta 2016, se han per­dido unos 800.000 em­pleos en el sector in­dus­trial y unas 46.500 em­presas han des­apa­re­cido del mapa. Actualmente, la in­dus­tria su­pone el 16% del Producto Interior Bruto (PIB) y lo que se ne­ce­si­taría es que re­pre­sen­tase el 20% para ser com­pe­ti­tivos con los países pun­teros eu­ro­peos.

El acto, ce­le­brado en la sede del Consejo Económico y Social, fue muy re­le­vante pues las or­ga­ni­za­ciones em­pre­sa­riales ci­tadas -se han ad­he­rido tam­bién los sec­tores del me­tal, de equipos y com­po­nentes para la au­to­mo­ción, del tex­til, la moda y el cal­zado- y los sin­di­catos fir­maron una Declaración ins­tando a las fuerzas po­lí­ticas al desa­rrollo de un Pacto de Estado por la in­dus­tria. El do­cu­mento re­coge nueve po­lí­ticas para im­pulsar la com­pe­ti­ti­vidad in­dus­trial y el cre­ci­miento en España.

Reclaman una Secretaría de Estado

Los agentes so­ciales in­dus­triales re­claman además como esen­cial al nuevo Ejecutivo una Secretaría de Estado de Industria con com­pe­ten­cias para desa­rro­llar la agenda in­dus­trial y coor­dinar todas las po­lí­ticas in­dus­triales de Estado con todos los de­par­ta­mentos in­vo­lu­cra­dos.

El nuevo es­quema del ac­tual Ministerio de Economía está com­puesto por las Secretarías de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, la de Comercio y la de Investigación, Desarrollo e Innovación. En cam­bio, Industria como tal ha que­dado re­le­gada a una se­cre­taría ge­ne­ral, algo a lo que todos los sec­tores in­dus­triales no dan cré­dito.

“Me ha­bría gus­tado poder sa­ludar a un mi­nistro y a una se­cre­taría de Estado”, co­mentó du­rante su in­ter­ven­ción el se­cre­tario ge­neral de CCOO Industria, Agustín Martín. “Eso nos va a traer pro­ble­mas”, añadió re­fi­rién­dose a los so­la­pa­mientos que en más de una oca­sión se van a pro­ducir entre los mi­nis­te­rios de Energía y Economía, res­pec­ti­va­mente, pues se pro­du­cirán cir­cuns­tan­cias en las que el sector de la energía y la in­dus­tria van de la mano.

Sobre este mismo pro­blema in­cidió el se­cre­tario ge­neral de UGT-FICA (Federación de Industria, Construcción y Agroalimentaria), Pedro Luis Hojas, la­men­tando en todo mo­mento que el nuevo Gobierno haya mos­trado una falta de sen­si­bi­lidad hacia la in­dus­tria. “Han se­pa­rado a la in­dus­tria del Ministerio de Energía, Turismo y la Agenda Digital, y nos han me­tido en un ele­fante como es el Ministerio de Economía”, dijo, para añadir a con­ti­nua­ción: “la in­dus­tria ha sido siempre el sector más ade­cuado para ga­ran­tizar el cre­ci­miento. La in­dus­tria de­bería ser el motor de la in­ves­ti­ga­ción”.

Artículos relacionados