Las ope­ra­ciones se an­ti­cipan a la es­pe­rada subida de pre­cios por la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mica

Socimis y fondos compran oficinas por 700 millones en Madrid en apenas un mes

Los grandes in­ver­sores se lanzan a una ca­rrera de­sen­fre­nada en un mer­cado con po­ten­cial

Socimis en Bolsa.
Socimis en Bolsa.

Lluvia de mi­llones por los me­jores edi­fi­cios de ofi­cinas de la ca­pi­tal. Las so­cimi y los grandes fondos in­ter­na­cio­nales han puesto sobre la mesa al­re­dedor de 700 mi­llones de euros para que­darse con al­gunos de los me­jores ac­tivos de Madrid. La es­pe­rada con­so­li­da­ción del cre­ci­miento de la eco­nomía es­pañola y la ex­pec­ta­tiva de que la ciudad capte al­gunos de los bancos que po­drían aban­donar Londres con­vierte Madrid en un her­vi­dero de ope­ra­cio­nes.

La actividad se ha disparado en el último mes hasta niveles extraordinarios. Merlin Properties Merlin Properties ha cerrado la compra a Lone Star del parque empresarial 'Adequa', situado en el Norte de Madrid, por un importe de 380 millones de euros. La operación, que ya estaba anunciada, supone el cambio de manos de cuatro edificios de oficinas ya construidos que cuentan con 75.000 metros cuadrados de superficie, más otros 45.000 metros para construir.

La operación es la mayor de las últimas semanas, auque otras dos compras en el centro der Madrid han superado el listón de los 100 millones de euros. Axiare ha pagado 124 millones por la sede de Cuatrecasas (un moderno edificio de oficinas de 15.000 metros cuadrados) que da continuidad a los 42 millones que pagó en noviembre por la sede corporativa de la consultora McKinsey & Co en Madrid, dotada con 7.054 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA) y 93 plazas de aparcamiento, situada en el área de influencia de la calle Almagro.

Además, la socimi Zambal ha desembolsado 120 millones de euros por la sede de Gas Natural mientras que Pryconsa y la socimi Saint Croix han pagado alrededor de 20 millones por sendos efidicios en el centro financiero de Madrid. Una catarata de operaciones que confirma el enorme atractivo del mercado de oficinas de Madrid, que se había quedado rezagado respecto a otros grandes mercados mundiales y que en un entorno de estabilidad política y expectativas de mayor crecimiento económico ha recuperado el interés de los inversores.

En su último informe Global Cities 2017, Knight Frank aseguraba que el inmobiliario es siempre un sector refugio en un entorno general de inversión en le que apenas hay alternativas para conseguir rentabilidades estables. La firma cree que España y en concreto Madrid, ofrece a los inversores una expectativa mayor de rentas y de precios del metro cuadrado, ya que la caída de rentas ha sido más lenta y más larga que en otros mercados europeos.

Una expectativa que unida a la posibilidad de que algunos bancos de la 'City' londinense den el salto a España está disparando el interés de los inversores. "El Gobierno se está moviendo para crear un marco atractivo y estable para los bancos de inversión que pueden venir a España. Con que unos pocos den el paso, el mercado español de oficinas recibiría un impulso extraordinario. Quien más quien menos, todos se están preparando para esa posibilidad", señalan fuentes del sector.

Oportunidad histórica

El movimiento parece inevitable. "Espero que haya muchos movimientos, pero no habrá una mudanza completa de los bancos, sino una revisión de las actividades, que se repartirán en diferentes ciudades”, aseguraba la semana pasada el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que en cualquier caso descartó que tras el Brexit vaya a surgir en la UE un nuevo centro bancario que reemplace a la 'City' de Londres.

Pero Madrid quiere su parte del pastel y la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado un paso al frente anunciando que allanará el cambio de las entidades que quieran trasladar parte o todos sus negocios a suelo español. La institución que preside Sebastián Albella quiere dar todas las facilidades a los grandes bancos y gestoras mundiales, tanto en términos de asesoramiento como a la hora de armonizar normativas.

Ante un 2017 que vendrá cargado de cambios, los inversores profesionales han metido la máxima velocidad en el segmento de oficinas convencidos que que hay un buen negocio por delante. Los expertos creen que habrá nuevas operaciones en las próximas semanas en un mercado muy caliente en el tramo final de un año en el que, en algunos tramos, ha ofrecido algunos signos de cansancio que ahora parecen superados.

En los nueve primeros meses del año, la inversión en el mercado de oficinas en Madrid y Barcelona fue de 2.200 millones de euros. La cifra supuso un descenso del 25% frente al mismo periodo de 2015 según datos de Aguirre Newman. No obstante, las cifras comparan con las cifras record del año anterior.

Artículos relacionados