LA SEMANA BURSÁTIL

La FED toma el pulso a los mercados

Tal y como cabía es­pe­rar, el punto final a la in­cer­ti­dumbre en Italia tras el re­fe­réndum y la pro­lon­ga­ción de los es­tí­mulos por parte del BCE han ser­vido de ca­ta­li­zador a los mer­cados eu­ro­peos para un nuevo es­tirón al­cista.

Según los expertos de M&G Valores, desde el punto de vista técnico, lo más relevante esta semana es que los principales indicadores del Viejo Continente han logrado finalmente romper los niveles de resistencia que los habían frenado durante todo el año 2016.

De esta forma, se confirma definitivamente el final de la fase correctiva que se desarrolló desde abril de 2015 hasta julio de 2016. Los índices europeos se unen así a los norteamericanos a un nuevo proceso alcista que debería prolongarse durante el próximo año y medio más allá de las correcciones intermedias que pueda haber en el camino.

El Ibex 35 ha registrado su mejor semana desde octubre de 2015 al apuntarse un alza del 6,5% para quedar en los 9.170 puntos. Aún así, es de los pocos índices europeos que aún siguen sin superar su nivel de resistencia clave situado por encima de la zona del 9.300 puntos. Los expertos de M&G confían en que logre romper este nivel al alza en algún momento, pero a corto plazo parece que seguirá atascado en la actual tendencia lateral algunas semanas más.

La debilidad de los sectores defensivos es ahora la principal causa de que el selectivo esté algo retrasado en su rebote dado el peso relativamente elevado de estos valores. De momento la subida del mercado sigue liderada por financieros y cíclicos. El Ibex tiene un alto peso de bancos pero pocos valores cíclicos centrados en la exportación que se benefician de la caída del euro y que son los que están empujando a índices como el Dax alemán.

Ahora queda por comprobar la reacción del mercado a la probable subida de tipos de interés en EEUU en los próximos días. De momento, Wall Street se ha consolidado en zona de máximos en un proceso alcista continuado desde las elecciones que está dando lugar a unas condiciones de sobrecompra bastante acusadas. En este sentido, parece que se están dando las condiciones para la formación de un techo de corto plazo que dejará paso a una fase correctiva de varias semanas de duración.

Hasta enero juega a favor el factor estacional clásico de fin de año así como el patrón presidencial que registra un fuerte sesgo alcista desde el día de las elecciones hasta la toma de posesión del presidente electo que será el 20 de enero. A corto plazo, por tanto, cabe esperar avances adicionales de los índices americanos en busca de un posible techo en el mes de enero. En el caso del Ibex, parece improbable una ruptura al alza de sus resistencias que le permitan escapar del actual canal lateral, aunque todo dependerá de la solidez del sector financiero ante los vaivenes de la banca italiana.

Agenda semanal de Bolsa

La evolución de la renta variable vendrá condicionada esta semana por la decisión de la Reserva Federal en política monetaria. Ya casi nadie pone en duda una subida de tipos de al menos 25 puntos básicos, una vez comprobada la fortaleza general de los indicadores económicos en EEUU. Retrasar esta decisión sería una auténtica sorpresa para los mercados y seguramente tendría una respuesta muy negativa. En cualquier caso, los inversores deberán estar también atentos a otros indicadores que se pueden dejar sentir en las bolsas.

De momento, el lunes se presenta sin noticas relevantes, por lo que se espera una sesión tranquila y de consolidación de niveles a la espera de nuevas referencias. Para el martes se esperan el índice de confianza empresarial que elabora el instituto económico alemán ZEW y el IPC armonizado Alemania

Más intensa será la sesión del miércoles, además de la FED que se conocerá con los mercados europeos cerrados, este día se esperan los datos de producción industrial zona euro, así como los indicadores norteamericanos de ventas al por menor, precios de producción, producción industrial y capacidad de utilización.

En la sesión del jueves, los inversores deberán estar atentos a la batería de indicadores de activad PMI de los sectores de servicios y manufactura en gran parte de los países de Europa así como en el conjunto de la zona euro. Atención también a las actas del Banco de Inglaterra en medio de la vorágine de contradicciones provocadas por el Brexit. Desde EEUU llegarán los índices de IPC y PMI manufacturero, la Fed de Filadelfia, muy seguida por los mercados, y las cifras de confianza constructora. Referencias que pondrán a prueba el pulso del mercado.

La semana se cerrará el viernes con el IPC armonizado de la zona euro y las cifras de construcción de nuevas viviendas y permisos de construcción en EEUU, indicadores claves para conocer la evolución de uno de los sectores fundamentales en el crecimiento de la economía norteamericana.

En España el martes se publicará el IPC correspondiente al mes de noviembre. Este mismo día, el Tesoro tiene previsto subastar letras a 3 y 9 meses, casi con toda seguridad a intereses negativos. La tesorería también prevé colocar el jueves bonos a 5 años y obligaciones a diez años. Del lado empresarial destaca el pago de dividendos de Prosegur (10 céntimos de euro brutos) y Clínica Baviera (47,9 céntimos de euro brutos) el próximo lunes, y los de Miquel y Costas (12,2 céntimos) y Antena 3 (22 céntimos) a abonar el jueves.

Artículos relacionados