MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Entrevista / Pedro Beirute, ge­rente ge­neral de Procomer

“Costa Rica quiere tener en España su hub exportador a la UE”

Procomer, la pro­mo­tora co­mer­cial cos­ta­rri­cense, abre ofi­cina en Madrid

Pedro Beirute.
Pedro Beirute, Procomer.

Costa Rica con­si­dera a España no sólo un aliado es­tra­té­gico en co­mercio e in­ver­sión, sino su pla­ta­forma de ac­ceso a Europa. La Promotora del Comercio Exterior (Procomer) abre ofi­cina en Madrid para con­tri­buir al in­ter­cambio bi­la­teral y fijar alianzas en España. Para el ge­rente ge­neral de Procomer, Pedro Beirute, que asistió a la inau­gu­ra­ción, junto a la em­ba­ja­dora Doris Osterlof y el di­rector de la ofi­cina en Madrid, Jorge Zamora, “se de­tecta un cre­ciente in­terés en España por Costa Rica”.

Procomer es el pilar de apoyo para las empresas costarricenses, notablemente las mipymes, en su internacionalización y brinda apoyo simplificando y facilitando trámites de exportación, además de promover la oferta comercial del país mediante ferias internacionales, misiones comerciales y ruedas de negocio.

Asimismo, promueve la inversión internacional en un país por el que en los últimos años ha crecido el interés de las compañías españolas, especialmente en infraestructuras, renovables y turismo.

En 2015, Costa Rica exportó 340 productos diferentes a España por 126,3 millones de dólares, sobre todo agroalimentarios (piña, banano, jugos y concentrados de frutas, yuca y café). Las exportaciones a España han crecido un 120% en cinco años y el pasado febrero ICEX y Procomer firmaron un convenio de cooperación.

¿Cuáles son los principales objetivos de Procomer en España? La meta es sacar el máximo provecho del acuerdo de comercio entre Costa Rica y España. Esto ya se ha venido reflejando en los últimos años, en los que el comercio bilateral ha crecido a un promedio anual del 20%. Con la apertura de la oficina pretendemos acelerar el proceso, aumentar el valor de exportaciones, apoyar a las empresas que exportan a España, elevar el número de productos y la visibilidad país y potenciar el comercio y las inversiones. La oficina es una herramienta al servicio de los exportadores, especialmente pymes. Y vemos oportunidades en bienes y en servicios.

¿Prevé un aumento a corto plazo del comercio y la inversión bilateral?

Sí, y por varios factores. Primero porque es la tendencia. Segundo porque Costa Rica, como España, están repuntando. También porque la situación de incertidumbre en EEUU puede dinamizar el comercio con otros países y porque cada vez hay más aceptación en España de los productos de nicho y calidad costarricenses. Además, porque la imagen país de Costa Rica en España ha crecido en los últimos años. Hay más cercanía y conocimiento. Costa Rica impulsa ahora una estrategia más ambiciosa de expansión internacional y abrir en Madrid tiene el propósito de dinamizar intercambios y hacer de España el hub principal para el comercio de nuestro país y la puerta de entrada al resto de Europa.

¿Qué sectores de su país interesan más a las empresas españolas? En inversiones, los sectores más atractivos son infraestructuras, donde España es líder mundial y Costa Rica tiene rezago importante, pero también energías renovables, donde mi país tiene liderazgo en términos de estrategia, pero carece del musculo empresarial para implementar muchos de los planes en energía eólica, solar… La hotelería sigue siendo para España una fortaleza y lo que han hecho las cadenas españolas en Costa Rica ha sido muy positivo. Hay que tener en que la estrategia de Costa Rica es promover hoteles pequeños. De hecho, el 80% de las habitaciones están en hoteles de 50 habitaciones de máximo. Es una estrategia diferente a la de Cuba o Dominicana. No buscamos modelos masivos ni de todo incluido, sino que el turista salga y genere más encadenamientos.

Pero el interés de las hoteleras españolas se mantiene... Costa Rica, además, es destino idóneo para terciarización de servicios de back-office y hoy las exportaciones de servicios empresariales son casi tan grandes como las del turismo. Se trata de empresas que tienen operaciones en el país para servir a otros. Y hablamos de servicios profesionales. De hecho, el nivel 1 (call centers) no existe ya en el país, estamos en niveles 2 y 3, con empresas como McKinsey que ofrecen back-office sofisticado. El alto nivel de formación de nuestros recursos humanos permite dar ese servicio.

¿Cuál es el actual estado de la relación comercial España-Costa Rica? Las relaciones son sanas y pujantes. El comercio crece al 20% anual y eso lo dice todo. Aparte de jugos, frutas, concentrados y alimentos procesados, en el sector industrial lo que más exporta Costa Rica son dispositivos médicos. Queremos, además, potenciar los productos con valor agregado.

¿Y el de las relaciones inversoras entre ambos países? Una franquicia costarricense ha sido recientemente adquirida por un grupo español y se desarrollará en España: Little Monsters, guarderías con métodos especiales de enseñanza. Las relaciones inversoras han mejorado tanto como las comerciales, pero lógicamente hay mucha más inversión de España en mi país debido a la dimensión de las economías. Por ahora nos focalizamos más en el aumento del comercio que en el de las inversiones en España.

¿Hay nuevos proyectos en marcha para impulsar comercio e inversión? Hay planes de valorar la apertura de un centro de distribución en España que permita a las pymes enviar carga consolidada desde Costa Rica, optimizar costos y generar economías de escala. Es un proyecto aún sin fecha, en estudio. Asimismo estamos desarrollando una ventanilla única para la inversión extranjera con la meta de facilitar los trámites para invertir en Costa Rica.

Artículos relacionados