UN BANCO EN EL RETIRO

Unas elecciones USA donde impera el drama a las ideas

El aislacionismo es la fórmula más inmediata para convertir a los EEUU en una potencia irrelevante

The long, sordid antivaccine history of Donald Trump – Respectful ...
Donald Trump, váyase trompetero.

La revista Time calificaba la campaña presidencial en USA como la menos sustantiva de su historia moderna pero que, sin embargo, era la que había convocado a una audiencia mayor: tres cuartas partes de los votantes han considerado interesante la competición hacia la Casa Blanca, el mayor porcentaje de los dos últimos decenios, aunque un 65% reconocía la ausencia de un debate político. La dramatización se ha impuesto a las ideas. Esperemos que sean las últimas las que hoy triunfen finalmente.

Las pro­puestas de Hillary Clinton, más de 100.000 pa­la­bras sobre “colegios gra­tui­tos, exen­ciones fis­cales para las cor­po­ra­ciones que se ins­talan en el ex­tran­jero o la ins­ta­la­ción de 500 mil pa­neles so­la­res” han pa­sado des­aper­ci­bidas y os­cu­re­cidas por el tema de los mails pri­vados de la can­di­data.

La pro­puesta de Donald Trump para ta­ponar la fron­tera con México, por su lado ha te­nido un gran y con­ti­nuado eco sin que se ana­li­zase o ni si­quiera se dis­cu­tiese cual era la lon­gitud del muro o cuánto cos­taría su cons­truc­ción.

El men­saje de Trump es fun­da­men­tal­mente xe­nó­fobo: la ame­naza que plan­tean los in­mi­grantes está fuera de con­trol y la glo­ba­li­za­ción de los mer­cados con­duce a un menor nú­mero de tra­ba­ja­dores es­ta­du­ni­denses o sa­la­rios más ba­jos.

Washington es el cul­pa­ble. La con­dena del “Big go­vern­ment” ha sido siempre una de las re­qui­si­to­rias de los re­pu­bli­canos con­ser­va­do­res. Curiosamente Trump afirma que “Yo sólo puedo so­lu­cio­narlo” pero un hombre solo, un solo go­ber­nante es mucho más que el Big go­vern­ment asen­tado en Washington.

Internacionalmente, Trump plantea un adiós a la guerra fría. Putin no sería un enemigo sino un aliado. La anexión de Crimea o los bom­bar­deos ci­viles en Siria no sería ob­jeto de re­pre­sa­lias por parte de los Estados Unidos.

Ahora bien como dice el pe­rio­dista Masha Gessen, ex­ce­lente co­no­cedor del paño, Putin ne­ce­sita para con­so­lidar su poder se­guir pre­sen­tando a la OTAN y con­cre­ta­mente a los EEUU como el gran enemigo de la Madre Rusia. Es su mejor baza para mo­vi­lizar a la opi­nión pú­blica. Trump por su parte, asienta su po­pu­la­ridad con­ju­rando a todo tipo de enemi­gos.

¿Acaso el enemigo nu­clear es­ca­paría a esta con­dena? ¿Cómo se­rían más fuertes esos EEUU, que Trump con­voca, si se con­vierten en una ma­rio­neta del Kremlin?

Una ma­rio­neta que se re­pliega dentro sus fron­te­ras. Adiós a la de­fensa de los va­lores de­mo­crá­ticos en Oriente Medio como la mejor es­tra­te­gia, según Trump para con­tra­rrestar el te­rro­rismo yi­ja­dista. Por otro lado la re­nuncia a los tra­tados de libre de co­mercio como la fór­mula ideal para for­ta­lecer el em­pleo y la pro­duc­ción do­més­tica, de­jaría en manos de la China, to­davía to­ta­li­ta­ria, la ruta del co­mercio in­ter­na­cio­nal.

El ais­la­cio­nismo es la fór­mula más in­me­diata para con­vertir a los EEUU en una po­tencia irre­le­vante y por su­puesto en re­trasar su es­pí­ritu creador en el ancho campo de la tec­no­lo­gía.

Una cam­paña más vis­tosa en las de­fi­cien­cias que en los lo­gros. Insultos de Trump a los co­lec­tivos la­tinos y a las mu­jeres y los mail de Clinton. En de­fi­ni­tiva la fe en el go­bierno está re­sen­tida. El 8 de no­viembre se di­rime la con­tienda en la que la emo­ti­vidad ha pre­va­le­cido sobre la ra­cio­na­li­dad.

Un gran ple­bis­cito, el es­ta­dou­ni­dense, que como el Brexit bri­tá­nico pero am­pliado a es­cala pla­ne­ta­ria, tendrá con­se­cuen­cias im­pre­vi­si­bles má­xime si Trump con­sigue la pre­si­den­cia.

Artículos relacionados