Mucha ac­ti­vidad en Viscofán, Enagás y Banco Sabadell tras la úl­tima co­rrec­ción

Los consejeros toman posiciones en el Ibex ante la eventual victoria de Hillary Clinton

Presidentes y con­se­jeros de­le­gados ad­quieren tí­tulos en plena tem­po­rada de re­sul­tados

Salida a Bolsa de Hispania
Ibex, vaya negocio.

¿Miedo a las elec­ciones es­ta­dou­ni­den­ses? No tanto como el que po­dría pa­recer a la vista de la im­por­tante co­rrec­ción que su­frió el Ibex 35 entre el 31 de oc­tubre y el 4 de no­viem­bre, pe­ríodo en el que cayó desde los 9.200 hasta los 8.790 pun­tos. Haciendo bueno el dicho de "a río re­vuelto, ga­nancia de pes­ca­do­res", el des­censo ha pro­pi­ciado una re­le­vante cas­cada de ope­ra­ciones de compra por parte de los con­se­jeros de al­gunas de las em­presas del se­lec­tivo. Un ne­gocio al al­cance de las manos y más para los arries­ga­dos.

Después de muchas semanas con la cartera cerrada, los hombres fuertes de los consejos de administración han empezado a tomar posiciones en sus empresas. Lo han hecho aprovechando la temporada de resultados en marcha y, sobre todo, el fuerte castigo sufrido por las cotizaciones en bolsa. El primero en mover ficha fue el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, que desembolsó 100.000 euros para comprar 3.875 títulos del grupo gasista.

La operación responde al esquema de todas las operaciones realizadas en los últimos días. Oreja compró el mismo día que Enagás presentó un beneficio de 317,4 millones de euros hasta septiembre, un 1,5% más respecto al mismo período del año pasado. De momento, la apuesta se salda con ligeras pérdidas para el ejecutivo. Compró el pasado 18 de octubre a 25,91 euros por título y la cotización ha bajado ligeramente aunque se mantiene firme por encima del soporte de los 25 euros.

También ha habido movimiento en el sector financiero, el gran protagonista en las bolsas en las últimas semanas gracias al interés creciente de las grandes carteras por un sector que ha pasado muchos trimestres olvidado en el cajón. Las compras de los consejeros se han centrado en Banco Sabadell, donde el consejero José Ramón Sufrategui ha adquirido 50.000 acciones. Con en el resto de los casos, las compras se han producido aprovechando importantes correcciones.

En el caso de Sufrategui se produjeron tras la caída provocada en la cotización del banco catalán por la publicación de los resultados del tercer trimestre del año. Ese día la acción cayó cerca de un 4%. De momento, el consejero está haciendo un buen negocio, ya que compró a 1,18 euros y Sabadell ha superado desde entonces el nivel de los 1,2 euros. Como otros pesos pesados del consejo que han comprado acciones en meses anteriores –caso del presidente José Oliu y del consejero director general José Luis Negro- Sufrategui es uno de los hombres fuertes de Sabadell que ha apoyado la cotización del banco.

Las mismas condiciones que en los dos casos citados, pero a una escala mucho mayor, se repiten en Viscofan, que está viviendo su año más agitado en el parqué. Al totalmente inesperado ‘profit warning’ anunciado en julio se han sumado unos resultados del tercer trimestre del año que han dejado fríos a los inversores y que han llevado la cotización hasta los niveles más bajos del ejercicio.

Alrededor de los 43 euros (muy lejos de los casi 55 a los que empezó el año), el presidente José Domingo Ampuero y el director general José Antonio Canales han comprado un total de 14.000 títulos. Una ofensiva que ha coincidido con la gran oleada de compras de Corporación Alba, que en pleno descenso de la cotización ha barrido todo el papel del mercado para aumentar su participación desde el 5% hasta el 10%, una participación valorada en alrededor de 200 millones de euros.

“En el tramo final ya de la temporada de resultados, hay mucha actividad. Tras la última corrección en las bolsas hay valores que se han quedado en niveles muy atractivos, lo que está despertando el interés de los consejeros. Posiblemente, veremos más compras en los últimos días”, señalan en fuentes del mercado.

Los movimientos se amplían al mercado continuo. En el comienzo del mes de noviembre, el presidente de Faes, Mariano Ucar, ha adquirido 10.000 títulos de la compañía. Y otro consejero, Íñigo Zavala, ha adquirido 30.000 títulos de la empresas. Con el Ibex de nuevo por debajo de los 9.000 puntos y a la espera del resultados de las elecciones estadounidenses, los consejeros esperan acontecimientos con el escopeta cargada.

Artículos relacionados