Randstad prevé 338.000 nuevas con­tra­ta­ciones ante unas pre­vi­siones re­cord en ventas

La recuperación económica impulsará el consumo y los contratos en Navidad

Las grandes ca­denas han ade­lan­tado sus cam­pañas para el ‘Black Friday’ del pró­ximo 25 de no­viembre

Consumo
Consumo

Pasado el atracón po­lí­tico y con un Gobierno no en fun­cio­nes, los ciu­da­danos es­pañoles piensan ya más en sus pro­blemas eco­nó­micos y en si po­drán hacer algún extra en di­ciem­bre, que en las di­fi­cul­tades que Mariano Rajoy tendrá para aguantar toda la le­gis­la­tura. Las pers­pec­tivas eco­nó­micas no son tan buenas para 2017 -2,3% de cre­ci­miento- como para 2016, con una pre­vi­sión de al­re­dedor del 3,2% a final de año. ¿Será di­ciem­bre, re­cord en ventas como apuntan los pro­nós­ti­cos?

De momento, algunos informes desvelan que el consumo se disparará el próximo mes y que la campaña de Navidad puede ser la mejor de la historia con 338.000 nuevos contratos previstos, un 11,5% más que en 2015, según la sociedad de recurso humanos y trabajo temporal Randstad. El Corte Inglés, Carrefour, Amazon, cadenas de hoteles, Seur y Toys “R” Rus, entre otras, están contratando incluso mucho más que en campañas anteriores a la crisis. En la pasada Navidad, los hogares españoles se gastaron una media de 700 euros.

Puede que se esté vendiendo la piel del oso antes que cazarlo pero, si los pronósticos salen, las ventas pueden dispararse esta Navidad. Al menos toda la gran distribución, los comercios, las tiendas online y las empresas de reparto a domicilio se están preparando para ello en cuanto a contratación se refiere.

Los últimos informes del Banco de España señalan que el crecimiento del Producto Interior Bruto sigue sustentándose en el dinamismo que muestra la demanda interna del país, el consumo privado que se ha mantenido gracias a una creación sostenida del empleo -en octubre se crearon 100.000 empleos aunque aumentó el paro en 44.685 personas-, y las buenas condiciones financieras para conceder préstamos.

Estos tres aspectos están sirviendo para que la economía siga mostrando una cierta fortaleza y que los ciudadanos nos gastemos más, aunque aparezcan “algunas fuentes de incertidumbre”, como señala el banco emisor en su último informe. De momento, la proximidad de las fiestas navideñas va a impedir saber si el nuevo Ejecutivo -continuista para la mayoría- dará en la tecla para que sigamos siendo optimistas o si volvemos a sufrir los ajustes de principios de la anterior legislatura. Hasta entonces, los hogares españoles echarán mano de la paga extra para consumir más.

Las fiestas navideñas coincidirán además con el periodo de gracia de los 100 días que la oposición suele dar para que el nuevo Ejecutivo se asiente y empiece a tomar las primeras medidas. Podemos ha anunciado, en cambio, que piensa dar caña desde el primer día porque, según señala, continúan los ministros que más daño han hecho en la pasada legislatura.

‘Black Friday’, pistoletazo de salida

El próximo 25 de noviembre se celebra el Black Friday -viernes negro-, la fecha que, puede decirse, es el pistoletazo de salida del consumo navideño. La mayoría de las grandes superficies han adelantado esta vez sus campañas anunciando algunos productos que tendrán grandes descuentos, y se espera que el último fin de semana de noviembre se rompan todas las previsiones.

Muchos consumidores aprovechan ya el viernes negro para adelantar sus regalos. Según los expertos en venta y marketing, es cuando se produce el primer gran atracón de ventas hasta después del Puente de la Constitución. Los días posteriores al viernes negro, las grandes cadenas se quedan semivacías y es en el Puente del 6 y 8 de diciembre cuando las tiendas vuelven a hacer caja.

Las expectativas apuntan a que, solo en la campaña de Navidad, el volumen de negocio crezca un 20%. Por su parte, la Federación Española de Hostelería estima que la demanda aumente un 7%. Tales expectativas han llevado a que las tiendas estén aumentando la contratación de personal. La Confederación Española de Comercio estima se producirá alrededor de 30.000 nuevas contrataciones para las próximas fechas. Por lo que se refiere al gran consumo, se esperan crear otros 22.000 empleos nuevos, lo que supone un aumento de 4.000 personas, según la patronal de la distribución Anged.

El Corte Inglés es quien más personal contratará este año con unos 8.500 nuevos empleados, unos 1.500 trabajadores más que en la Navidad de 2015. Respecto a Carrefour, el grupo de distribución superará las 6.000 incorporaciones. Toys “R” Us ha contratado 1.700 personas. Seur realizará otras 1.700 contrataciones, y Amazon otros 1.000 puestos nuevos en Madrid. Lo peor de todo es que, después del 6 de enero, todos estos contratos se habrán liquidado.

Artículos relacionados