Monitor de Latinoamérica

Chile pincha y es ya el que ofrece menos fa­ci­li­dades de la Alianza del Pacífico

México, Colombia y Perú, paraísos para hacer negocios

El clima em­pre­sa­rial re­gional se ra­len­tiza du­rante el úl­timo año, según el BM

inversion-latinoamerica1
Inversion en Latinoamérica.

El en­torno de ne­go­cios en Latam no me­joró en el úl­timo año, pese al em­peño de la ma­yoría de Gobiernos en adoptar re­formas para fa­ci­litar el clima em­pre­sa­rial en un marco de des­ace­le­ra­ción eco­nó­mica y menor in­ver­sión ex­te­rior. Según el Banco Mundial, México, Colombia y Perú son hoy los mer­cados más ami­ga­bles con los ne­go­cios, mien­tras que Venezuela es uno de los países del mundo donde más di­fícil es im­pulsar una em­presa.

Chile se desinfla, tras liderar años el indicador, y pasa a ser el país con peor ambiente para los negocios de la Alianza del Pacífico.

La decimocuarta edición del informe del BM Doing Business 2017: Igualdad de oportunidades para todos muestra que las facilidades para hacer negocios sólo mejoraron el año pasado en Argentina y Bolivia entre las 18 economías iberoamericanas evaluadas (Cuba no es examinada) y que se mantuvieron en otros dos (Dominicana y Ecuador).

En el resto se produjo un declive que fue muy notable en El Salvador (-9 puestos) y Honduras y Paraguay (-4). Las grandes economías empeoraron, salvo Argentina, con retrocesos de dos lugares en Brasil, Colombia, México y Chile y de uno en Perú.

El informe, que mide la facilidad para hacer negocios en 190 países toma en cuenta 10 aspectos de regulación: manejo de permisos de construcción, tiempo para empezar un negocio, acceso a la electricidad, registro de propiedad, acceso al crédito, protección de inversores, pago de impuestos, comercio fronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de insolvencias. El primer puesto mundial lo ocupa Nueva Zelanda, por delante de Singapur, Dinamarca, Hong Kong, China, Corea, Noruega, Reino Unido, EEUU, Suecia y Macedonia.

Por primera vez, Chile no sólo sale de las 50 primeras posiciones en la lista global, sino que queda por debajo de México, Colombia y Perú, pese a que estos también retrocedieron. Aunque parte del bajón se debe a cambios metodológicos del informe, en su descenso del puesto 57 al 55 influyó el empeoramiento en varios indicadores (entre ellos mayor rigidez del sistema laboral) y aspectos nuevos, como la inclusión de género, en la que figura como único país de la OCDE donde las mujeres casadas no tienen el mismo derecho de propiedad que los hombres. En pago de impuestos Chile bajó al lugar 120. Así las cosas, Chile queda cuarto en Latam en facilitación de negocios, rebasado por México (puesto 47 global), Colombia (53) y Perú (54). Completan el top-ten Costa Rica (60, con una pérdida de 2 puestos); Panamá (70, -3 lugares); Guatemala (88, -3); Uruguay (90, -1); El Salvador (95) y Dominicana (103, sin variación). Tras ellos se ubican Honduras (105); Paraguay (106); Ecuador (114, sin cambio) y Argentina (116, +2). Y, en el furgón de cola, Brasil (123); Nicaragua (127, -3); Bolivia (149, +2) y Venezuela (187, -2 puestos).

En el último año, México mejoró en acceso al crédito y volvió el pago de impuestos más fácil para las compañías, mientras que Colombia obtuvo el mejor puesto en el área en permisos de construcción y facilidad para acceder a créditos. Venezuela fue el peor puntuado en indicadores como días para empezar un negocio (230 días), acceso a electricidad y comercio fronterizo.

Pese a la tónica general de deterioro o estancamiento frente a otras partes del mundo, el informe destaca el esfuerzo de la región para facilitar los negocios y señala que las reformas se aceleraron, en su mayor parte dirigidas a pago de impuestos, comercio transfronterizo y apertura de empresas. El BM sitúa a varias economías entre las mejores del mundo en algunas áreas, como Colombia y México, entre las cinco mejor clasificadas en obtención de crédito.

En general, los países de la región obtienen los mejores resultados en obtención de electricidad (media de 84) y de crédito (89) y tienen rendimiento inferior en pago de impuestos (130), registro de propiedad (118) y apertura de empresa (113). De media se requieren 29 pagos de impuestos al año, frente a 11 en la OCDE. En apertura de empresas se ha mejorado (32 días frente a 55 hace cinco años), pero se está lejos de la media global. En Latam se aprobaron el año pasado 32 reformas para hacer más fácil los negocios, frente a 24 el año previo. La mayoría se dio en las áreas de pago de impuestos (9), comercio transfronterizo (8) y apertura de empresas (6). Brasil implementó 3, el mayor número del área. Otras economías que destacaron por sus reformas fueron Argentina, Bolivia, Dominicana y Ecuador (dos reformas).

Según los expertos del BM, el reto regional es seguir eliminando trabas, algo vital para mejorar el clima de negocios en un área donde el cumplimiento de engorrosas normas tributarias sigue siendo complejo. Según el BM, el tiempo medio necesario que dedica un empresario latinoamericano en pagar impuestos es de 43 días, frente a un promedio mundial de 31 días laborables.

Artículos relacionados