UN BANCO EN EL RETIRO

El peligro no está en EEUU sino en China

El comercio exterior resiste a la comparación pero se va agravando a septiembre

Estados Unidos y China
Estados Unidos y China

Las cifras de Comercio Exterior correspondientes a septiembre recogen tres trimestres y permiten tener una idea bastante precisa de la evolución de las exportaciones e importaciones españolas en 2016. El crecimiento de las exportaciones se viene frenando pero resiste bien la comparación internacional. En efecto, la variación en euros de septiembre sobre el mismo mes de 2015 es nula, en tanto que en el período enero a septiembre el avance sobre 2015 ha sido del 1,2%.

Un avance mo­desto que, sin em­bargo, su­pera al de la zona euro 0% y al de la UE -0,9%. Las ventas al ex­te­rior de Alemania e Italia avan­zaron en esas fe­chas un 1% y 0,50% res­pec­ti­va­mente. En Francia ca­yeron el 1,5% y en el Reino Unido el 4,3%. Fuera de la Unión Europea las ex­por­ta­ciones de USA des­cen­dieron un 5%, un 6,8% las de China y un 9,2% las de Japón.

La des­ace­le­ra­ción de nues­tras ex­por­ta­ciones según las ci­fras de los Registros de Aduanas con­cuerda con las re­co­gidas en la en­cuesta sobre la Coyuntura de Exportación, que re­fleja la opi­nión de los ex­por­ta­do­res. En el tercer tri­mestre de 2016 el Índice Sintético de la Actividad Exportadora (ISAE) mostró un des­censo sobre los dos tri­mes­tres pre­ce­den­tes, si­tuán­dose en un nivel de 16,5% muy in­fe­rior a las cotas del 24,7% o 25,9% al­can­zadas en 2014 y 2015.

El ISAE es el re­sul­tado pon­de­rado de la car­tera de pe­didos en el tri­mestre ac­tual junto a las pers­pec­tivas de esa car­tera en los pró­ximos tres y doce me­ses. El des­censo del ín­dice re­fleja una per­cep­ción más pe­si­mista en la ac­tua­lidad que en los meses ve­ni­de­ros.

Por des­tinos de ex­por­ta­ción el valor de la car­tera de pe­didos del tri­mestre ac­tual dis­mi­nuye con ca­rácter ge­neral aunque se man­tiene es­table con la UE y la Eurozona. Para las em­presas ex­por­ta­doras sus prin­ci­pales clien­tes, ac­tuales y fu­tu­ros, son Francia y Alemania.

Por otro lado el saldo co­mer­cial, según los Registros de Aduanas, tanto en sep­tiembre como en los nueve pri­meros meses de 2016 ha me­jo­rado res­pecto a 2015. Un dé­ficit me­nor, 13,2% en sep­tiembre y un 30% in­fe­rior en los nueve pri­meros me­ses; la tasa de co­ber­tura, Exportación – im­por­ta­ción, ha pa­sado del 90,9% al 93,4%. En virtud de los re­sul­tados del sector tu­rís­tico sigue cre­ciendo el ex­ce­dente de la ba­lanza de pagos por cuenta co­rriente. La po­si­ción ex­te­rior de España se man­tiene muy firme.

¿Nubarrones en el ho­ri­zonte USA? Recordemos que hacia 1970 los USA eran nuestro prin­cipal cliente con un 17,6% del total de las ex­por­ta­ciones es­paño­las, en la ac­tua­lidad sólo re­pre­sentan el 4,5% frente al 15,1% de Francia y el 11,3% de Alemania.

La des­via­ción del co­mercio a favor de la UE ha es­tado mar­cada por nuestro in­greso en el mer­cado único y en el propio desa­rrollo de la eco­nomía es­pañola. Nuestra ex­por­ta­ción ya no es fun­da­men­tal­mente agrí­cola sino que está di­ver­si­fi­cada: Automóviles, pro­ductos far­ma­céu­ti­cos, ins­ta­la­ciones eléc­tricas a la vez que crece la par­ti­ci­pa­ción en la cons­truc­ción y ges­tión de au­to­pis­tas. Lo que fue un gran des­equi­li­brio co­mer­cial ahora es un co­mercio prác­ti­ca­mente equi­li­brado. Según las ci­fras es­pañolas re­gis­tramos un li­gero dé­ficit y según las ci­fras es­ta­dou­ni­denses un su­pe­rá­vit.

La con­tri­bu­ción del sector ex­te­rior a la evo­lu­ción del PIB do­més­tico sigue siendo po­si­tiva. Obsérvese que las ex­por­ta­ciones han cre­cido un 3,2% en vo­lumen en tanto que las im­por­ta­ciones sólo lo han hecho en un 2,7%. Más im­por­tante to­davía es la me­jora de la fac­tura del sector ex­te­rior pro­vo­cada por la caída de los pre­cios de los pro­ductos ener­gé­ti­cos. Necesitamos ex­portar menos na­ranjas y au­to­mó­viles para com­prar la misma can­tidad de pe­tró­leo.

El efecto Trump, cual­quiera que sea no pa­rece que vaya a afec­tarnos de ma­nera sig­ni­fi­ca­tiva. En cual­quier caso habrá que es­pe­rar. Lo que sí sigue siendo preo­cu­pante es nuestro dé­ficit co­mer­cial con China. Entre Enero y Septiembre ha sido de 14.074 mi­llones de Euros cuando el dé­ficit co­mer­cial total de España ha sido 13.227 mi­llones de Euros y el su­pe­rávit con la UE de 9.970 mi­llones de Euros.

Desconocemos a qué se debe esta fuerte des­via­ción y de­pen­dencia de nuestro Comercio Exterior con China. En el úl­timo medio siglo co­mer­ciamos mucho menos con los USA e im­por­tamos mucho más de la República Popular China.

Artículos relacionados