Monitor de Consumo Bancario

Los bancos han subido los di­fe­ren­ciales para hacer frente a la caída del Euribor

Las hipotecas españolas, las terceras más caras de la UE

Las aso­cia­ciones de con­su­mi­dores ya ha­blan de una 'burbuja in­mo­bi­liaria 2.0'

Adicae
Adicae

La banca es­pañola ya no puede pre­sumir de las me­jores con­di­ciones en los prés­tamos por vi­vienda. Las en­ti­dades fi­nan­cieras con sede en España se han ga­nado el bronce en el me­da­llero de los tipos de in­terés más al­tos, con un 2,03% de me­dia. Los fi­nan­cieros tienen bien apren­dida la vieja re­ceta que re­co­mienda subir los di­fe­ren­ciales cuando el Euribor flo­jea.

Los datos mencionados se encuentran en las estadísticas de tipos de interés de entidades de crédito, Banco Central Europeo (BCE) y recogidas por Bankia. Según este informe, sólo en Países Bajos e Irlanda pueden encontrarse tasas más altas.

Los bancos españoles han sido los únicos en incrementar los intereses para cubrirse las espaldas frente al coma del Euribor, una medida inédita en el resto de Europa. El encarecimiento ha escalado desde principios de año hasta los 5 puntos básicos, mientras que en el resto del continente el sector ha seguido el ritmo de las caídas del índice, que en la actualidad se sitúa en tasas negativas.

A pesar del recrudecimiento de la batalla entre bancos para captar nuevos clientes hipotecarios, la banca ha detenido el desplome de precios de los últimos años. Por un lado, metiendo tasa fijas en el primer y segundo año de los créditos a tipos variables, a veces superiores al 2%. Para el resto del tiempo de vida del préstamo, aplican atractivos diferenciales, incluso inferiores al 1%.

La otra pata de la estrategia de los financieros es fomentar la contratación de hipotecas a tipos fijos mixtos o puros, en general más caras. Según los datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el 54% de nuevos créditos hipotecarios tienen precios estables.

La burbuja ya está aquí

La asociación de consumidores ADICAE, apoyándose en los resultados de una encuesta recientemente realizada, afirma que, tras el pinchazo de la anterior, la burbuja inmobiliaria 2.0 ya está aquí. Y las causas son, entre otras, que la banca "continúa desarrollando estrategias abusivas", como el encarecimiento tanto de los diferenciales de las hipotecas variables como de las fijas, al tiempo que mantienen "las ya conocidas".

El sondeo revela que los elevados precios y los altos niveles de desempleo y precariedad convierten la adquisición de vivienda en una quimera para la mayoría de jóvenes: un 74% de españoles de entre 18 y 34 años carece de medios para adquirir una vivienda.

josesmendoza81

Artículos relacionados