DESDE EL PARQUET

Amper, movimientos en la sombra

Los ex­pertos no saben ex­plicar muy bien qué está ocu­rriendo con Amper. La em­presa tec­no­ló­gica, in­cluida en el ín­dice SmallCap con una ca­pi­ta­li­za­ción de unos 85 mi­llones de eu­ros, es uno de los va­lores más planos del mer­cado con­tinuo a pesar de su bajo precio que daría pie a fuertes os­ci­la­cio­nes.

Tras salir del concurso de acreedores solicitado en diciembre de 2014, los que conocen los entresijos del grupo, afirman que sucesivas ampliaciones de capital y la venta de su división en el Pacífico, pendiente solo de la autorización de los organismos reguladores, le reportará un flujo de caja positivo y prácticamente eliminará su deuda. Un duro ajuste de reestructuración que ya se está dejando notar en sus cuentas trimestrales.

De este modo, Amper ha elevado su Ebitda, hasta los 13 millones de euros, un 61% más que en el mismo período del año anterior. Su beneficio neto ha alcanzado el millón de euros frente a las pérdidas de 4,4 millones en el tercer trimestre de 2015. Todo ello permite al grupo afianzar sus expectativas de crecimiento de sus negocios tradicionales en el medio y largo plazo.

Las positivas cifras, sin embargo, no se están dejando notar en su cotización y el valor mantiene una caída del orden del 6% en el ejercicio. Se mantiene así en niveles similares a cuando se encontraba en concurso de acreedores, algo que no tiene sentido salvo por una posible manipulación bajo cuerda con el fin de evitar la subida del precio.

Al respecto, algunos inversores suspicaces recuerdan que para salir del concurso de acreedores, Amper tuvo que acudir al fondo de inversión Fore que se quedó con un gran porcentaje de la deuda a través de unos warrants convertibles en acciones mediante ventanas de conversión anuales. Pese a acudir a esas primeras ventanas y convertir los warrants en acciones, estos accionistas han observado en los registros de la CNMV que el porcentaje de Fore en la compañía baja progresivamente.

Un movimiento extraño y poco transparente que está acentuando las especulaciones. Algunos creen que Auriga, una sociedad de valores que ha tomado posiciones en Amper en las ampliaciones de capital, estaría engordando su cartera mediante un acuerdo de compra de la participación de Fore. Esto lo estaría haciendo a precios de mercado y no en bloques, evitando llamar la atención y manteniendo unos precios acordes a sus intereses.

De ser así, lo más interesante para los pequeños accionistas sería posicionarse de cara al largo plazo. Una vez que se termine el intercambio de acciones entre ambas compañías, se digieran las últimas ampliaciones y se cierre de forma definitiva la venta de la división del Pacífico Sur, cabe esperar subidas en vertical del valor. Algunos piensan que puede incluso multiplicar su precio por cuatro a lo largo de los próximos meses, teniendo en cuenta el movimiento registrado en la primavera de 2015 en plena ampliación de capital para iniciar el procese de reestructuración.

Artículos relacionados