Aprovecha las caídas para en­trar en va­lores como Indra, Gamesa o la pa­pe­lera Ence

El fondo soberano noruego 'caza' gangas en bolsa en el tramo final de 2016

Especula y compra tras la caída del Ibex 35 desde los 9.000 a los 8.600 puntos

Norges Bank
Norges Bank

Norges Bank es el mayor in­versor eu­ropeo en ac­ciones es­paño­las. Cuando acabó el año 2015 tenía pre­sencia en hasta 80 em­presas co­ti­zadas na­cio­na­les, una cifra que se ha man­te­nido es­table hasta el tramo final de 2016 en el que el fondo so­be­rano no­ruego está ha­ciendo una apuesta bas­tante de­ci­dida por el mer­cado es­pañol en un mo­mento de enorme in­de­fi­ni­ción en los mer­cados tras las elec­ciones es­ta­dou­ni­denses y la fuerte subida de las ren­ta­bi­li­dades en el mer­cado de deuda pú­blica.

El Ibex 35, que antes de los comicios lograba superar el nivel de los 9.000 puntos, ha corregido con fuerza en los últimos días. En ese tránsito hacia los 8.615 puntos, Norges Bank ha puesto la sexta velocidad y ha decidido apostar fuerte por un grupo de empresas que tienen como denominador común haber sido castigadas con fuerza en bolsa en las últimas semanas, antes o después de la presentación de sus resultados trimestrales. Por lo tanto, uno de los inversores más potentes del mundo junto a gigantes como BlackRock, Fidelity o Invesco está en plena búsqueda de gangas en el mercado español.

En los últimos días, Norges ha subido su participación en Ence desde el 3,1% hasta el 3,6%; en Gamesa desde el 2,89% hasta el 3,37% y en Indra desde el 2,58% al 3,13%. Se trata en todos los casos de compras significativas que consolidan al fondo soberano noruego como uno de los inversores institucionales de referencia del trío de compañías, que se convierten en algunas de sus grandes apuestas para tratar de sacar el máximo partido posible a corto plazo a la bolsa española.

“Cuando un fondo de este tamaño realiza compras en varias compañías al mismo tiempo es porque está apostando fuerte por la reacción de un mercado. Hace pocos días también subió su participación en otras empresas como Applus (por encima del 5%), Meliá o Técnicas Reunidas (por encima del 3%)”, señalan en fuentes del mercado que recuerdan como el Ibex ha hecho la goma en varias ocasiones este año y ha superado hasta en seis ocasiones la resistencia de los 9.000 puntos para perderla después más o menos rápidamente.

Ahora, en plena corrección, Norges estaría intentando coger un nuevo rally alcista hasta final del año en valores muy castigados tras la presentación de los resultados del tercer trimestre del año. Es el caso de Ence. La papelera registró un beneficio neto de 95,8 millones de euros hasta septiembre, un 32,1% menos que en el mismo período del año anterior. Unas cifras acogidas con frialdad por el mercado hasta el punto de que Ence ha perdido el nivel de los dos euros y se encuentra a un paso de los mínimos del año.

Aunque la cotización ha reaccionado ligeramente en las últimas sesiones, aún suma una pérdida que supera el 40% este año. Muy lejos de esas cifras se encuentran Indra y Gamesa, que acumulan sendas ganancias del 12% y del 21% respectivamente en lo que va de 2016. Sin embargo, ambas están muy lejos de los mejores registros del año. Y en el caso de Indra, con un gran susto de por medio, porque la bolsa recibió los resultados trimestrales con una gran caída del 12%.

Fue la respuesta de los inversores a los números de un tercer trimestre en el que aunque la compañía volvió a los beneficios, la facturación retrocedió un 6% contra las expectativas del mercado. La caída provocó la reacción inmediata de Norges, que compró acciones a manos llenas para volver a superar el 3% del capital y volver a niveles muy cercanos a los que empezó un año en el que ha realizado beneficios en Indra aprovechando los máximos del año alcanzados en el mes de septiembre.

En Gamesa, uno de los que mejor lo han hecho en el Ibex este año, la corrección que empezó a finales de octubre y llevó la cotización por debajo de los 20 euros por acción ha intensificado las compras de Norges por debajo de este soporte. Buenas noticias para la bolsa española que un inversor de la talla de Norges esté poniendo suelo a las caídas de algunas de las empresas más calientes del año bursátil.

Artículos relacionados