El Monitor de Innovación

El sistema ya ha sido testado y su puesta de largo está prevista para 2020

Dubai será el escenario de la 'premiére' de Hyperloop

El aire comprimido propulsará los 'trenes bala' a velocidades superiores a los 1.000 km/h

AVE, ferrocarril
El AVE se queda obsoleto.

El medio de transporte del futuro ya tiene fecha de estreno, y el trayecto inaugural no partirá de Nueva York o Moscú, ni enlazará dos distantes urbes alemanas o japonesas. Los petrodólares se han llevado el gato al agua y el primer viaje de Hyperloop partirá de Dubai en 2020, gracias al acuerdo al que han llegado la autoridad Transporte y Carreteras de Dubái e Hyperloop One.

El tér­mino de las ne­go­cia­ciones da luz verde al inicio de la fase de es­tudio para la cons­truc­ción en Emiratos Árabes de la pri­mera red de pa­sa­jeros y mer­can­cías de este medio de co­mu­ni­ca­ción. Aunque aún no se ha de­ter­mi­nado la ruta del primer viaje, el anuncio ofi­cial aporta el ejemplo de un hi­po­té­tico tra­yecto entre Dubai y Abu Dhabi: los 140 ki­ló­me­tros que se­paran ambas ciu­dades po­drían cu­brirse en tan sólo 12 mi­nutos gra­cias a la ve­lo­cidad má­xima del in­ge­nio, capaz de so­bre­pasar la ba­rrera de los 1.000 ki­ló­me­tros por hora.

"La tec­no­logía está evo­lu­cio­nando y trans­for­mando la forma en que vi­vi­mos, pero nos falta una in­no­va­ción real en el trans­porte de masas y el sis­tema ac­tual se ha es­tan­cado. Hyperloop One se centra en un trans­porte que es mucho más efi­ciente, rá­pido y lim­pio, para cam­biar la di­ná­mica de cómo mover las mer­can­cías y las per­so­nas", ha ma­ni­fes­tado Shervin Pishevar, pre­si­dente eje­cu­tivo de Hyperloop One.

Pishevar de­claró que Dubai tiene un "sentido per­fecto" para el es­treno, puesto que la me­gá­polis "es el centro de trans­porte global del siglo XXI y sus lí­deres en­tienden que Hyperloop One está in­tro­du­ciendo la pró­xima era de trans­por­te".

Un sis­tema de 'tubos de va­cío' que cam­biará el mun­do

A estas al­turas pocos dudan ya que Hyperloop está des­ti­nado a marcar un antes y un des­pués en la his­toria de los me­dios de trans­porte.

El sis­tema, ideado por el fí­sico sud­afri­cano Elon Munsk -cofundador de PayPal y Tesla Motors-, se sirve de aire com­pri­mido para mover ob­jetos a través de un tubo cons­truido entre dos puntos fi­jos. En este tubo se crea un vacío a través del cual la au­sencia de ro­za­miento per­mi­tiría a los 'trenes bala' des­pla­zarse a al­tí­simas ve­lo­ci­da­des.

El in­vento ya fue pro­bado por pri­mera vez el pa­sado mes de mayo en el es­ta­dou­ni­dense de­sierto de Nevada. El test, rea­li­zado con una cáp­sula que tran­si­taba sobre una pista de pe­queño ta­maño, se saldó con un gran éxito, re­gis­trán­dose una ace­le­ra­ción de 0 a 190 ki­ló­me­tros por hora en dos se­gun­dos.

(@josesmendoza81)

Artículos relacionados