Habrá que ana­lizar cada en­tidad al margen de su país de origen o ta­maño

Los bancos serán los valores estrella para los inversores durante 2017

Ante una subida de tipos en EEUU, el BCE no mo­verá ficha hasta 2018

Bancos en la Bolsa
Los bancos y la Bolsa.

Después de un cal­vario casi ge­ne­ra­li­zado du­rante este ejer­cicio en los mer­ca­dos, con mayor in­ten­sidad en al­gunos casos pun­tua­les, los bancos vuelven a estar en el radar de los ana­listas y ten­drán el be­ne­plá­cito de los mer­cados du­rante el pró­ximo ejer­ci­cio. El de­par­ta­mento de eco­nomía y aná­lisis de BNP Paribas son los úl­timos en su­marse a esta teo­ría, aunque ad­vierten que las po­si­bles in­ver­siones se de­berán hacer en fun­ción de cada en­tidad y con in­de­pen­dencia de su país de ori­gen.

Los europeos aún tendrán que soportar un escenario de tipos a cero, al menos, hasta 2018.

Los bancos han estado en el punto de mira y de crítica en los últimos años como un sector causante, en buena medida, de la profunda crisis financiera y macroeconómica. El atractivo de sus acciones se ha desmoronado durante este tiempo, con una creciente regulación, unos bajos tipos de interés (incluso a cero) y una falta de rentabilidad que empuja a la búsqueda de una mayor eficiencia.

En este sentido, el sector financiero español ya ha acometido una reconversión sin precedentes, con la desaparición de prácticamente todas las cajas de ahorros y una reducción considerable del número de entidades. Pese a todo, el esfuerzo realizado parece insuficiente y se habla de una nueva ronda de fusiones.

Mientras, los analistas han vuelto a poner en su radar a las acciones de los bancos para el próximo ejercicio, ante la previsión de un mejor comportamiento en bolsa. De confirmarse, supondría un punto de inflexión tras las caídas generalizadas y en algunos casos salvajes que todavía sufren algunas entidades.

La directora del departamento de Economía y Análisis de BNP Paribas, Estefanía Ponte, se muestra convencida de esa futura evolución bursátil para el sector financiero y en el que también incluiría a las aseguradoras. Ponte da por hecho una subida en diciembre de los tipos de interés por la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos y dos incrementos adicionales en 2017.

En cambio, la directiva de BNP Paribas descarta que el Banco Central Europeo (BCE) vaya a modificar su política monetaria durante el próximo año, por lo que no se saldrá de tipos oficiales al cero. Eso sí, ese movimiento se podría producir en 2018 y es algo que ya se descuenta con la evolución de los bonos.

La política ultralaxa del BCE en cuanto a tipos es una de las quejas más extendidas en el sector financiero. El Comité de presidentes y la Junta Directiva de la Asociación Europea de Cajas de Ahorros y Bancos minoristas (ESBG, en sus siglas en inglés, y presidida por Isidro Fainé) han sido los últimos en sumarse a las críticas.

Durante la reunión que se celebra estos días en Madrid, las entidades de la ESBG solicitan una normalización de la política de tipos, ya que considera que "una política prolongada de tipos extremadamente bajos o negativos, como los actuales, suponen un riesgo para los clientes bancarios y pymes, y potencialmente para la estabilidad financiera", afirman en un comunicado oficial.

Caso a caso

La apuesta por los bancos europeos y americanos, sin embargo, deberá valorarse según discurra la compleja agenda política en el viejo continente y las medidas que acometa Donald Trump al frente de la presidencia de los Estados Unidos. Incluso, podrá influir en algunos países como México, según el análisis de BNP Paribas.

El analista técnico de la firma francesa en España, Óscar Germade, apuesta por ser muy selectivos en la elección de los bancos, con independencia del país de origen de los mismos o el tamaño. No siempre los más grandes son los más atractivos para su firma.

BNP Paribas pone en alerta, por encima de otros países, a Venezuela ante su compleja situación política, económica y social. En este país, el único banco español que mantiene presencia es el BBVA que, tras el resultado de las elecciones en Estados Unidos, ha sufrido un importante correctivo en su cotización.

Artículos relacionados