La eléc­trica es­pañola arrastra una deuda de 1.260 mi­llones por im­pagos y fraude en el con­sumo

Gas Natural Fenosa: la intervención de Electricaribe no afectará al dividendo

Fainé y Villaseca via­jaron a Colombia para in­tentar de­tener la in­ter­ven­ción de la fi­lial

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

Gas Natural Fenosa y el Gobierno co­lom­biano que pre­side Juan Manuel Santos han en­trado en con­flicto por los pro­blemas que la su­mi­nis­tra­dora de energía Electricaribe tiene con los clien­tes. El Ejecutivo co­lom­biano ha de­ci­dido in­ter­venir “temporalmente” la fi­lial eléc­trica para man­tener el abas­te­ci­miento a los 2,5 mi­llones de clientes que de­penden de la so­cie­dad. El po­pu­lismo pa­rece que se im­pone en el con­ti­ne­nete ame­ri­cano.

La empresa española alega desde julio pasado impagos continuos en las facturas y fraude en el consumo, lo que le ha provocado una situación financiera insostenible.

Según la propia compañía, la cifra ascendería ya a los 1.260 millones de euros, con unas pérdidas registradas en el tercer trimestre de 33 millones de euros. En un comunicado, Gas Natural niega que la intervención “temporal” de la filial colombiana “tenga impacto sobre el resultado neto ni sobre el cash-flow de Gas Natural Fenosa, no afectando, por tanto, a su política de dividendos”.

La entrada en Electrificadora del Caribe se produjo en el año 2000 cuando la española compró la mayoría del capital. Tras la fusión con Gas Natural, la sociedad resultante asumió el 85,38% que posee actualmente.

Viaje relámpago de Fainé y Villaseca

El presidente de la matriz, Isidro Fainé, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, viajaron a Colombia el pasado fin de semana para intentar parar la intervención por parte del Gobierno colombiano. En su cuenta de twiter, el ministro de Minas, Germán Arce, ha confirmado que se habían suspendido las negociaciones entre las partes por “falta de acuerdo en capitalización” y ha asegurado que, “la intervención de Electrificadora del Caribe es la mejor alternativa para garantizar el servicio de energía a las familias e industrias afectadas”.

Electrificadora del Caribe, controlada en un 85,38% por Gas Natural Fenosa, tiene 2,5 millones de clientes, de los cuales 1,5 millones son morosos. Los consumidores alegan, en cambio, mal servicio por parte de la filial colombiana y acusan a la matriz de no invertir para mejorar el sistema.

La gasista y eléctrica española notificó el pasado mes de agosto a las autoridades colombianas de la situación financiera por la que atravesaba la filial ante los numerosos impagos que arrastra. Desde entonces, las dos partes han estado analizando la situación sin que se haya solventado el conflicto.

En la nota que ha emitido Gas Natural Fenosa señala que “ha tenido conocimiento de una notificación que establece como medida preventiva la toma de posesión temporal de su sociedad Electrificadora del Caribe”. Estos dos meses iniciales serán prorrogables a la espera de que se produzca una salida al problema.

Problemas de tesorería

La utlitie española ha anunciado su “total interés en colaborar y cooperar con las autoridades de la República de Colombia, tanto en el pasado como ahora de cara al futuro”, aunque ha dejado claro los problemas por los que atraviesa la compañía filial. “La empresa colombiana padece fuertes tensiones de tesorería” como consecuencia del “impago de un elevado número de facturas de clientes en gran parte con suministro obligatorio”, ha subrayado.

A finales del tercer trimestre de 2016, de acuerdo con los estados financieros auditados de Electrificadora del Caribe, esos impagos y la existencia de una importante bolsa de fraude en el consumo, ascendían a un total de 4.052.0890 millones de pesos colombianos, unos 1.260 millones de euros, de los cuales están provisionados en aproximadamente un 83%.

Gas Natural Fenosa reconoce también en la nota hecha pública que hace unos meses activó el proceso de conversaciones para “tratar de resolver de una manera negociada la situación de la compañía, en el marco del tratado de protección recíproca de inversiones entre el Reino de España y la República de Colombia”.

A 30 de septiembre pasado, los fondos propios de la filial ascendían a 1.867.102 millones de pesos colombianos (581 millones de euros). El Ebitda ascendía a 623.181 millones de pesos (185 millones de euros) y el resultado neto reflejó unas pérdidas de 114.953 millones de pesos (33 millones de euros).

La matriz ha asegurado que espera que dicha “administración temporal no tenga impacto sobre la operativa habitual de la sociedad”. Asimismo, -subraya-, tampoco afectará al resultado neto, ni al cash-flow de Gas Natural Fenosa. La política de dividendos se mantendrá igualmente inalterable.

La compañía abonó el pasado 27 de septiembre un dividendo a cuenta del ejercicio 2016 de 0,33 euros por acción. Para el periodo 2016-2018, la empresa prevé un pay out anual del 70% en el trienio, con un mínimo de un euro por título.

Artículos relacionados