La eléctrica española arrastra una deuda de 1.260 millones por impagos y fraude en el consumo

Gas Natural Fenosa: la intervención de Electricaribe no afectará al dividendo

Fainé y Villaseca viajaron a Colombia para intentar detener la intervención de la filial

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

Gas Natural Fenosa y el Gobierno colombiano que preside Juan Manuel Santos han entrado en conflicto por los problemas que la suministradora de energía Electricaribe tiene con los clientes. El Ejecutivo colombiano ha decidido intervenir “temporalmente” la filial eléctrica para mantener el abastecimiento a los 2,5 millones de clientes que dependen de la sociedad. El populismo parece que se impone en el continenete americano.

La em­presa es­pañola alega desde julio pa­sado im­pagos con­ti­nuos en las fac­turas y fraude en el con­sumo, lo que le ha pro­vo­cado una si­tua­ción fi­nan­ciera in­sos­te­ni­ble.

Según la propia com­pañía, la cifra as­cen­dería ya a los 1.260 mi­llones de eu­ros, con unas pér­didas re­gis­tradas en el tercer tri­mestre de 33 mi­llones de eu­ros. En un co­mu­ni­cado, Gas Natural niega que la in­ter­ven­ción “temporal” de la fi­lial co­lom­biana “tenga im­pacto sobre el re­sul­tado neto ni sobre el cas­h-­flow de Gas Natural Fenosa, no afec­tando, por tanto, a su po­lí­tica de di­vi­den­dos”.

La en­trada en Electrificadora del Caribe se pro­dujo en el año 2000 cuando la es­pañola compró la ma­yoría del ca­pi­tal. Tras la fu­sión con Gas Natural, la so­ciedad re­sul­tante asumió el 85,38% que posee ac­tual­mente.

Viaje re­lám­pago de Fainé y Villaseca

El pre­si­dente de la ma­triz, Isidro Fainé, y el con­se­jero de­le­gado, Rafael Villaseca, via­jaron a Colombia el pa­sado fin de se­mana para in­tentar parar la in­ter­ven­ción por parte del Gobierno co­lom­biano. En su cuenta de twi­ter, el mi­nistro de Minas, Germán Arce, ha con­fir­mado que se ha­bían sus­pen­dido las ne­go­cia­ciones entre las partes por “falta de acuerdo en ca­pi­ta­li­za­ción” y ha ase­gu­rado que, “la in­ter­ven­ción de Electrificadora del Caribe es la mejor al­ter­na­tiva para ga­ran­tizar el ser­vicio de energía a las fa­mi­lias e in­dus­trias afec­ta­das”.

Electrificadora del Caribe, con­tro­lada en un 85,38% por Gas Natural Fenosa, tiene 2,5 mi­llones de clien­tes, de los cuales 1,5 mi­llones son mo­ro­sos. Los con­su­mi­dores ale­gan, en cam­bio, mal ser­vicio por parte de la fi­lial co­lom­biana y acusan a la ma­triz de no in­vertir para me­jorar el sis­tema.

La ga­sista y eléc­trica es­pañola no­ti­ficó el pa­sado mes de agosto a las au­to­ri­dades co­lom­bianas de la si­tua­ción fi­nan­ciera por la que atra­ve­saba la fi­lial ante los nu­me­rosos im­pagos que arras­tra. Desde en­ton­ces, las dos partes han es­tado ana­li­zando la si­tua­ción sin que se haya sol­ven­tado el con­flicto.

En la nota que ha emi­tido Gas Natural Fenosa señala que “ha te­nido co­no­ci­miento de una no­ti­fi­ca­ción que es­ta­blece como me­dida pre­ven­tiva la toma de po­se­sión tem­poral de su so­ciedad Electrificadora del Caribe”. Estos dos meses ini­ciales serán pro­rro­ga­bles a la es­pera de que se pro­duzca una sa­lida al pro­blema.

Problemas de te­so­rería

La utlitie es­pañola ha anun­ciado su “total in­terés en co­la­borar y cooperar con las au­to­ri­dades de la República de Colombia, tanto en el pa­sado como ahora de cara al fu­tu­ro”, aunque ha de­jado claro los pro­blemas por los que atra­viesa la com­pañía fi­lial. “La em­presa co­lom­biana pa­dece fuertes ten­siones de te­so­re­ría” como con­se­cuencia del “impago de un ele­vado nú­mero de fac­turas de clientes en gran parte con su­mi­nistro obli­ga­to­rio”, ha sub­ra­yado.

A fi­nales del tercer tri­mestre de 2016, de acuerdo con los es­tados fi­nan­cieros au­di­tados de Electrificadora del Caribe, esos im­pagos y la exis­tencia de una im­por­tante bolsa de fraude en el con­sumo, as­cen­dían a un total de 4.052.0890 mi­llones de pesos co­lom­bia­nos, unos 1.260 mi­llones de eu­ros, de los cuales están pro­vi­sio­nados en apro­xi­ma­da­mente un 83%.

Gas Natural Fenosa re­co­noce tam­bién en la nota hecha pú­blica que hace unos meses ac­tivó el pro­ceso de con­ver­sa­ciones para “tratar de re­solver de una ma­nera ne­go­ciada la si­tua­ción de la com­pañía, en el marco del tra­tado de pro­tec­ción re­cí­proca de in­ver­siones entre el Reino de España y la República de Colombia”.

A 30 de sep­tiembre pa­sado, los fondos pro­pios de la fi­lial as­cen­dían a 1.867.102 mi­llones de pesos co­lom­bianos (581 mi­llones de eu­ros). El Ebitda as­cendía a 623.181 mi­llones de pesos (185 mi­llones de eu­ros) y el re­sul­tado neto re­flejó unas pér­didas de 114.953 mi­llones de pesos (33 mi­llones de eu­ros).

La ma­triz ha ase­gu­rado que es­pera que dicha “administración tem­poral no tenga im­pacto sobre la ope­ra­tiva ha­bi­tual de la so­cie­dad”. Asimismo, -subraya-, tam­poco afec­tará al re­sul­tado neto, ni al cas­h-­flow de Gas Natural Fenosa. La po­lí­tica de di­vi­dendos se man­tendrá igual­mente inal­te­ra­ble.

La com­pañía abonó el pa­sado 27 de sep­tiembre un di­vi­dendo a cuenta del ejer­cicio 2016 de 0,33 euros por ac­ción. Para el pe­riodo 2016-2018, la em­presa prevé un pay out anual del 70% en el trie­nio, con un mí­nimo de un euro por tí­tulo.

Artículos relacionados