Monitor de Infraestructuras

Ferrmed y empresarios valencianos quieren movilizar a todas las fuerzas sociales

Un corredor ferroviario muy reivindicativo

Cuatro autonomías exigen a Fomento un “plan detallado” de ejecución del proyecto

Vías de un ferrocarril pendiente.
Vías de un ferrocarril pendiente.

Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña convertirán el Corredor del Mediterráneo en la bandera de la reivindicación de la nueva legislatura de Mariano Rajoy. Las cuatro autonomías han empezado a meter presión para que el proyecto salga del ostracismo y finalice su ejecución pese a los recortes que el Ministerio de Fomento recibirá en los Presupuestos de 2017. Todas las fuerzas políticas, incluido el PP murciano, exigirán al nuevo ministro, Íñigo de la Serna, un compromiso en firme.

El pre­si­dente de Ferrmed, la aso­cia­ción mul­ti­sec­to­rial que actúa de lobby de pre­sión para que se eje­cute el Corredor del Mediterráneo, Joan Amorós, ha anun­ciado en Bruselas que so­li­ci­tarán de “inmediato” una en­tre­vista con el ti­tular de Fomento, para abordar los planes del nuevo Ejecutivo con res­pecto a dicho pro­yecto. El ob­je­tivo de la en­tre­vista no es otro que exigir al Ministerio que, en un plazo no su­pe­rior a seis me­ses, pre­sente un “plan de­ta­llado de fi­na­li­za­ción de las obras”.

Este grupo de pre­sión ha puesto 2018 como fecha tope para que el ancho fe­rro­viario in­ter­na­cional pro­yec­tado desde Barcelona hasta Almería esté aca­bado en dicho ejer­ci­cio, y un “estudio com­pleto” para des­do­blar la línea entre Valencia y Tarragona. “Es una ver­güenza que las dos ciu­dades más di­ná­micas de España no estén unidas por alta ve­lo­ci­dad”, ha seña­lado el má­ximo res­pon­sable de Ferrmed.

El eje fe­rro­viario que prevé en­lazar Algeciras, Almería, Murcia, Alicante y toda Cataluña con Hungría, co­nec­tará con toda Europa a través de 3.500 ki­ló­me­tros de ancho in­ter­na­cio­nal. Será lo que se de­no­mina el gran pro­yecto fe­rro­viario del Siglo XXI y abrirá las puertas a todo el eje Mediterráneo hacia el norte de Europa.

La pre­sión de los em­pre­sa­rios va­len­cianos

Además del lobby de pre­sión Ferrmed, la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) ha abierto una pá­gina web de­no­mi­nada el­co­rre­dor­me­di­te­rra­neo.com de­di­cada a in­formar pun­tual­mente sobre el es­tado del pro­yecto. Con esta ini­cia­tiva, tratan de pre­sionar tam­bién al Gobierno Central a que ace­lere su cons­truc­ción y de­mos­trar a todos los ciu­da­danos el ca­rácter es­tra­té­gico que su­pone para las cuatro au­to­no­mías. En la web, se pone de ma­ni­fiesto que en 2025 se dis­ponga de la doble pla­ta­forma mer­can­cía­s-­via­jeros con ancho in­ter­na­cional desde Algeciras a Perpiñán.

“El Corredor Mediterráneo es, sin duda al­guna, el pro­yecto que más con­tri­buirá al be­ne­ficio de todos los sec­tores de la eco­nomía de Valencia y de España”, sos­tiene el em­pre­sario va­len­ciano Vicente Boluda, y líder de la Asociación Valenciana de Empresarios.

Los em­pre­sa­rios instan al nuevo Ejecutivo a que ponga fecha a la alta ve­lo­cidad entre Barcelona y Alicante y com­pro­me­terse tam­bién a que en 2018 exista ancho in­ter­na­cional fe­rro­viario desde Almería hasta Francia. Boluda ha pe­dido al mi­nistro De la Serna que tenga “una vi­sión cor­to­pla­cista” e in­vierta en la fi­na­li­za­ción de las obras, “una in­fra­es­truc­tura que sufre im­por­tantes re­tra­sos”, ha sub­ra­yado.

Defensa de una es­truc­tura cir­cu­lar, no solo ra­dial

“El pro­blema grave lo tiene el Gobierno, que no está ha­ciendo los de­be­res. No hacen los de­beres por la con­cep­ción ra­dial que tienen del Estado y el Corredor Mediterráneo es el único no ra­dial”, ha seña­lado por su parte Joan Amorós, pre­si­dente de Ferrmed.

En su opi­nión, con­si­deran que hasta ahora se ha de­fen­dido una es­truc­tura ra­dial de trans­porte fe­rro­viario donde todas las lí­neas parten de Madrid, y lo que se pre­tende es que se haga una es­truc­tura cir­cu­lar, que hará que la línea de trans­porte sea “más com­pleta, eficaz y jus­ta”.

¿Queremos co­nectar la es­truc­tura ra­dial con la cir­cular o no? ¿Queremos estar más cerca de Europa o no? se pre­guntan los em­pre­sa­rios. El fu­turo eje me­di­te­rráneo no sólo unirá a todo el Sur con el Norte de Europa en cuanto a trans­porte de mer­can­cías fe­rro­via­rias, sino que en­la­zará tam­bién con toda la red por­tuaria es­pañola me­di­te­rránea con la eu­ro­pea. Además, será un gran be­ne­ficio para el tu­rismo y per­mi­tirá aba­ratar los costes del trans­porte y fa­vo­re­cerá el cambio cli­má­tico.

Por este mo­tivo, toda la cuenca me­di­te­rránea reivin­dica estar mejor co­nec­tada con Europa y acabar un ma­cro­pro­yecto en un país que dis­pone de la pri­mera red de alta ve­lo­cidad más ex­tensa de Europa, con 3.000 ki­ló­me­tros de AVE, y la se­gunda del mundo, des­pués de China. Sin em­bargo, está des­co­nec­tada del resto de la Unión Europea.

Amorós culpa al Gobierno de Rajoy de la pa­rá­lisis y no a Francia. “La res­pon­sa­bi­lidad es del Gobierno es­pañol, porque Francia, a pesar de todo, tiene aún ca­pa­cidad para que puedan pasar los tre­nes. El lí­mite de Francia será a partir de 2024. Por eso, es­tamos ha­blando con el Gobierno francés para que se des­do­blen las lí­neas entre Montpellier y Perpiñán”, ha seña­lado.

Movilizar a todas las fuerzas

Amorós ha in­sis­tido en que a los entes re­gio­nales se les hace un caso “muy re­la­tivo” por lo que ha pe­dido mo­vi­li­zarse al mundo em­pre­sa­rial, sin­di­cal, mu­ni­cipal y a los pro­pios go­biernos au­to­nó­mi­cos. “Si el Gobierno de Madrid no cum­ple, nos te­nemos que mo­vi­lizar to­dos”, ha reivin­di­cado.

El prin­cipal es­collo que el nuevo mi­nis­tro, Íñigo de la Serna, debe salvar será el pro­blema de la fi­nan­cia­ción del pro­yecto. Los Presupuestos de 2017 se an­tojan muy res­tric­tivos por el pro­blema del dé­fi­cit. Por im­pe­ra­tivo de Bruselas, el Estado se verá obli­gado a re­cortar como mí­nimo 5.500 mi­llones de euros y todo apunta a que el Ministerio de Fomento y la obra pú­blica re­ci­birán casi con se­gu­ridad un ti­je­re­tazo en in­ver­sión.

Ahora bien, el Corredor del Mediterráneo es uno de los ejes que de­fiende Bruselas y que se in­cluyen en el Plan Juncker de ma­cro­pro­yectos a eje­cutar dentro de la Unión Europea. ¿Será po­sible unir algún día por tren Algeciras hasta la ciudad hún­gara de Zahony? Esperemos que sí.

Artículos relacionados