Monitor de Consumo Bancario

La cifra total de cuentas afectadas puede superar los 40.000 clientes

Un ciberataque saquea 20.000 cuentas bancarias de Tesco Bank

La compañía se ha visto obligada a suspender temporalmente el servicio de transacciones online

Consumo de datos en Navidad
Los datos nunca están seguros.

El fraude online es un fenómeno que amenaza a los usuarios de forma masiva. No a los grandes bancos y empresas: a usted. Así lo demuestran los acontecimientos: Tesco Bank, la filial financiera del mayor conglomerado minorista de Reino Unido, ha sufrido un ataque informático sobre 40.000 de las cuentas bancarias que gestiona, con sustracción de dinero de aproximadamente la mitad de las mismas. Así de largo es el brazo de los ciberdelincuentes.

La pa­sada se­mana, la com­pañía pidió dis­culpas ofi­cial­mente por los he­chos a través de su con­se­jero de­le­gado Benny Higgins. Éste, en de­cla­ra­ciones a la BBC, em­pleó el tér­mino "transacciones sos­pe­cho­sas" para re­fe­rirse al ata­que, que en cues­tión de horas dejó a cero la mitad de las cuentas ban­ca­rias afec­ta­das.

Higgins afirmó sen­tirse "muy es­pe­ran­zado" de que los afec­tados re­cu­pe­ra­rían el di­nero ro­bado en las 24 horas si­guien­tes, lo cual aún no ha sido cons­ta­tado.

"Podemos ase­gurar a nues­tros clientes que cual­quier pér­dida fi­nan­ciera como re­sul­tado de esta ac­ti­vidad será re­suelta com­ple­ta­mente por Tesco Bank, y que es­tamos tra­ba­jando para re­fi­nan­ciar las cuentas que han sido ob­jeto de fraude lo antes po­si­ble", in­dicó Tesco Bank en un co­mu­ni­cado ofi­cial.

Bloqueo total en pre­vi­sión de nuevos ro­bos

Tesco Bank reac­cionó al fraude ma­sivo pa­ra­li­zando tem­po­ral­mente el ser­vicio de transac­ciones a través de Internet, aunque los clientes de la com­pañía po­drán se­guir pa­gando y re­ti­rando efec­tivo con sus tar­jetas de cré­dito.

Asimismo, Higgins, que no quiso re­velar la can­tidad total de­frau­dada ni ha­blar sobre los po­si­bles fa­llos en la se­gu­ridad de la com­pañía, in­formó que la National Crime Agency (NCA), unidad es­pe­cia­li­zada en de­litos on­line, se ha hecho cargo de las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Artículos relacionados