Monitor de Infraestructuras

El nuevo Ejecutivo no tendrá en 2017 el viento de cola del petróleo y habrá que ver el efecto Brexit

¿Será Fomento el coche escoba del Gobierno del no a Rajoy?

Constructoras y cementeras exigen al Gobierno mayor inversión en infraestructuras para sujetar la economía

Infraestructuras
Infraestructuras

El Ministerio de Fomento es el departamento en el que tienen puestas todas las miradas las constructoras, inmobiliarias, cementeras, medioambientales y tecnológicas de cara al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Por el dinero que mueve y los campos que abarca siempre ha sido unos de los gabinetes estrella. Pero la crisis, primero, y el déficit del Estado, después, lo han convertido en poco menos que en coche escoba que recoge todas las migajas que sobran de la tarta.

¿Será una de las ce­ni­cientas de los Presupuestos de 2017? Es la pre­gunta que se hacen los em­pre­sa­rios de la cons­truc­ción y la propia pa­tronal Seopan a la vista de los pro­blemas que el equipo de Rajoy tendrá para cua­drar las cuentas por culpa del dé­ficit que arrastra el Estado. El vi­ce­pre­si­dente del Círculo de Empresarios, Josep Piqué, lo co­men­taba la pa­sada se­mana: el fu­turo Ejecutivo no tendrá el viento de cola como lo ha te­nido du­rante parte de 2015 y lo que va de 2016 con el bajo precio del ba­rril. Gracias a la caída del pe­tró­leo, la cuenta de gastos ha po­dido so­por­tarse mejor porque la fac­tura ener­gé­tica se ha re­du­cido con­si­de­ra­ble­mente.

El pe­tróleo no ayu­dará en 2017

Para este año, en cam­bio, la si­tua­ción pinta bas­tante dis­tinta y, si se cum­plen los pro­nós­ti­cos, el pe­tróleo su­pe­rará la media de los 50 dó­la­res, lo que su­pone tener que pa­gar, al me­nos, unos 10 dó­lares más por el ba­rril de crudo. Además, el cre­ci­miento va a ser menor que el que se re­gis­trará en 2016. Las es­ti­ma­ciones apuntan a que el Producto Interior Bruto (PIB) cre­cerá un 3,2% este año y un 2,3% en 2017.

Según el Círculo, el pre­vi­sible en­ca­re­ci­miento del pe­tróleo tendrá un efecto ne­ga­tivo sobre nuestra de­manda in­terna y sector ex­te­rior, re­du­ciendo el po­ten­cial de cre­ci­miento de la eco­nomía es­pañola. El cre­ci­miento del PIB sigue sus­ten­tán­dose en el buen com­por­ta­miento de la de­manda in­terna, el con­sumo pri­vado que se ha man­te­nido por la crea­ción de em­pleo y las con­di­ciones fi­nan­cieras fa­vo­ra­bles. Para el BBVA Research, el cre­ci­miento del 2,3% es­pe­rado para 2017 será su­fi­ciente para acu­mular una crea­ción neta de em­pleo en torno a los 800.000 puestos de tra­bajo y re­ducir la tasa de paro hasta el en­torno del 18,2% al final del pe­riodo

El sub­go­ber­nador del Banco de España, Fernando Restoy, ha seña­lado por su parte que hay que va­lorar la co­rrec­ción que se ha hecho sobre los des­equi­li­brios eco­nó­micos que exis­tían, pero ha ad­ver­tido de que España debe aún afrontar ciertos “desafíos”, como la con­so­li­da­ción fiscal y el pro­blema de las ele­vadas tasas de paro. El banco emisor sigue de­tec­tando tam­bién al­gunas fuentes de in­cer­ti­dum­bres que vienen del ex­te­rior, como es la sa­lida del Reino Unido de la Unión Europea.

Las de­ri­va­ciones del efecto Brexit serán una prueba de fuego para la eco­nomía es­pañola en 2017 bá­si­ca­mente en dos as­pec­tos: el tu­rismo y el mer­cado in­mo­bi­lia­rio. Según el úl­timo in­forme del BBVA Research sobre la si­tua­ción in­mo­bi­liaria en España, las de­ci­siones en torno al me­ca­nismo de sa­lida de Reino Unido de la UE serán de­ter­mi­nantes para cuan­ti­ficar su im­pacto en la de­manda re­si­den­cial, sobre todo en re­giones como Murcia, Canarias o Baleares, donde el peso de la de­manda bri­tá­nica es ele­vado.

El AVE y los fe­rro­ca­rri­les, la es­trella

Pero al margen de estas con­si­de­ra­cio­nes, las grandes cons­truc­toras de lo que ahora están pen­diente es de los Presupuesto de 2017 y ver que de­par­ta­mentos se llevan las ma­yores par­ti­das. La Alta Velocidad y los fe­rro­ca­rriles fueron los grandes be­ne­fi­ciados de los Presupuestos de Fomento en 2016. El AVE se llevó la mayor ta­jada al ser la par­tida que re­ci­birá este año más re­cursos dentro del Grupo Fomento: 3.679 mi­llones de eu­ros, equi­va­lentes a un 67% del total fe­rro­via­rio.

El úl­timo Gobierno de Rajoy ha con­cen­trado todo el es­fuerzo in­versor de la le­gis­la­tura en re­ducir las dis­tan­cias in­ter­te­rri­to­riales y, por eso se, ha cen­trado en el fe­rro­ca­rril. Habrá que ver si, para 2017, los trenes si­guen aca­pa­rando la mayor parte del re­parto.

La in­ver­sión total del Grupo Fomento para 2016 as­ciende a 10.129 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un cre­ci­miento de un 5,8% res­pecto a 2015. De dicho vo­lu­men, la mayor parte, 5.460 mi­llones (54%), se la llevan los fe­rro­ca­rri­les; ca­rre­teras 2.383 mi­llones (23%); puertos y se­gu­ridad ma­rí­tima 1.000 mi­llones (10%); vi­vienda solo 620 mi­llones (6%), y ae­ro­puertos y se­gu­ridad aérea un poco me­nos, 609 mi­llones (6%).

Ahora bien, una cosa es lo que sale en los Presupuestos y otra es lo que se eje­cuta. Las cons­truc­toras y la propia pa­tronal del ce­mento Oficemen vienen de­nun­ciando desde hace tiempo el in­cum­pli­miento que se hace de las par­tidas pre­su­pues­ta­rias. La in­te­ri­nidad del propio Gobierno ha hecho que mu­chas de las li­ci­ta­ciones pre­vistas para este ejer­cicio no se hayan rea­li­zado por no haber sa­lido a con­curso.

Una prueba de la es­casa obra pú­blica que se ge­nera se de­muestra en el con­sumo de ce­mento. El con­sumo acu­mu­lado hasta sep­tiembre as­cendía a 8.391.585 to­ne­la­das, lo que su­pone una caída del 2,9% res­pecto al mismo pe­riodo de 2015.

“El total de­sin­terés por las in­fra­es­truc­turas que ve­nimos su­friendo nos sitúa en ni­veles muy por de­bajo de lo que po­drían con­si­de­rarse “normales”, de­nuncia el di­rector ge­neral de Oficemen, Aniceto Zaragoza. “Desde Oficemen, es­ti­mamos que debe ser una prio­ridad po­lí­tico eco­nó­mica re­cu­perar el es­fuerzo in­versor en in­fra­es­truc­turas y que, si no se reac­tiva el sector de la cons­truc­ción, dados sus ele­vados efectos de em­puje y arrastre sobre el total de la eco­no­mía, será muy di­fícil re­cu­perar los ni­veles de em­pleo y su­perar esta cri­sis”, sen­ten­cia.

Artículos relacionados