DESDE EL PARQUET

Biosearch se anima con los rumores

El sector bio­tec­no­ló­gico está con­cen­trando buena parte de in­terés del mer­cado en estos días. No en vano es uno de los sec­tores más ac­tivos en mo­mentos de am­plia vo­la­ti­lidad por su ca­rácter más de­fen­sivo. Dentro del grupo, los in­ver­sores han fi­jado su aten­ción en Biosearch una vez que ha ron­dado de nuevo sus mí­nimos his­tó­ricos en medio de unas in­ter­mi­na­bles con­vul­siones in­ternas que han es­tado pe­na­li­zando, según los ope­ra­do­res, su evo­lu­ción bur­sátil desde el mismo mo­mento en que llegó al mer­cado.

El grupo, especializado en omega3, dispone de proyectos pioneros a nivel mundial en biotecnología, pero no acaba de hacer realidad las buenas expectativas y se mantiene como la eterna promesa del mercado.

En la actualidad, la antigua Puleva Biotech está controlada por el gigante Lactalis, mientras que Pescaderías Coruñesas posee un 10% y Ebro Foods apenas mantiene ya algo más de un 3%, según los datos de la CNMV. En los mentideros del mercado se ha estado hablando estos días de los últimos movimientos accionariales de Pescaderías Coruñesas que podría haber estado promediando a precios bajos ante el temor, dicen las malas lenguas, de que Lactalis lance una OPA por la totalidad, obligándola a asumir mayores minusvalías.

Una operación que no sorprendería en exceso al mercado. De hecho, desde el 23 de septiembre el valor viene acumulando una subida casi en vertical, pasando de los 48 céntimos de euro por acción hasta los 57 céntimos, más de un 15% en apenas unos días que anticipan posibles movimientos accionariales. Estos avances han distorsionado en parte el perfil técnico, pero parece claro que ahora se enfrenta a niveles clave en torno a los 0,67 y los 0,73 euros de cara al medio plazo. De superarlos, la subida sería en vertical a no ser que manos interesadas no la dejen subir para facilitar una posible compra a precios bajos.

Artículos relacionados