Monitor de Latinoamérica

Entre los grandes mercados, sólo Brasil empeoró en 2015, según el FEM

La competitividad mejora en el área, pese a la desaceleración

Chile, Panamá y México son las economías más competitivas de la región

La competitividad mejora en 9 naciones
La competitividad mejora en 9 naciones

La competitividad en Latinoamérica experimentó una mejoría en conjunto en 2015, pese a la fuerte desaceleración económica del área, si bien ninguna de sus economías logra aún situarse entre las 30 más competitivas del mundo. Según el último informe anual 2016-17 presentado días atrás por el Foro Económico Mundial (FEM), Chile sigue encabenzado el ránking en Latam, por delante de Panamá y México. Y Venezuela se sitúa en el extremo opuesto.

En con­junto, de las 18 eco­no­mías ibe­roa­me­ri­canas ana­li­zadas en un in­forme en el que fi­gura Cuba, la com­pe­ti­ti­vidad me­joró en 9 na­ciones el año pa­sado, se es­tancó en 4 y se de­te­rioró en 5 paí­ses. Panamá, México y Dominicana ex­pe­ri­men­taron los ma­yores avances y Ecuador, El Salvador y Brasil los ma­yores de­te­rio­ros. Bolivia y Costa Rica fueron los otros dos países que per­dieron com­pe­ti­ti­vi­dad, mien­tras que ésta se es­tancó en Colombia, Uruguay, Guatemala y Honduras.

Pese a la me­joría ge­ne­ral, el FEM des­taca que la re­gión está lejos aún de lo­grar buenas notas en com­pe­ti­ti­vi­dad. Para el or­ga­nismo, el boom de las ma­te­rias primas es­condió la ne­ce­sidad de avanzar en la agenda de com­pe­ti­ti­vi­dad, algo que hu­biese per­mi­tido la apa­ri­ción de nuevos ac­tores en las eco­no­mías y su di­ver­si­fi­ca­ción, con­tri­bu­yendo a sor­tear de forma más exi­tosa la des­ace­le­ra­ción en un 2016 en el que Brasil, Venezuela, Ecuador y Argentina es­tarán en re­ce­sión. Según el FEM, en Latam son aún con­si­de­ra­bles las di­fe­ren­cias de com­pe­ti­ti­vidad entre paí­ses, pero la mayor brecha tiene que ver con el en­torno ma­cro, un factor que re­fleja el doble shock que im­plicó la dis­mi­nu­ción del precio de las ma­te­rias primas y de las in­ver­sio­nes.

Entre las ma­yores eco­no­mías, sólo un Brasil su­mido en grave crisis po­lí­tica y en re­ce­sión eco­nó­mica (y cuyo PIB po­dría caer hasta el 3,3% este año, según el propio banco cen­tral) vio re­du­cirse su po­si­ción com­pe­ti­tiva. El gi­gante re­gional cedió 6 pues­tos, al lugar 81 mun­dial y el no­veno re­gio­nal. No obs­tante, el FEM re­salta que no obs­tante la crisis po­lí­tica sin pre­ce­den­tes, el país logra re­sul­tados po­si­tivos en los fac­tores re­la­cio­nados con las ins­ti­tu­cio­nes. “Esto im­plica un re­co­no­ci­miento de parte de la co­mu­nidad em­pre­sa­rial de que Brasil in­tenta afrontar y re­solver los pro­blemas vin­cu­lados con la co­rrup­ción, la des­con­fianza en la clase po­lí­tica y en las ins­ti­tu­cio­nes, lo que es po­si­ti­vo".

Por su parte, México avanzó 6 pues­tos, al lugar 51 mun­dial y el ter­cero en Latam y Chile man­tuvo su li­de­razgo re­gional en el puesto 32 mun­dial (+2 dos po­si­cio­nes). Y Argentina es­caló dos lu­ga­res, al 104 mun­dial y al 14 en la re­gión. México al­canzó en 2015 el mejor nivel de com­pe­ti­ti­vidad en una dé­cada, gra­cias a sus me­joras en ca­pa­cidad tec­no­ló­gica y efi­ciencia de mer­cado de bie­nes. Por con­tra, el pilar donde más em­peoró fue el de las ins­ti­tu­cio­nes, donde ocupa el puesto 116. La eva­lua­ción señala que los fac­tores más pro­ble­má­ticos para hacer ne­go­cios en México son la co­rrup­ción, el cri­men, una bu­ro­cracia in­efi­ciente y las tasas im­po­si­ti­vas.

Entre las nuevas es­tre­llas eco­nó­micas del área, Colombia se man­tuvo en la po­si­ción 61 a nivel global y quinta en la re­gión y Perú se situó sexto en Latam y avanzó dos puestos en la cla­si­fi­ca­ción glo­bal, al 67. Un Ecuador gol­peado por la apre­cia­ción del dó­lar, la caída de las ma­te­rias primas y el te­rre­moto de la pa­sada pri­ma­vera acusó una pér­dida de 15 pues­tos, al lugar 11 en Latam y 91 a es­cala glo­bal. Uruguay se man­tuvo en el puesto 73 y Paraguay en el 117 a nivel glo­bal, pese a subir un pel­daño. En el furgón de cola se si­tuaron Bolivia, con una pér­dida de 4 pues­tos, al 121 mun­dial, y Venezuela, su­mida en una crisis in­ter­mi­na­ble, y que no logra salir tam­poco de los úl­timos puestos en la clas­fi­ci­ca­ción glo­bal, pese a subir dos lu­ga­res: se ubicó en el lugar 130 entre las 138 eco­no­mías mun­diales ana­li­zadas por el WEF.

En Centroamérica, los alumnos más aven­ta­jados fueron Panamá, que es­caló seis po­si­cio­nes, al se­gundo lugar en el área y 42 a nivel mun­dial; Dominicana, que subió seis pel­daños, al lugar 92 en el mundo, y Nicaragua, que avanzó cinco, al 103 mun­dial, un puesto por de­lante de Argentina. Guatemala y Honduras se es­tan­caron en las po­si­ciones 78 y 88 y Costa Rica (cuarta a nivel re­gio­nal) bajó dos lu­ga­res, al 54 en la lista mun­dial. El Salvador acusó una gran pér­dida de com­pe­ti­ti­vidad en 2015, al ceder 10 puestos y caer al 105 glo­bal. Chile, el lí­der, me­joró en ma­teria edu­ca­tiva y for­ma­ción y Panamá, en en­torno ma­cro, efi­ciencia de mer­cado y desa­rrollo fi­nan­ciero. De Costa Rica el FEM des­taca sus for­ta­lezas en edu­ca­ción y salud pri­ma­rias, así como en in­no­va­ción.

El rán­king anual del FEM fue, un año más, li­de­rado por Suiza, por de­lante de Singapur, EEUU, Holanda, Alemania, Suecia, Reino Unido, Japón, Hong Kong y Finlandia. España es­caló un lu­gar, al 32 a nivel mun­dial. La cla­si­fi­ca­ción se ela­bora aten­diendo a 12 pi­la­res: ins­ti­tu­cio­nes, in­fra­es­truc­tura, en­tormo ma­cro, salud y edu­ca­ción, edu­ca­ción uni­ver­si­taria y for­ma­ción, efi­ciencia del mer­cado de bie­nes, efi­ciencia del mer­cado la­bo­ral, desa­rrollo del mer­cado fi­nan­ciero, pre­pa­ra­ción tec­no­ló­gica, sos­fis­ti­ca­ción de los ne­go­cios e in­no­va­ción.

Artículos relacionados