TENDENCIAS DEL DINERO

La extraña estrategia judicial del Frob en asuntos de las cajas salpica a De Guindos

Abogados de­fen­sores se pre­guntan de que lado está el Frob

Luis de Guindos.
De Guindos y Rodrigo Rato.

En pleno pro­ceso de ju­di­cia­li­za­ción de los mu­chos es­cán­dalos sur­gidos a raíz de la crisis y hun­di­miento de las cajas de aho­rro, co­mienza a de­tec­tarse una ex­traña es­tra­tegia por parte del FROB, or­ga­nismo úl­timo res­pon­sable de ges­tionar los más de 60.000 mi­llones de euros que, en ayudas di­rec­tas, re­cibió el sis­tema ca­jero o “cajístico” para evitar su des­apa­ri­ción trau­má­tica. Esa, para mu­chos sor­pren­dente es­tra­te­gia, puede em­pezar a sal­picar al má­ximo res­pon­sable del ci­tado or­ga­nismo que no es otro que el mi­nistro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos.

Este comportamiento anómalo del FROB o del Ministerio de Economía ha merecido una dura reprimenda del Tribunal Supremo, que ha reprochado y afeado al FROB su inacción, desidia o pasividad ante la parca sentencia de la Audiencia Nacional por la que se condena, pero poco, a los antiguos directivos de la fusión de las cajas gallegas a dos años de prisión, con lo que evitan su ingreso en la cárcel, por la autoconcesión de indemnizaciones millonarias cuando éstos fueron destituidos por el propio Fondo, práctica y actitud que no es nueva, ya que tampoco recurrió la absolución de los responsables de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por montar un sistema de sobresueldos.

Lejos de convertirse en excepcional este comportamiento, el extraño papel desempeñado por el FROB, se pudo detectar igualmente en el caso de la salida de Bankia a Bolsa, lo que sorprende a muchos observadores que ven que la actuación del FROB y/o del Ministerio de Economía no se ha limitado a ésa ya habitual desgana, sino que se ha puesto, desde el inicio del procedimiento, claramente de parte de los acusados encabezados por Rato, pese a estar personado como acusación particular, hasta el punto de ser este órgano el que recurrió la desproporcionada fianza de 800 millones de euros impuesta a los imputados y criticó con dureza a los peritos del Banco de España que elaboraron los informes en que se acusaba a Bankia de falsear sus cuentas para la salida a bolsa.

El papel del FROB resultó tan paradójico que la acusación popular, ejercida en su momento por UPyD, llegó a pedir la expulsión del FROB del procedimiento por actuar "en interés de los imputados".

Hasta tal extremo llega el papel desempeñado por el citado Fondo en este proceso que alguno de los abogado defensores de los acusados no ha tenido inconveniente en acusar al FROB de conflicto de interés y de repartirse con Bankia el coste de las indemnizaciones por la salida de esta última a Bolsa si se demuestra que hubo delito.

Artículos relacionados