Monitor de Consumo Bancario

El so­bre­coste con­trasta con el precio de las hi­po­te­cas, si­milar al de la eu­ro­zona

España penaliza el crédito al consumo y cobra el el doble que en la Eurozona

Moody's prevé una mayor cau­tela por parte de los bancos en esta fi­nan­cia­ción

Moodys
Moodys

Nunca llueve a gusto de todos y menos si el que se moja es el con­su­midor ban­ca­rio. El cré­dito al con­sumo cuesta a los es­paño­les, de me­dia, casi el doble de lo que se paga en la zona euro; y aunque desde hace dos años la ten­dencia de los pre­cios es a la baja, no pa­rece que vayan a aba­ra­tarse mucho más. El so­bre­coste en este tipo de fi­nan­cia­ción con­trasta con el precio de las hi­po­te­cas, muy si­milar al de los países que con­forman la unidad mo­ne­ta­ria.

Este análisis procede de un informe la agencia de calificación Moody's sobre el mercado de titulaciones en nuestro país. En la presentación del estudio, Antonio Tena, analista senior de la agencia, subrayó que el coste del crédito al consumo llegó el 10,4% en 2014 y descendió al 9,7% en 2015, cifras que constatan que aún hay "recorrido" a la baja para abaratar este tipo de préstamos.

No obstante, el experto ha advertido que en los últimos meses el desplome de los precios da señales de haber tocado suelo.

El coste de la financiación hipotecaria, por el contrario, es semejante al del resto de países de la Eurozona, lo que demuestra que sigue aumentando la diferencia de tipos según la finalidad del préstamo. Por ejemplo, mientras que el tipo medio en los préstamos para las pequeñas y medianas empresas se mueve entre el 3 y el 4%, en las hipotecas el techo está en el 2%.

Las entidades no están por la labor de asumir riesgos

El año 2013 marcó el inicio de un sostenido incremento de la concesión de crédito al consumo, cuyo volumen ha aumentado un 40% en los últimos tres años. Eso sí, Tena recordó que los nuevos préstamos equivalen a un tercio de la producción de los trimestres previos a la crisis de 2007.

El experto explicó que antes del estallido de la crisis las entidades financieras ejercían una política "agresiva" en la concesión de crédito al consumo, asumiendo fuertes riesgos, como la intervención de intermediarios o la realización de reestructuraciones de deuda.

Moody's prevé para el futuro una mayor prudencia en la concesión que se traducirá en un "sólido comportamiento" crediticio. Como indicio de esta mayor cautela, Tena señaló que actualmente los bancos se están centrando en los préstamos preconcedidos a clientes, los cuales estimó en un 50% del total de nuevos créditos al consumo.

(@josesmendoza81)

Artículos relacionados