Monitor del Seguro

En España hay cerca de 18 mi­llones de vi­viendas ase­gu­radas

El infraseguro, un mal crónico en las pólizas del Hogar

Más de 2.000 mi­llones de in­dem­ni­za­ciones anuales por seis mi­llones de si­nies­tros

Mapfre
Mapfre

Con el nuevo año se acaba de pro­ducir el mayor cambio le­gis­la­tivo en la his­toria del se­guro, ya que ha en­trado en vigor Solvencia II, la le­gis­la­ción eu­ropea de se­gu­ros. En nuestro país, ade­más, tam­bién ha hecho lo propio el nuevo Baremo de si­nies­tros de au­tos, que sin duda va a pro­vocar un in­cre­mento en las in­dem­ni­za­ciones de este ramo. Las ase­gu­ra­doras es­pañolas llevan va­rios años tra­ba­jando para este acon­te­ci­miento le­gis­la­tivo y la ma­yoría están su­fi­cien­te­mente pre­pa­ra­das.

Pero a pesar de todas estas novedades y alguna que otra más, el sector sigue también muy pendiente del día a día, de toda la problemática que tradicionalmente afecta a los distintos ramos y sigue buscando soluciones.

Concretamente en el Multirriesgo del Hogar, que es uno de los seguros más populares en nuestro país, ya que existen cerca de 18 millones de viviendas aseguradas, cuyo valor supera los 2,2 billones de euros.

De todas esas viviendas aseguradas, algo más de 13 millones son pisos y viviendas no unifamiliares en general, mientras que los 5 millones restantes corresponden a viviendas unifamiliares, según estimaciones de la patronal Unespa.

Las aseguradoras pagan más de 2.000 millones para indemnizar los casi seis millones de siniestros que se producen cada año. Una cifra en torno a los 13,5 millones de los hogares asegurados en España no tienen ningún siniestro al año, del resto de hogares asegurados, casi 3 millones tienen un solo siniestro, 833.000 dos siniestros, y hay unos 400.000 hogares más que tienen tres o más, según datos de la patronal.

Pese a esas volumen de indemnizaciones, el seguro del Hogar es un gran desconocido como se deduce del estudio "El infraseguro en el hogar en España: ¿están nuestras casas bien aseguradas?" realizado por Línea Directa, en el que se analiza, entre otras cuestiones, el nivel de infraseguro y el grado de conocimiento de los españoles sobre este seguro y sobre el valor de su vivienda en caso de pérdida total.

El valor asegurado de las viviendas es un 32% más bajo que el real Una de las conclusiones que se pueden sacar del citado estudio es que aseguramos nuestras viviendas por debajo de su valor, y señala que el valor asegurado medio de la vivienda en España es de 107.000 euros, cuando su valor real ronda los 142.000 euros, 35.000 euros de diferencia, casi un 32% menos, que en caso de siniestro total se ahorraría la aseguradora de pagar y en caso de siniestro parcial se aplicaría la regla proporcional, esto es, que del importe total deduciría ese 32%, lo que supone que sobre un siniestro de 100.000 euros la compañía de seguros solo abonaría 68.000. Eso de asegurar las casas por debajo de su valor se llama infraseguro y es algo bastante frecuente en nuestro país.

Existen unos 8 millones de viviendas sin seguro y de los casi 18 millones de viviendas que están aseguradas muchas de ella lo están por debajo de su valor, ya sea porque el asegurado trata de ahorrarse unos euros y hace la valoración por debajo de su precio real para pagar menos prima, o porque una vez realizado el seguro no actualiza las cantidades y éstas se quedan muy por debajo de su valor de mercado.

Y eso lo explica con un ejemplo bastante claro Línea Directa, que recuerda el terrible terremoto que sufrió la localidad murciana de Lorca, hace ahora 4 años y medio y que fue uno de los peores que se recuerdan en nuestro país. El resultado de la catástrofe fue que fallecieron 9 personas, otras 300 resultaron heridas y 1.200 edificios que tuvieron que ser demolidos, con unas pérdidas económicas que, según el Consorcio de Compensación de Seguros, ascendieron a más de 450 millones de euros.

Tras el seísmo, muchos afectados comprobaron con estupor cómo la indemnización de las aseguradoras por sus viviendas no cubría el valor real de sus casas y que incluso era necesario tener contratada una póliza de seguros de Hogar para acceder a las indemnizaciones del Consorcio para cubrir la catástrofe. Un contratiempo que muy pocas personas tenían previsto y que es fruto, fundamentalmente, del “gran desconocimiento existente sobre un producto clave para nuestro patrimonio”.

El director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, Francisco Valencia, pone la puntilla al declarar que "en España todavía existe poca concienciación sobre el drama que puede suponer el infraseguro en caso de siniestro grave, como un incendio o una inundación a un tercero, que son más habituales de lo que parece.

No en vano, en caso de pérdida total de una vivienda, las aseguradoras cubren exclusivamente el capital asegurado y no el valor de mercado, por lo que es importante que revisemos periódicamente estas cantidades, sobre todo teniendo en cuenta que nuestra vivienda es, en muchos casos, el mayor patrimonio que tenemos".

Algo similar sucede con la cobertura de los daños causados a las casas de los vecinos, que se cubre a través de la póliza de Responsabilidad Civil incluida en el seguro Multirriesgo, donde, según el estudio, también hay una diferencia importante entre el valor de las viviendas dañadas y la cantidad media asegurada, que en ciudades como Madrid o Barcelona puede llegar a suponer hasta un 20% del valor de mercado.

Ello supone que si se produce un incendio y la casa del vecino queda destruida, el responsable del siniestro deberá pagar de su bolsillo la cantidad que exceda del valor contratado en concepto de responsabilidad civil. Y lo clarifica con un ejemplo: “si la casa de nuestro vecino vale 320.000 euros y nuestra cobertura es de 260.000 euros, la diferencia, 60.000 euros, la tendríamos que pagar de nuestro bolsillo”, señala el estudio.

Pero además del infraseguro, el estudio de Línea Directa también ha profundizado en el grado de conocimiento de los españoles sobre sus seguros de Hogar. Para ello han analizado la opinión de 1.200 personas de toda España con vivienda en propiedad. La primera conclusión que se puede extraer de dicha encuesta es el gran desconocimiento que en general existe sobre ese producto, que es el que protege la principal inversión de los españoles –su vivienda–, como lo confirma el que más de 10 millones de propietarios afirmen que ignoran la cantidad por la que tienen asegurada su casa y 13 millones dice desconocer las coberturas que incluyen sus pólizas.

Además otros 3 millones no saben con qué compañía tienen contratado su póliza de Hogar, un dato muy llamativo si se compara con el grado de conocimiento que existe sobre el seguro de Autos, pese a que éste protege un bien de mucho menos valor. Quizás lo más reseñable es que hay 8,4 millones de casas que no tienen ninguna clase de seguro, lo que en principio parece un dato negativo para el sector, si se analiza un poco más detalladamente resulta bastante positivo, ya que es una cifra importante y las aseguradoras tiene ahí una importante fuente de negocio para el futuro.

Ese desconocimiento del producto, que no pasa en otros seguros, como el de Autos, llega hasta el punto de que 17 millones de propietarios no saben qué pasaría con el pago de su hipoteca si su vivienda se destruye por un siniestro y cerca de 18 millones desconocen quién se haría cargo de los daños causados a los vecinos. Las aseguradoras tienen que hacer ahí una gran labor docente para ayudar a sus asegurados a conocer mejor su seguro y recordarle cada año que sería bueno que revisase las coberturas de su póliza.

Y es que uno de los grandes culpables del infraseguro es que en torno a un 40% de los propietarios reconoce que no volvió a revisar las condiciones y el precio de sus seguros de Hogar después de contratarlo, a pesar de que en muchos casos han realizado obras de mejora en sus viviendas o se ha incrementado su valor en el mercado. Extremadura, la más accidentada

jholgado1@gmail.com

Artículos relacionados