DESDE EL PARQUET

Realia supera el nivel de diciembre

Las ex­pec­ta­tivas de Realia me­joran a medio plazo tras co­no­cerse que la in­mo­bi­liaria no será ex­cluida del mer­cado. Su co­ti­za­ción subió con fuerza, asen­tada en ci­fras con­tra­tadas muy su­pe­riores a las de los úl­timos me­ses. Permanecía muy pa­rada, casi desde que con­cluyó la opa de Carlos Slim, cur­sada tam­bién por Inversora Carso (IC).

Y es que se había extendido la impresión de que, antes o después, a instancias del financiero mexicano se terminaría lanzando una opa de exclusión. Sin embargo, ahora, la noticia de que la intención de Slim es que el valor siga en Bolsa tras la nueva opa que ha lanzada IC al precio de 0,80 euros por acción, ha tranquilizado a los inversores, y ha sido interpretado como un guiño a los accionistas minoritarios para que permanezca en el capital. Se crea un proyecto prometedor y con planes de crecimiento.

Hay que tener en cuenta que el sector inmobiliario está muy de moda y los planes de crecimiento de Realia son evidentes, tras anunciarse, entre las motivaciones por las que se formula la opa, la necesidad de acometer un plan estratégico en el grupo, a fin de sanear su deuda y convertir a la compañía en una empresa con un nivel de ingresos recurrentes estable y equilibrado con su endeudamiento.

Así, las acciones de Realia subieron con fuerza ayer, lo curioso fue que la subida registrada por su cotización ha superado incluso el importe de la contraprestación ofertada, lo que algunos inversores justifican a través de que el valor es muy atractivo de cara a medio plazo y está atrayendo compras de inversores con deseo de permanencia. Además, hay que tener en cuenta que el NAV de la acción de Realia supera el euro. Así el valor cerró ayer, 28 de enero, en 0,815 euros, con una subida en la sesión del 19,85% y del 7,23% en el año.

Por otra parte, la noticia de esta opa ha sido muy bien recibida en medios financieros y, especialmente, entre dirigentes del sector inmobiliario, que habían criticado y rechazado frontalmente los deseos, que el financiero mexicano había expresado días atrás, de solicitar a la CNMV que le exonerase de la obligación de cursar una oferta de compra sobre el 100% del capital de dicha inmobiliaria, pese a que sus participaciones en ella superaban holgadamente el límite establecido al respecto: el 30%.

Por una parte, directamente controla un 30,499% de Realia y, por otra, es el máximo accionista (27,49%) de FCC, quien a su vez controla un 36,911% de la inmobiliaria.

Artículos relacionados