News Links

Nervios del mundo económico y un Rajoy ‘desesperado’

‘Los so­cia­listas han pro­puesto una serie de po­lí­ticas de­fen­didas por Podemos, como la renta bá­sica uni­ver­sal’

Mariano Rajoy.
Rajoy

Han echado cuentas y ven que este miér­coles se cumple justo un mes de las elec­ciones del 20-D. Han visto que to­davía no hay Gobierno ni pa­rece que de mo­mento se asome por lon­ta­nanza. Han sido tes­tigos del nuevo es­tilo que ha lle­gado a las Cortes, de los re­pro­ches, de las po­lé­micas por las ras­tas, el bebé Diego, el cha­laneo de es­caños para formar grupos par­la­men­ta­rios. Y como no podía ser me­nos, se han em­pe­zado a poner ner­vio­sos. Son los fa­mosos mer­ca­dos, que ha­blan por boca de ana­listas y es­tra­tegas fi­nan­cie­ros.

Como el informe semanal Europe Economic Weekly del Bank of America Merrill Lynch. No sólo ve que en España se puede instalar ‘la parálisis política’, sino además ‘la confrontación’. La advertencia del BofA es clara: la economía española tiene ‘desafíos pendientes’ que requieren ‘consenso’, pero lo que se ha visto hasta ahora es bronca. Esa palabra no está en el informe, pero se lee veladamente.

Hasta medios de información lejanos como la agencia china Xinhua y el diario Shanghai Daily se han hecho eco del riesgo que puede correr la recuperación española si se enquista esa parálisis política. Y reproducen las palabras de Rajoy sobre el daño que se puede avecinar y las inversiones que se pueden perder. Todo ello en medio de una deuda colosal, un déficit que vuelve a romper el techo fijado, un desempleo que es más del doble de una Francia cuyo presidente ha proclamado una ‘emergencia social’.

El llamamiento de Rajoy a despejar el callejón sin salida para el Gobierno lo ve la agencia AFP como un intento ‘desesperado’ para formar Gobierno ‘lo antes posible’. De otra forma ‘la incertidumbre política amenaza con hacer descarrilar la economía’. Y en Bloomberg, la crónica de Maria Tadeo hace hincapié en las críticas de Rajoy a Pedro Sánchez por querer pactar ‘con cualquiera’ con tal de llegar a La Moncloa.

Como quien no quiere la cosa, la crónica incluye un párrafo sobre lo que pasaría si el PSOE llega al poder, algo que no gustará en ámbitos financieros. ‘Los socialistas han propuesto una serie de políticas defendidas por Podemos, como una renta básica universal, un salario mínimo y revocar las reformas laborales de Rajoy; esas son las primeras medidas llevaría al Parlamento’.

En Reuters, Sarah White ha hecho un análisis equívoco: por un lado considera que las cosas no están tan mal. Pero por otro, y precisamente por no estar tan mal, se puede perder todo un año sin echar a andar todas las reformas que hacen falta. Lo explica Yvan Mamalet, economista de Société Génerale: ‘No se ve un clima para las reformas, ni aunque hubiera un Gobierno estable; no vemos que vaya a haber reformas significativas durante 2016’.

Este es el planteamiento de Sarah White: ‘Un atasco político en España que se espera que pueda durar al menos varios meses va a ralentizar agudamente el ritmo de las reformas económicas, acumulando obstáculos para el crecimiento en un país que trata de proseguir una recuperación después de una profunda crisis’. Y todo porque con los Presupuestos ya aprobados, con el petróleo barato y los intereses bajos, no hay ni presión ni incentivos para ponerse manos a la obra.

Sigue Reuters: ‘Mientras, se acumulan con rapidez el número de reformas que muchos consideran esenciales para ampliar el cambio de tendencia económica, incluyendo un cambio en la financiación de las comunidades autónomas, la reforma del sistema de Seguridad Social y más reformas en el mercado laboral. Algunos analistas creen que en el mejor de los casos, si se vuelve a la estabilidad política en los próximos meses, con o sin nuevas elecciones, se podrían esperar más ajustes, pero no antes de 2017’.

Pero en efecto, todas esas reformas necesarias y pendientes serán relegadas, tal como lo ven los analistas. Ahora urgen otras reformas, las políticas: la de la Constitución, la de la ley electoral y las medidas para acabar con la corrupción.

Artículos relacionados