El Ibex-35 sube en el mismo pe­riodo poco más del 40%

El sector inmobiliario multiplica por cuatro su valor en Bolsa en apenas tres años

Las so­cimi su­ponen ya dos ter­cios de la ca­pi­ta­li­za­ción con­junta del sector

Edificios de viviendas en construcción
Construcción en alza de nuevo.

De forma muy dis­creta y con un cambio es­truc­tural sin pre­ce­dentes en su seno, el sector in­mo­bi­liario co­ti­zado ha fir­mado en los úl­timos tres años una re­le­vante tra­yec­toria bur­sátil que le ha lle­vado a mul­ti­plicar por cuatro su valor de mer­cado. En con­creto, desde un mí­nimo de 3.620 mi­llones de euros en mayo de 2012 a los cerca de 13.000 mi­llones de euros ac­tua­les. Mucho más que el Ibex 35 o in­cluso el valor de los la­dri­llos en el mer­cado de la vi­vienda.

Las protagonistas verdaderas de este papel relevante del sector no han sido sin embargo las inmobiliarias tradicionales, sino el nuevo actor emergente en el terreno del ladrillo cotizado: las socimis. Estas sociedades de inversión suponen ya dos tercios de ese valor de mercado del conjunto del sector. Mientras, la mayor parte de las inmobiliarias tradicionales siguen purgando sus excesos.

Fue el actual Gobierno en funciones del PP el que reguló esta figura, que ha capitaneado la inversión en ladrillo y la entrada de dinero en el parqué, sobre todo de origen extranjero. Este chorro de dinero ha permitido multiplicar la valoración del sector mientras el Ibex se apuntaba en el mismo periodo una revalorización ligeramente superior al 40%.

La mayor parte de estas firmas cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), aunque cuatro están presentes en el Continuo y una, Merlin Properties, acaba de entrar en el Ibex tras absorber a Testa.

En realidad esta última empresa apenas mueve su volumen de negociación, ya que entre Merlin y Sacyr tienen el 99,7% del capital. Las otras dos son Axiare y Lar España. Ambas salieron a cotizar en 2014, la primera en julio y la segunda en marzo, al precio de 10 euros por acción. Merlín debutó en el parqué en junio de 2014 también a diez euros por título.

Pero fue el MAB quien primero dio cobijo a estas firmas. Inauguró a finales de 2013 el nuevo segmento de negociación de las socimi incorporando a Entrecampos Cuatro y Promorent, a las que siguió Mercal Inmuebles en 2014.

El año 2015 ha disparado el debut de estas sociedades en el MAB, hasta el punto de que ocho nuevas han saltado al parqué: Uro Property, Fidere Patrimonio, Trajano Iberia, Obsido, Zaragoza Properties, Autonomy Spain Real State, Corpfin Capital Prime Retail y Zambal. Esta última es la socimi que cotiza en el MAB con mayor valor de mercado.

El incremento del valor de mercado de estas firmas de inversión deriva en gran medida de las operaciones para captar recursos que han puesto en marcha. Así, las tres grandes socimis -Merlin Properties, Axiare Patrimonio y Lar España- consiguieron captar en 2015 en el mercado principal recursos por 2.177 millones de euros, obtenidos en cuatro ampliaciones de capital, según datos de BME citados por Europa Press.

Por su parte, las ochos firmas del MAB obtuvieron cerca de 95 millones de euros, mientras que Hispania logro ‘levantar’ 337 millones, por lo que la cifra total de captación asciende a 2.602 millones.

Veremos ahora qué pasa en este sector tras la celebración de las últimas elecciones generales y la incertidumbre sobre el futuro Gobierno. Inmobiliarias, eléctricas y banca son los sectores más afectados de la bolsa ante un cambio de Gobierno, ya que están muy sujetos a la regulación, marcada por el signo político de cada partido.

Y aun así, algunas de las socimis que cotizan en el mercado continuo están entre las empresas con mejores perspectivas de la bolsa española para este año. Conviene recordar que los valores pequeños y medianos vivieron un 2015 mucho más alcista que los gigantes del Ibex.

Según los datos de Bloomberg, Axiare cuenta actualmente con una recomendación de compra del 89%, mientras que el otro 11% aconseja a los inversores mantener posiciones en el valor. Lar, por su parte, tiene un consejo de compra del 72%, en tanto que el 28% restante queda repartido a partes iguales entre mantener y vender. El consenso de mercado también confía en el buen comportamiento bursátil de otras socimis como Hispania

Artículos relacionados