El in­cre­mento del 44% se debe a la en­trada de miem­bros eje­cu­ti­vos, según el banco

Empleados de Cecabank se sublevan ante la subida del sueldo de la alta dirección

Se cues­tionan la via­bi­lidad de la en­tidad ante esta po­lí­tica re­tri­bu­tiva para los di­rec­tivos

Protestas de empleados de la banca
Protestas de empleados de la banca

Cecabank, el banco ma­yo­rista creado por la pa­tronal de las cajas de aho­rros, pa­rece en­fren­tarse a un otoño la­boral más ca­liente de lo ha­bi­tual en el en­ti­dad. Algunos em­pleados de­nun­cian que la alta di­rec­ción, com­puesta por 11 miem­bros, se ha in­cre­men­tado su re­mu­ne­ra­ción total en un 44,4% en el úl­timo ejer­ci­cio, un por­cen­taje que con­si­deran "desorbitado" ante la mo­de­ra­ción apli­cada entre los grandes ban­cos.

Incluso, van más allá y advierten de que esta política retributiva supone la descapitalización de una entidad cuyo futuro "no está plenamente asegurado" ante la pérdida de rentabilidad. Cecabank justifica el incremento por la entrada de miembros con funciones ejecutivas y la retirada del bonus de eficiencia que no se cumplió.

La balsa de aceite que siempre ha sido la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y su banco mayorista Cecabank ha comenzado a agitarse ante los sueldos recibidos por los 11 miembros de la alta dirección que había hasta el pasado ejercicio, ya que este año se ha jubilado Antonio López Poza, que ocupaba la dirección de asesoramiento fiscal.

Algunos empleados de Cecabank denuncian que estos directivos se han incrementado en un 44,4% su remuneración anual durante el pasado ejercicio, hasta un total de 7,8 millones de euros. La cantidad absoluta percibida por la alta dirección de la entidad no es de las más elevadas de la banca española, pero el incremento sí contrasta con la moderación mostrada por los principales bancos españoles.

Fuentes oficiales de Cecabank se muestran sorprendidas ante esta reacción de los empleados y sostienen que la situación laboral en la entidad "está muy tranquila". Eso sí, matizan que las remuneraciones de 2013 y las de 2014 no son comparables, ya que se han incorporado a la alta dirección con funciones más ejecutivas y con un mayor salario, aunque el número total se mantenga en 11 personas.

Al mismo tiempo, estas mismas fuentes consultadas sospechan que tras la denuncia pesa el malestar de algunos sindicatos por la retirada del bonus por eficiencia, que Cecabank no llegó a cumplir a finales de 2014. En conjunto, esa extra habría supuesto un total de 100.000 euros, unos 200 euros por empleado.

"Tengo que ser riguroso con lo pactado y no claudicar ante la revalorización salarial lineal que los sindicatos pretenden ante el nuevo convenio que ahora se negocia", apunta uno de los máximos directivos de Cecabank.

Una visión muy distinta es la que tienen los empleados denunciantes del incremento de la remuneración de la alta dirección de Cecabank. Incluso, se cuestionan la viabilidad de la entidad creada por la patronal de las cajas de ahorros (CECA) en plena remodelación de todo el sector financiero y con la desaparición de un buen número de las entidades asociadas a la confederación que preside Isidro Fainé y que dirige José María Méndez, a la sazón director general de Cecabank.

Según este colectivo de empleados, el porcentaje de incremento de los salarios de los altos directivos "no es sólo desorbitado" sino que supone "la descapitalización de una entidad cuyo futuro no está plenamente asegurado". Cecabank obtuvo un beneficio neto de 54 millones de euros en 2014, un 3,84% más que en el ejercicio precedente. Sin embargo, su rentabilidad se ha reducido del 6,6% en 2013 hasta el 6,4% en 2014, un hecho que esta plataforma de trabajadores considera algo peligroso.

La media del ROE de la banca española supera ligeramente el 7% y se ha convertido en una de los obsesiones de sus principales directivos. Pese a la preocupación de los empleados de Cecabank, algunas de las mayores entidades bancarias españolas ofrecen una rentabilidad inferior en el primer semestre del año.

El modelo de negocio de Cecabank requiere de mayor capital que la actividad minorista y la entidad ha logrado encauzar su objetivo de convertirse en el banco depositario líder del país, frente a la competencia de gigantes financieros internacionales. Esta visión optimista de los directivos también contrasta con la de los empleados molestos.

Un peso mayor

La remuneración total de la alta dirección de Cecabank, con 7,8 millones de euros, se sitúa por debajo de la que abonan los tres grandes bancos (Santander, BBVA y Caixabank) a sus principales directivos. Sin embargo, supera a la que perciben los del Banco Popular o Banco Sabadell.

Las distintas fuentes de Cecabank consultadas indican que buena parte del incremento, al margen de la inclusión de directivos con funciones ejecutivas que supone una mayor retribución por sus funciones, se corresponde a la remuneración diferida, que se ha duplicado hasta los 2,4 millones de euros.

No obstante, la alta dirección de Cecabank acumula el porcentaje más elevado de su retribución sobre el total del gasto total en sueldos y salarios sobre el conjunto de los empleados (un 14,2%), algo que parece preocupar a determinados empleados de una entidad que cuenta con algo más de 500 puestos de trabajo. Ese número de empleados es muy inferior al que tienen bancos medianos como el Sabadell o el Popular. En el grupo presidido por José Oliu el porcentaje de la remuneración de la alta dirección sobre el total de gastos en salarios es tan sólo del 0,28%. En el caso del banco presidido por Ángel Ron, esa proporción tan sólo se eleva hasta el 0,59%.

En esa misma comparativa, los dos grandes bancos (Santander y BBVA) se sitúan algo por debajo del 1%, un porcentaje que tan sólo llega a superar ligeramente Caixabank, presidida por un Isidro Fainé que también es presidente de la CECA, la patronal de las antiguas cajas de ahorros y ahora de sus bancos instrumentales.

Artículos relacionados