En el primer se­mes­tre, los re­sul­tados fi­nan­cieros de Meliá tu­vieron una me­jora del 45%

Lazard, BNP Paribas, Citadel et al estrechan el cerco sobre Meliá, que aguanta en máximos

De las 35 em­presas del Ibex, 24 tienen más del 10% de sus tí­tulos pres­tados

Meliá Hotels Internacional
Meliá Hotels Internacional

La ac­ción co­tiza en má­ximos de ocho años, las pers­pec­tivas del sector ho­te­lero en casi todos los mer­cados son no­ta­bles, su plan de desapa­lan­ca­miento avanza y los re­sul­tados vuelven a tomar brío. Pues pese a estas va­ria­bles po­si­tivas o pro­me­te­doras la te­naza de los es­pe­cu­la­dores ba­jistas no sólo no afloja sino que sigue es­tre­chán­dose sobre Meliá Hotels. Los hedge con­ti­núan re­for­zando po­si­ciones con Lazard, BNP Paribas, Citadel como ac­tores más des­ta­ca­dos, y su po­si­ción agre­gada es­cala por en­cima del 10,7% del ca­pi­tal.

La posición más relevante es la de BNP Paribas que controla casi el 3% de Meliá, aunque destacan también la del fondo Citadel, muy activo en el mercado español, y que controla el 1,2% de la hotelera, y Lazard, con algo más del 0,5%. También son muy relevantes los paquetes de Och-Ziff y Blue Mountain.

Los bajistas parecen despreciar los avances en el plan estratégico del grupo de la familia Escarrer y ponen sus ojos en la todavía pesada losa que supone el endeudamiento del grupo, pese a los avances que ha conseguido a la hora de recortar esta partida. En todo caso, lejos quedan las cotas de presencia de los hedge de hace un año o incluso dos, cuando rondaron el 13%.

Al cierre del primer semestre, los resultados financieros de Meliá tuvieron una mejora del 45%, y la generación de caja se incrementó en 30 millones de euros respecto al primer semestre de 2014, con una reducción de la deuda neta en 118,2 millones de euros frente a diciembre de 2014, y la minoración de costes financieros en más de 80 puntos básicos. La hotelera mantiene el objetivo de deuda neta sobre el Ebitda subyacente por debajo de 3,5 veces.

En los seis primeros meses del año, Meliá Hotels Internacional obtuvo un beneficio neto en torno a los 20 millones de euros. Ese resultado del grupo -con presencia en 35 países- representa un crecimiento interanual que alcanzó el 224 %. Los especialistas responsabilizaron con ese comportamiento a la evolución positiva de los principales mercados turísticos emisores europeos y americanos, así como al efecto favorable de la apreciación del dólar y la libra esterlina.

Meliá ejecuta un plan de expansión internacional con nueve aperturas de hoteles en lo que va de 2015 y catorce establecimientos firmados en el mismo periodo. La cartera de la cadena cuenta en la actualidad con 377 hoteles (unas 98 000 habitaciones), de los cuales 316 se encuentran operativos y 61 están firmados y en proceso de apertura en los próximos años.

El acoso de las posiciones bajistas en las cotizadas españolas no es singular claro está. Sí lo es el hecho de que los especuladores apuesten a la baja en un valor que ha aguantado muy bien el tsunami chino de la bolsa este verano y que por tanto apenas ha sufrido castigo en su cotización.

Pero con carácter general las apuestas bajistas han recuperado brío en estas últimas semanas. Así, el préstamo de acciones se ha disparado con las caídas de la Bolsa. De las 35 empresas del Ibex, 24 tienen más del 10% de sus títulos cedidos con un compromiso de devolución –habitualmente, para fines bajistas– y en siete de ellas esta operativa supone más del 20% de su capital social.

En el caso de todas las firmas que forman parte del Ibex, el 10,5% de sus acciones están prestadas, según los datos del último boletín de la Bolsa de Madrid, publicado por BME (véase gráfico).

Artículos relacionados