News Links

Arias Cañete alienta el suministro de gas natural iraní desde España a Europa

Que las em­presas es­pañolas vayan allí e in­viertan a todo tra­po…, antes que nor­te­ame­ri­canos y chi­nos’

Miguel Arias Cañete: “La energía nuclear responde a los desafíos ...
Miguel Arias Cañete.

Quiere que la cosa vaya todo lo rá­pida que pueda ir. El pa­sado mes de marzo, el co­mi­sario de Energía, Miguel Arias Cañete, ex­hibía las ‘grandes opor­tu­ni­da­des’ que ten­dría para España un mer­cado eu­ropeo de gas na­tural li­cuado. Un mes más tarde, in­sistió en las ‘nuevas po­si­bi­li­da­des’ que se abri­rían con el acuerdo que se es­taba fra­guando entre EEUU e Irán. Y el pa­sado 4 de este mes, fue an­fi­trión de todo un al­muerzo en la cum­bre.

Así lo cuenta Gabrele Steinhauser y Laurecen Norman este lunes en The Wall Street Journal: ‘A principio de este mes, el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, celebró un almuerzo con delegados de empresas europeas de energía, que incluían a RWE, E.On, BP, Royal Dutch Shell, Repsol, Engie y Statoil, para comentar las posibilidades en Irán’.

Tres días más tarde estaban en Teherán los ministros de Fomento, Ana Pastor, y de Industria y Energía, José Manuel Soria, además del inevitable titular de Exteriores, García-Margallo. Hablaron de esa vía de suministro de GNL a través de las instalaciones españolas tras reunirse con su colega iraní, Biyan Namdar Zanganeh. ¿Casualidad o acción coordinada? Más bien lo segundo: el acuerdo al que se ha llegado sobre el programa nuclear de Irán ha despertado muchas iniciativas y tiene a Gobiernos, petroleros, constructores y empresarios de toda índole y de todo el mundo frotándose las manos en espera de negocio.

De hecho, no han sido Pastor y Soria los único que se han apresurado a aprovecharse del deshielo, aunque todavía queda mucho acuerdo por cumplimentar. También han pasado por la capital iraní, entre otros, ministros de Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y Polonia.

En concreto, un miembro de una energética que asistió al almuerzo con Arias Cañete le ha confesado al WSJ que se trató de ‘alentar a las empresas europeas a buscar activamente lazos con Irán’. Y añadió que los funcionarios de la Comisión ‘trataron de asegurarse de que las empresas europeas no se sientan cohibidas’. Y un funcionario de la Comisión revela al mismo diario el porqué de la prisa: ‘Queremos que nuestras empresas vayan allí e inviertan a todo trapo…, antes que los norteamericanos y los chinos’.

A pecho descubierto, las palabras son más moderadas, como las de una portavoz de la Comisión. Confirmó que durante la reunión del almuerzo se habló de a ver qué se podía hacer en Irán, pero que no se estaba empujando a acelerar acuerdos formales: ‘Cuando se den las condiciones trataremos de empezar un diálogo a alto nivel con Irán’.

Uno de los ámbitos de ese diálogo es el GNL, naturalmente, como señala el título de la información del WSJ: ‘Irán podría convertirse en un gran suministrador de gas natural a la UE vía España’. Pero no es para mañana. Concreta el funcionario anónimo: ‘La Comisión Europea cree ahora que la UE podría importar de Irán anualmente hacia 2030 entre 25.000 y 35.000 millones de metros cúbicos de gas’ (25bcm-35bcm). O sea, a 15 años vista, en parte porque aunque España tenga tantas regasificadoras como el resto de Europa, al gran gasoducto Midcat entre España y Francia le faltan unos añitos.

De todas formas, el mismo funcionario admite que ‘se está acelerando el trabajo bajo cuerda durante los últimos meses’. Ya hay un ‘plan provisional’ para el suministro de esos 35bcm, ‘la mayor parte de ellos en forma de gas natural licuado, que se espera llegue a la UE vía España, actualmente el país con la mayor capacidad de importación de GNL’.

Artículos relacionados