MI PALCO SOBERANO

Mas se toma un respiro en sus elecciones autonómico-plebiscitarias

El pró­ximo lunes día 17 arran­cará la pre cam­paña de elec­ciones au­to­nó­micas del 27-S

Visita de Mas a Israel. Fotografía de Jordi Bedmar
Mas en Israel en busca de ¿asilo?

La si­tua­ción po­lí­tica en Catalunya vive una calma chi­cha, bajo un calor tro­pi­cal, a la es­pera del tem­poral pre elec­toral que co­men­zará el pró­ximo lu­nes, día 17 de agosto. De mo­mento sólo man­tienen el am­biente los se­gundos es­padas de la es­cena po­lí­tica. Es el caso, en la for­ma­ción Junts pel Si, de Josep Rull, coor­di­nador ge­neral de CDC, al afirmar que los “créditos puente” po­drían fi­nan­ciar una Catalunya in­de­pen­diente, si el go­bierno de Madrid de­cide “cerrar el gri­fo”, como me­dida de pre­sión.

De momento todo son hipótesis cara a unas elecciones que han sido convocadas como autonómicas, por parte del presidente Artur Mas, pero que al día siguiente de celebrarse, y en función de los resultados, tendrán una lectura plebiscitaria. Tanto si ganan los proindependentistas, como si ganan los partidarios de no romper los lazos con el resto de España o logran marcar perfil los defensores de una “tercera vía”, de modelo federal.

La campaña electoral comenzará el día 11 de septiembre, fecha que coincide con la celebración de la Diada, la fiesta nacional catalana. Arrancará con una macro manifestación que pretende ocupar la Meridiana, la gran vía de acceso a Barcelona llegando desde el norte. Al estilo de las celebradas con la cadena humana, en 2012, que enlazo casi 500 kilómetros, desde la frontera con Francia, hasta el límite con la provincia de Alicante, o la de 2013 con la “V”, que formaron decenas de miles de personas, entre la avenida Diagonal y la Gran Vía de les Corts Catalanes. De momento ya se han inscrito unas 130.000.

Sobre la eventualidad que la manifestación de la Diada pueda ser motivo para impugnar las elecciones, sus organizadores (ANC y Omium Cultural), consideran que la Junta Electoral solo prohíbe manifestarse alrededor de los colegios electorales. Es decir, durante la jornada de reflexión o el día de la celebración del voto.

Pero, en los temas de fondo, la pre campaña girará alrededor del “Llibre Blanc”, en el que los pro independentistas argumentan sus ideas para una Catalunya independiente. Basan su punto de partida en conseguir una mayoría parlamentaria, 68 escaños, de los 135 que integran el Parlament de Catalunya.

La financiación, con alusión al recurso de “créditos puente” lanzado por Rull, es uno de los capítulos principales. Sobre todo porque ¨la capacidad de recaudar los tributos propios necesita cierto tiempo”, afirmo Josep Rull en una entrevista a Europa Press.

Por parte de las formaciones políticas que defienden otras opciones, en particular del PPC y Ciutadans, el nuevo elemento de pre campaña será la opción de una reforma constitucional. La misma partiría del informe del Consejo de Estadio –que el presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero encargó en 200 – que revisaría el tema autonómico. Un reforma, que ya no es un tema tabú, en la que el PSOE basaría sus propuestas en su documento de Granada, del verano del 2013, cuando ya perfiló un eventual Estado Federal.

Sin embargo, al margen de programas políticos, los resultados de la votación del 27-S, serán cuantificados como un “si”, o un “no” al proyecto independentista, quedando a medias tintas lo que, al final, puede ser un pacto de futuro como sería la opción federal.

Artículos relacionados