Indra se dis­para tras anun­ciar du­rante su Investor Day que prevé aflorar este año pér­didas de 395 mi­llones por des­via­ciones de costes

OHL se hunde de nuevo en el IBEX al agravarse su escándalo en México

Nuevas gra­ba­ciones re­velan más su­puestos so­bornos al mi­nistro de Comunicaciones y Transportes fe­deral

Villar Mir
A Villar Mir le crecen más enanos en México.

El cas­tigo a OHL en bolsa no cesa, es­po­leado por el em­pon­zoña­miento del es­cán­dalo que sa­cude a la fi­lial me­xi­cana del grupo. A ese ca­ta­li­zador ne­ga­tivo se suma la ba­jista co­yun­tura del mer­cado estos úl­timos días, a la es­pera de un acuerdo sobre Grecia. Esto y tam­bién que OHL ha sido víc­tima del sor­passo de otra em­presa que na­vega en aguas tur­bu­len­tas, Indra. La em­presa tec­no­ló­gica se dis­paró tras anun­ciar du­rante su jor­nada para in­ver­sores (Investor Day) que prevé aflorar este año pér­didas ex­tra­or­di­na­rias de 395 mi­llones de euros por des­via­ciones en los cos­tes.

La compañía señala que "de este importe total, sólo tendrían impacto en caja 87 millones de euros aproximadamente, de los cuales alrededor de 35 millones de euros impactarían antes del 31 de diciembre de 2015 quedando el resto distribuidos en los próximos ocho ejercicios".

Indra ha comunicado también que ha fijado un plan de ahorro de costes que se espera que pueda llegar a suponer entre 180 y 200 millones de euros anuales. El plan se segmenta en cuatro actuaciones principales: "reestructuración organizativa", es decir, recorte de plantilla, por un importe aproximado de ahorros de 120 millones de euros; reducción de costes de producción y otros costes por un importe aproximado de ahorros de 30 millones de euros; recorte de sobrecostes y pérdidas en proyectos por un importe aproximado de ahorros entre 20 y 40 millones de euros y la optimización del modelo de entrega por un importe aproximado de ahorros de 10 millones de euros.

El resultado es que la firma tecnológica se ha disparado en bolsa el 12% y su capitalización ha superado con cierta holgura la de OHL. De tal modo que ahora la constructora vale 1.580 millones e Indra 1.700 millones. Mal año en conjunto para el grupo constructor de Villar Mir, que se deja nada menos que el 15% desde enero y justo en el año que ha presentado un nuevo plan estratégico.

El talón de Aquiles de OHL es el escándalo de México sobre presuntos sobornos para influir en la política tarifaria que rige sobre una de sus concesiones en el país, el cual ha puesto bajo la lupa todas las obras que la constructora española tiene allí.

Desde que estalló el escándalo en mayo, la empresa que preside Juan Miguel Villar Mir no gana para sustos. La polémica se extiende como la pólvora. Las sospechas se ciernen ahora sobre el llamado Circuito exterior mexiquense, una de sus infraestructuras más importantes, que operarán durante 36 años. La construcción de sus 155 kilómetros no ha acabado a pesar de que se inició hace 12 años. El proyecto ya suma un sobrecoste que supera el 440%.

El Estado de México es el mayor cliente de OHL en México. Ahí ha construido 261 kilómetros de los 400.3 que tiene la empresa en México. También opera el aeropuerto internacional de Toluca, en la capital del Estado de México.

Este mismo miércoles se han divulgado nuevas grabaciones en las que se pone de manifiesto que OHL México presuntamente acordó pagar vacaciones al ministro de Comunicaciones y Transportes federal, Gerardo Ruiz Esparza, y supuestamente obtuvo información privilegiada de licitaciones, de acuerdo con nuevas grabaciones de conversaciones entre directivos de la empresa difundidas en YouTube.

En uno de los audios divulgados en YouTube, Pablo Wallentin, entonces directivo de OHL en México, dice vía telefónica a una secretaria de la firma que a Ruiz Esparza haya tenido que pagar una estancia vacacional.

Artículos relacionados