Las ex­pec­ta­tivas en la in­ver­sión ho­te­lera son in­ciertas tras la mo­ra­toria de Barcelona y las dudas sobre Madrid

La operación Testa consagra a las Socimi en un año de inversión inmobiliaria récord

Merlin Properties puede ate­rrizar en el Ibex una vez se fu­sione y di­giera la fi­lial de Sacyr

Merlín Properties inicia su cotización en las bolsas españolas ...
Merlín Properties.

Las Socimi han to­mado el mando de la in­ver­sión in­mo­bi­liaria en España y la ope­ra­ción de compra de Testa, la fi­lial de Sacyr, por Merlin Properties ha con­sa­grado esa po­si­ción de pro­ta­go­nismo en un año que, ya se puede aven­tu­rar, mar­cará un ré­cord his­tó­rico en in­ver­sión de este tipo en nuestro país. El golpe en­cima de la mesa se ha con­su­mado en el primer se­mes­tre, en el que la in­ver­sión in­mo­bi­liaria en España se situó en un nivel nunca co­no­cido en este pe­riodo, su­perando in­cluso las ci­fras del his­tó­rico 2007, con casi 8.500 mi­llones de eu­ros, según un es­tudio de la firma CBRE.

La operación de compra de la filial de Sacyr ha sido la más importante de los últimos años y sin ella la cifra de inversión se reduce a los 3.500 millones de euros.

Destaca el hecho de que esta adquisición la haya protagonizado una socimi, que, posiblemente, según algunos analistas, está llamada a entrar en el Ibex una vez se fusione y digiera a Testa.

El dinero está llegando a todos los sectores susceptibles de inversión inmobiliaria. Los de retail y oficinas son los segmentos favoritos para los compradores. Ambos concentran el 37% y el 33% del volumen invertido, respectivamente. Las Socimi están tomando posiciones en todos ellos y su protagonismo ha diluido de algún modo el papel preponderante que han desempeñado hasta ahora los fondos de inversión y los fondos buitres.

El sector hotelero también ha escalado posiciones en el ranking receptor de fondos y se sitúa en el tercer lugar, con un 18% de la inversión, gracias a transacciones como la venta del Hotel Ritz, por 130 millones de euros. Las expectativas en este campo para el segundo semestre son inciertas debido a la moratoria para nuevas licencias anunciada por el Ayuntamiento de Barcelona y la incertidumbre sobre lo que vaya a hacer Madrid capital.

CBRE señala también que el capital extranjero ha estado detrás del 32% del volumen invertido a lo largo del año. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque las socimis se consideran inversores nacionales, el capital detrás de ellas es mayoritariamente extranjero. Al margen de esta apreciación, el capital extranjero procedió principalmente de Francia (32%), Reino Unido (22%) y EE.UU. (21%).

El empuje de las Socimi ya se había detectado en el primer trimestre, antes de la operación Testa. En ese periodo realizaron inversiones por 892 millones de euros, según datos de CBRE. Esta cifra incluía también las operaciones ejecutadas por las sociedades que aún no se han constituido como socimis, pero que habían anunciado su compromiso de hacerlo.

Las socimis surgieron el año pasado y lograron levantar más de 2.500 millones de euros. El sector temía que estas sociedades fracasaran y por ello la recuperación del mercado inmobiliario se ralentizara. Sin embargo, lograron cumplir con sus objetivos y ahora están anunciando ampliaciones de capital y refinanciaciones que les permitirán mantener una buena posición inversora. "Estas sociedades continuarán jugando un papel muy activo y esperamos también la creación de nuevas socimis", según CBRE.

Estas sociedades acapararon el 2014 el 40% de la inversión no residencial, que alcanzó los 9.000 millones de euros, según estimaciones de Deloitte.

Fuera de España, la inversión no residencial también continúa creciendo en Europa y en 2014 anotó el mejor registro desde 2007. Su volumen superó el registrado en los ejercicios que van de 2008 a 2011 completos, según BNP Paribas Real Estate. La inversión en inmuebles no residenciales en las 14 principales ciudades de Europa Occidental ―Londres, París, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Munich, Bruselas, Milán y Madrid...― acumulaba 48.600 millones de euros al cierre del tercer trimestre, un volumen que supone un crecimiento del 16% en términos anuales. A la cabeza en cuanto a ritmo de crecimiento figuraban Dublín (202% anual) y Madrid (180% anual), que ya habían registrado incrementos significativos entre 2012 y 2013.

Artículos relacionados