DESDE EL PARQUET

Urbas ampliará en 307,6 millones nominales

Urbas pro­yecta in­cre­mentar su ca­pital en 307,6 mi­llones no­mi­na­les, lo que re­pre­sen­tará emitir casi 30.000 mi­llones de nuevas ac­cio­nes. La am­plia­ción, que será so­me­tida a la apro­ba­ción de la junta el pró­ximo 10 de ju­lio, su­pondrá au­mentar los re­cursos pro­pios en un total de 384,48 mi­llones de eu­ros.

La operación, que se realizará con una prima de emisión del 20% (76,89 millones de euros), no supondrá desembolsos en efectivo, puesto que será cubierta con aportaciones de activos, concretamente los representados por el 100% de las participaciones que integran el capital social de Aldira Inversiones Inmobiliarias.

Una compañía que, en los últimos 12 meses, ha experimentado una importante transformación, ya que desde los 120 millones de euros en que se calculaba su patrimonio neto en junio de 2014, éste ha crecido hasta situarse en 384,49 millones de euros.

Y es que en ella se han concentrado, entre otros, el grueso de los activos de Alza Residencial, filial de la cotizada Alza Real Estate, que inicialmente se proyectó absorber directamente, si bien por motivos fiscales se descartó esta fórmula, procediéndose a idear el planteamiento actual.

En un informe sobre la valoración de esta operación, realizado por Grant Thornton, entre otros aspectos, se afirma: “Los criterios de valoración utilizados por la Dirección de Urbas, para determinar el valor de las participaciones de Aldira son razonables y que los valores a los que éstos conducen se corresponden, de manera razonable, con el valor nominal, más prima de emisión a emitir por Urbas como contrapartida en el aumento de capital”.

La noticia, inicialmente, provocó un descalabro de la cotización, pues algunos accionistas en lugar de valorar la transformación que registra la compañía, que, con los nuevos activos inmobiliarios, en su gran mayoría, de primera fila y valorados a los precios actuales, que hacen prever una importante mejora en la rentabilidad del grupo, han pasado a descontar la dilución que supondrá esta operación, ya que los accionistas de Aldira, tras la ampliación, se harán con más del 92% del capital social.

De esta manera, el pasado miércoles, día 10, la cotización sufrió un varapalo del 10%, tras ser comunicados los acuerdos a la CNMV. No obstante, en la penúltima sesión de la semana, tras ser analizadas las expectativas del nuevo grupo, el valor rebotó y se resarció con creces de los quebrantos del día anterior, pues subió un 11,11% y cerró en 0,02 euros.

Artículos relacionados