El Ministerio ha dado luz verde al or­ga­nismo fe­rro­viario para que se en­deude más

Fomento abre la mano a Adif para que gaste más en plena campaña electoral

El gestor de in­fra­es­truc­turas tiene 1.800 mi­llones en car­tera además de los 3.500 mi­llones de Presupuestos

Ana Pastor, ministra de Fomento
Ana Pastor, ministra de Fomento

“Adif atra­viesa por sus me­jores mo­men­tos. Tiene una buena te­so­rería -1.800 mi­llones de euros en car­te­ra-, algo que no ocu­rría desde hace tiempo y está au­to­ri­zado a en­deu­darse en este ejer­cicio si lo ne­ce­sita. Si no eje­cuta las obras que están pre­vistas ce­rrar en 2015, no es por falta de re­cursos eco­nó­micos sino por cues­tiones téc­ni­cas”. Así de con­tun­dente se mostró un alto di­rec­tivo del Ministerio de Fomento hace unos días en unas jor­nadas sobre cons­truc­ción, afir­mando que la Alta Velocidad es el prin­cipal ob­je­tivo de Adif pero que hay otros pro­yectos en car­tera.

Precisamente, uno de ellos fue dado a conocer este miércoles por la ministra de Fomento, Ana Pastor, quien anunció que el Gobierno llevará a cabo un plan de mejora en toda la red de cercanías, operativa en 18 ciudades españolas. El proyecto supondrá un desembolso de 1.257 millones de euros. De ellos, Adif destinará 1.000 millones y Renfe el resto, 257 millones.

Fomento, a través de Adif y Renfe, destinará cerca de 1.300 millones a modernizar los trenes, mejorar las estaciones, suprimir pasos a nivel y optimizar los sistemas de información a los viajeros. La ministra indicó que el próximo mes de junio comenzará a prestarse servicio wifi gratuito en las estaciones de Cercanías, comenzando por las de Getafe, en Madrid, y Plaza de Cataluña, en Barcelona.

Tal y como reconocen en Fomento, 2015 será el año con más proyectos para Adif de los cuatro años que el PP lleva de legislatura. Cuando Ana Pastor aterrizó en Fomento tuvo que aplicar el bisturí debido a los recortes presupuestarios y a la elevada deuda que entonces tenía. De los 30.000 millones de euros que estaban previstos invertir el Gobierno de Mariano Rajoy lo rebajó a 12.000 millones e inició un plan para ingresar dinero de donde pudiera. Una de las primeras medidas fue licitar la red de fibra óptica y una segunda, rentabilizar todos los aparcamientos que tiene en toda España.

Mejora la situación

En tres años, la situación ha mejorado y, por ello. en Fomento están abriendo de nuevo la mano a Adif. Además, Rajoy quiere explotar todo lo que pueda el tema de las infraestructuras en las campañas electorales que se van a vivir a lo largo de 2015. Por eso, se ha anunciado el Plan de Cercanías y, de los proyectos del AVE, Rajoy quiere que estén casi todos acabados este año. El Ministerio de Fomento a través de Adif tiene previsto poner en servicio en 2015, unos 1.000 kilómetros nuevos de líneas AVE en diferentes tramos, con lo que la red alcanzaría los 4.000 kilómetros de longitud.

“El gestor de infraestructuras ferroviarias nada en tesorería”, dijo el director general de Programación Económica y Presupuestos del Ministerio de Fomento, Miguel Báscones, en unas jornadas celebradas sobre la Política económica y reactivación de la actividad de la construcción, celebradas en el Instituto de Estudios Fiscales de Madrid. El director general de Programación Económica y Presupuestos de Fomento, señaló ante representantes de Seopan, financieros y empresas del sector de la construcción, que el fondo de armario que dispone el organismo es “excelente”, gracias a los ingresos que recibe por la licitación de la fibra óptica y los aparcamientos y la emisión de bonos que lanzó en enero pasado de 600 millones de euros ampliable a 1.000 millones. Ahora mismo, Adif tiene en cartera 1.800 millones de euros en tesorería, “algo que no ha tenido nunca”, dijo Báscones durante su intervención.

En esas fechas, Fomento ya tenía preparado el plan de Cercanías que días después iba anunciar la ministra Ana Pastor y en el que Adif será el principal ejecutor de la inversión, ya que de los 1.257 millones que se van a invertir en tres años, 1.000 millones van a ser invertidos por el grupo que preside Gonzalo Ferre. El representante de Fomento admitió en dichas jornadas que “este año Adif se lo iba a gastar todo y más”. “No va a ser problema de dinero porque lo tiene. Si no ejecuta todas las obras que estás previstas, es por problemas técnicos”, recalcó.

Para 2015, Adif Alta Velocidad tiene programada una inversión pública para el desarrollo de líneas de alta velocidad en marcha de 3.561 millones, según se aprobó en los Presupuestos Generales del Estado. Hasta ahora, el gestor de infraestructuras se ha estado financiando con los recursos presupuestarios, con los fondos europeos que recibe y con el canon que cobra a Renfe por el uso de las infraestructuras ferroviarias.

El directivo de Fomento dibujó una situación del grupo ferroviario excelente, señalando que el grado de compromiso para este año en alta velocidad es cerrar todos los proyectos que están previstos y que, si no se ejecutan, no es por problema de financiación sino por cuestiones técnicas que impiden cerrar las obras. Báscones reconoció igualmente que los ajustes que se habían hecho se debieron a la fuerte deuda que arrastraba Adif, lo que obligó también a rebajar a 12.000 millones las inversiones frente a los 30.000 millones que el Gobierno de Zapatero tenía en cartera.

En este tiempo, Adif ha puesto en valor los activos no vinculados a la explotación ferroviaria para lograr así ingresos adicionales con que construir las líneas AVE y reducir gastos. Ha cedido, por ejemplo, a empresas privadas la gestión de los aparcamientos y la red de fibra óptica. Además, ha puesto en venta las estaciones que están en desuso. Hasta ahora, Adif se financiaba con los recursos presupuestarios, con fondos europeos y el canon que cobra a Renfe por el uso de la infraestructura ferroviaria.

Artículos relacionados