DESDE EL PARQUET

OHL, cuesta abajo y sin frenos

OHL ca­rece de ca­ta­li­za­dores en los úl­timos tiem­pos, pues sus res­pon­sa­bles no lo­gran dar car­pe­tazo a los temas de co­rrup­ción, según unos, y de la­men­table di­fa­ma­ción, según otros, que en­vuelven a su fi­lial me­xi­cana.

Y tampoco sus resultados del primer trimestre fueron bien recibidos, pues, aunque aumentaron los ingresos, cayó la rentabilidad.

Al parecer, las acciones de OHL México habían caído con fuerza, tras divulgarse nuevas grabaciones relativas a posibles intentos de sobornos a jueces, que condicionaron el miércoles la evolución de la matriz.

Así, al cierre de ayer, 27 de mayo (día en el que además el grupo celebró la junta de accionistas), sus acciones quedaron en 18,20 euros, con una caída en la jornada superior al 3% y de más de un 12% en la sesiones transcurridas de mayo, sin que las manifestaciones de rechazo absoluto a cualquier tipo de soborno o de corrupción, ni los avances realizados en materia de buen gobierno y responsabilidad social corporativa, lograran frenar su caída.

En el periodo comprendido entre enero y marzo, los ingresos crecieron a nivel interanual un 23%, el margen del Ebitda cayó desde el 37% hasta el 29%, el Ebitda descendió un 5% y el beneficio neto (49 millones) fue un 19% menor que un año atrás. Y, la deuda neta creció respecto a diciembre.

Con todo, el panorama que presenta su plan estratégico con un horizonte de 2020 es esperanzador. El objetivo es duplicar los ingresos hasta alcanzar 8.000 millones y un Ebitda de 2.000 millones, que implican crecimientos anuales respectivos del 14% y del 11%. Centrando su actividad en Canadá, EEUU, México, Colombia, Perú, Chile, República Checa y España, que generarán el 85% de su Ebitda, si bien mantendrá proyectos en países con potencial como Arabia, Australia y Nueva Zelanda.

Un sector del mercado considera interesantes las acciones de OHL a medio plazo, para las que barajan un precio objetivo en la banda comprendida entre 23 y 25 euros.

Artículos relacionados