News Links

Los mercados empiezan a descontar que Rajoy puede perder La Moncloa

‘La de­rrota en Andalucía des­pierta el temor a ser des­alo­jados en las elec­cio­nes’

Cospedal y Rajoy
Cospedal y Rajoy

El FMI acaba de avisar con mayor con­tun­dencia que nunca en su Perspectiva Económica Mundial de un largo, lar­guí­simo pe­riodo de es­caso cre­ci­miento, con el fardo de una in­gente deuda y una cre­ciente po­bla­ción de ter­cera edad. Y mien­tras, los mer­cados con­si­deran que España va bien y se fe­li­citan de que la ren­ta­bi­lidad de las Letras del Tesoro es ne­ga­tiva. Más aún: em­piezan a ver que Rajoy puede perder La Moncloa…, y no les im­porta.

Así lo registra, entre otros, Emese Bartha en The Wall Street Journal: ‘España entra en el club del interés negativo, tal cual’. Y cuenta la colocación de Letras a seis meses a una rentabilidad del -0,002% y a doce meses al 0,006%. Añade, como sorprendido: ‘Esto es todo un vuelco para España; el país estuvo en el centro de la crisis de deuda de la eurozona en sus horas más negras’ hace tres años. Subraya el contraste: ‘El éxito electoral del partido anti-austeridad Syriza en las elecciones griegas ha suscitado recientemente preocupación por si se repite lo mismo en España, pero eso no se está traduciendo en nervios en cuanto a la deuda’.

Por supuesto, el mérito inmediato se le adjudica al manguerazo por parte del BCE, pero el hecho es que España se suma a Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Irlanda y Austria en esa rentabilidad negativa como termómetro de confianza. También se le ponen medallas a la política de reformas de Rajoy, como señala Felix Herrmann, de DZ Bank, que puntualiza en Bloomberg que España es el segundo país de la periferia rescatado, como Irlanda, que ahora se permite el lujo del interés negativo: ‘El Gobierno español ha ido adelante con reformas y es estable’. El análisis de Bloomberg, firmado por María Tadeo, también destaca que la deuda pública española ha batido a la italiana.

En The Guardian, Ashifa Kassan es menos complaciente. Aunque reconoce los datos macro, hurga en el sufrimiento de la gente: ‘La estrategia electoral de Rajoy hasta ahora ha consistido en airear a bombo y platillo la recuperación económica, algo difícil de vender a los muchos españoles que siguen sufriendo los efectos de la crisis y los 150.000 millones de euros de recortes que ha decretado su Gobierno. Desde el 25% de españoles en paro a los muchos nuevos empleados que sobreviven con contratos precarios a jornada parcial, la brecha ha creado un terreno fértil para la subida del partido anti-austeridad Podemos’.

Tanto el corresponsal como el periódico han dado los últimos meses mucho aire a Podemos. Pero si el nuevo partido de ultraizquierda hacía sonar hasta hace poco las alarmas en el mundo del dinero, también parece que la inquietud se está reconduciendo tras las elecciones andaluzas y las encuestas que indican que ha tocado techo. Tampoco parece importar mucho que el PP pierda las elecciones generales a fin de año y que Rajoy tenga que abandonar La Moncloa. A los que más les importa es a los barones y cuadros del PP, como cuenta Tobias Buck en Financial Times.

Así titula este miércoles su crónica sobre la reunión de la Junta Directiva Nacional: ‘Mariano Rajoy trata de sofocar la agitación dentro del Partido Popular; la derrota en Andalucía despierta el temor a ser desalojados en las elecciones generales’. Buck se detiene a contar los votos perdidos, la desmoralización dentro del PP, la estrategia de Rajoy que sigue centrada nada más que en la recuperación económica, todo ello para chocar con el desencanto de los votantes con el partido del poder. Pero sobre todo, ahonda sin concretar en las peleas internas en el PP, con palabras como ‘inquietud’, ‘nerviosismo’ ‘malestar’, ‘reprimenda’, ‘riñas’…

También pone el acento en la relativa buena marcha de la economía, desde el dato del paro, hasta la subasta de deuda ayer, pero como si nada: ‘Las señales del fortalecimiento de la recuperación hasta ahora no han impresionado a los votantes’. Así las cosas, FT anticipa lo que puede ocurrir en este año electoral. No menciona a Podemos. Pero sí a Ciudadanos, ‘un partido centrista relativamente nuevo que está emergiendo como la principal amenaza electoral para el partido de Rajoy’.

Previsión tras el ‘pobre resultado’ en Andalucía: ‘Se ha desatado el temor en el partido de que el PP podría ser desalojado de los gobiernos regionales y locales el 24 de mayo, y luego en las generales’. Como si tal cosa.

Artículos relacionados