News Links

A Alemania le preocupa más la cohesión y competitivadad europea que Podemos

El fu­turo de Europa se con­vierte en el tren­ding topic del día

Ángela Merkel, canciller alemana
Ángela Merkel, canciller alemana

El to­do­po­de­roso mi­nistro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, no se ha puesto his­té­rico con Podemos. Lo con­firman Michelle Martin y Gernot Heller tras ha­blar con él: ‘Aunque los mo­vi­mientos po­pu­listas están com­ba­tiendo a los par­tidos tra­di­cio­nales en Francia, Gran Bretaña y España, eso “forma parte del de­bate de­mo­crá­tico” y deben ser res­pe­tados como ta­les, di­jo’. Pero sí le preo­cupa el hecho de que como en otros paí­ses, la con­fianza en el euro dentro de Alemania está ca­yendo.

Una especie de tensión con múltiples terminales sensoriales es la tónica en la prensa internacional ese martes. La entrevista de Martin y Heller a Schäuble para la agencia Reuters es uno de esos terminales. Sus declaraciones, más bien reflexiones, no se limitan a la cuestión de Grecia, sino que van más allá: al futuro de Europa como proyecto. Debe ser más competitiva en este mundo globalizado. Y para aumentar la competitividad debe estar más cohesionada. Y para eso todos tienen que sumar y cumplir sus compromisos.

Pero tal como están las cosas, comenta, ‘hay que ver el peligro sin duda alguna’ de que los alemanes se desinflen en su confianza en el euro. En realidad, los sondeos de estos últimos meses han constatado un bajón de entusiasmo no sólo en Alemania, sino en todos o casi todos los 19 países del euro, en especial en los más grandes.

Casi a la misma hora que Schäuble hablaba en su despacho de Berlín, su jefa Angela Merkel advertía en Budapest con frases algo más duras de que la eurozona está en la encrucijada porque parece que está aflojando en la adopción de medidas difíciles pero necesarias: ‘Sólo puede ser un proyecto político de éxito si es una buena moneda; el futuro de Europa todavía no se ha escrito’.

¿Es Grecia lo que quita el sueño? No sólo. Algunos titulares de hoy: ‘España siente las ondas nerviosas por Grecia’ (Ralph Atkins en Financial Times); ‘Primero Grecia y ahora España: ¿va Europa camino de un terremoto político?’ (Patrick Smith en The Fiscal Times); ‘A Europa le toca volver a la izquierda: hoy Grecia, ¿mañana España?’ (Robert Fuller en Russia Today); ‘España e Italia lastran los índices europeos en medio de los nervios por Grecia’ (Francesco Canepa en Reuters).

Entre otros análisis en torno a este momento de Europa, otro columnista de FT abre los ojos y mira más allá de Grecia y la quita de la deuda. El artículo de Gideon Rachman se titula ‘Fisuras peligrosas en el centro de Europa’ y comienza así: ‘Hay tres crisis que aquejan a Europa. Dos están en las fronteras de la UE: una belicosa Rusia y un Oriente Medio en implosión. La tercera emergencia está teniendo lugar dentro de la propia UE, donde se acumulan las tensiones políticas, económicas y diplomáticas’.

Rachman considera que todo se ha precipitado el mes pasado, con el ataque del terrorismo yihadista en París, el recrudecimiento de la violencia en Ucrania y la victoria de Syriza en las elecciones griegas. Además, cree que aunque cada una de esas tres crisis tiene raíces diferentes, ahora ‘están empezando a retroalimentarse unas con otras’.

Tras repasar cada uno de los riesgos, Rachman opina con pesimismo que todo parece indicar que Europa está en un momento de fractura, como en los años 30 del siglo pasado, entre las dos grandes guerras. Y tiene una cierta frase final inquietantemente amarga: ‘La moderna Europa tiene una resistencia económica y política, así como una base de riqueza, que no estaban ahí en los años 30. Da igual, la actual atmósfera en el continente es tan inestable e impredecible como nada que pueda recordar en mi vida adulta’.

Artículos relacionados