TENDENCIAS DEL DINERO

A Florentino Perez el fair play de la FIFA le sobra en ACS

Florentino Pérez, ACS, en Salvados
Florentino Pérez, ACS, sálvame.

A decir de la sa­bi­duría po­pu­lar, mu­chos em­pre­sa­rios sueñan con desa­rro­llar su ac­ti­vidad en un mer­cado oli­go­po­lis­tico en donde la com­pe­tencia no le obligue a forzar sus es­truc­turas pro­duc­tivas en busca del mejor pro­ducto al mejor precio para el con­su­midor y el día a día se en­carga de no des­mentir el afo­rismo.

Recientemente, el regulador encargado de velar porque se respeten las reglas básicas de la competencia -la CNMC- destapaba el frasco de las esencias y hacia pública una resolución que dejaba con las vergüenzas al aire al conocido ya como “cártel de la basura”, colectivo de empresas, muchas de ellos pertenecientes al selectivo Ibex 35 que, si no lo remedian los tribunales de Justicia, deberán hacer frente a una sanción de 98,2 millones de euros.

Las razones de tan abultados castigos, que afectan a un total de 39 empresas, son el haber estado operando secretamente en contra de los más elementales principios de la Ley, generando pactos colusorios y repartiéndose los contratos de sus clientes, principalmente los grandes ayuntamientos. En resumen, que no eran partidarias de la conocida como economía de mercado y por ello decidieron repartirse el mismo, hasta el extremo de que sus prácticas incluían la adopción de medidas correctoras para aquellas compañías novatas que se incorporaban a este tipo de contratación pública. Todo muy ejemplarizante.

La sanción supuestamente va a modificar los malos hábitos de las constructoras que han encontrado en la gestión de residuos y el saneamiento urbano un pilar fundamental de su negocio, una vez que el sector de la construcción y la obra pública entraron en parálisis total como consecuencia de la crisis de 2008.

De la noticia, propagada masivamente por los medios de comunicación, llama la atención dos cosas: que la CNMC tiene acreditados un total de 28 cárteles en España y que una de las empresas pilladas in fraganti es ACS, presidida por el presidente del Real Madrid, Florentino Perez, a quien se le suele exigir, como presidente del club blanco, más fair play en tanto en cuanto el slogan se ha convertido en emblema de la FIFA.

Sin embargo, lejos de actuar con el juego limpio requerido, resulta que en la misma semana la primer compañía española del sector recibía la notificación del Juzgado de Primera Instancia de Vinaroz por el cual se imputaba a 18 personas por el caso Castor, entre las que figuran los representantes del consejo de la compañía promotora, propiedad de ACS y Escal.

Los motivos de tan drástica medida judicial no es otra que la gigantesca chapuza llevada a cabo en el almacén de gas submarino frente a las costas de Castellón y que tuvo que ser paralizado tras desencadenar una serie de terremotos costeros como consecuencia de no haber realizado las pruebas necesarias para haber prevenido los resultados.

Pese a todo, a ACS le sobró tiempo para cobrar las indemnizaciones que según parece le correspondían por el trabajo mal hecho que una de sus empresas llevó a cabo y por el que, al menos cuatro directivos de ACS se van a sentar en el banquillo.

** ¿Apreciación del dólar o depreciación del euro?**

A finales de la pasada semana en los mercados financieros de Nueva York, un dólar se cambiaba a 0,8786 euros, mientras que por un euro se pagaban 1,1382 dólares. Hoy el euro cotiza en mínimos de más de ocho años frente al dólar y las previsiones apuntan a que esta tendencia se mantendrá, con la moneda norteamericana escalando posiciones mientras la divisa única se debilita.

Al día de hoy, el dólar se ha apreciado un 18% entre el tipo de cambio medio de 2014 y el actual y se espera que la tendencia continúe hasta el 1,1 €/$ y si se confirma que la Fed sube tipos en junio o julio, muchos creen firmemente que se podría ver la paridad, aunque si bien es cierto que por Paridad Poder Adquisitivo (PPA) el nivel de equilibrio es del 1,2, también lo era cuando el cambio estaba al 1.4. Los mercados rara vez se detienen en sus niveles de valoración teórica.

Desde su puesta en circulación, se estableció un precio dólar/euro de uno a uno, la paridad perfecta, pero pronto empezaron las fluctuaciones, tomando al principio el precio del dólar una clara ventaja respecto al euro.

El anuncio del BCE de un ambicioso plan de compra de activos públicos y privados ha provocado una pronunciada depreciación del euro frente al dólar, que ha llevado a la moneda europea a perder los 1,12 dólares por primera vez desde septiembre de 2003.

Esta apreciación del dólar tiene una lectura positiva para la economía española en tanto en cuanto las exportaciones consiguen un mayor grado de competitividad, las importaciones se encarecen y las empresas que están directamente en los mercados de divisas obtienen mayores beneficios operativos, si bien es cierto que ese beneficio dependerá de cómo estén financiadas las actividades y activos en esos países y de si el riesgo de moneda está cubierto.

En cualquier caso, los analistas de referencia en esta materia argumentan que a EE UU no le conviene la paridad porque toda su industria exportadora y la mayoría de las facturaciones mundiales siguen siendo en dólares y eso haría menos competitivos sus productos ante las empresas de otros países.

Artículos relacionados